Nuevatribuna

MUJERES EN LA HISTORIA

Rosa Parks, una valiente

LA DISCRIMINACIÓN RACIAL

Tras la guerra civil entre el Norte y el Sur, el gobierno federal de los Estados Unidos trató de extender la igualdad a toda la población afroamericana. En el año 1865 se aprueba la 13ª Enmienda a la Constitución, que prohibía la esclavitud, seguida de la 14ª Enmienda del año 1868, que otorgaba la ciudadanía norteamericana de forma automática a cualquier persona nacida dentro de las fronteras del país o que hubiera pasado por un proceso de naturalización, y ofrecía idéntica protección de las leyes para todos los ciudadanos.

Se promulga la 15ª Enmienda en el año 1870, que garantizaba el derecho al voto a todos los ciudadanos, independientemente de su raza.

Durante la postguerra civil, las tropas del norte ocuparon el sur y obligaron a que estas enmiendas se cumplieran. Los negros empezaron a ascender en la escala social, llegando incluso a cargos políticos.

El compromiso del año 1877 entre el norte y el sur llevó al presidente Rutherford Hayes a que las tropas del norte se retiraran. El esfuerzo del presidente por borrar los agravios de la guerra de Secesión y por establecer una paz sobre el respeto al derecho y costumbres sureñas, para reconstruir el país, pero permitió, la persistencia del racismo y la discriminación tradicionales.

rosa-parks-11

Fotos de la segregación racial en EEUU

Veamos el ejemplo de Homer Plessy, que era negro en una octava parte. Éste desafió una ley del Estado de Louisiana, del año 1890, que obligaba a la separación de negros y blancos en los trenes, sentándose en un lugar designado para blancos. Plessy fue arrestado y condenado, pese a sus 7/8 partes blancas, la sentencia legitimó el proceso de discriminación racial iniciado unos años antes.

Su esfuerzo por mantener separadas legalmente a las poblaciones blanca y negra convirtió al Sur en una sociedad estructurada en castas.

A los afroamericanos no se les permitía compartir un taxi con blancos o utilizar la misma entrada para acceder a un edificio público. Tenían servicios separados, iban a diferentes escuelas, eran enterrados en cementerios distintos. Se les excluían de bibliotecas públicas y restaurantes. En muchos parques colgaban letreros que decían “Prohibido el paso a negros y a perros”.

Los negros debían apartarse para dejar pasar a los blancos, y a los hombres negros se les prohibía mirar a los ojos a una mujer blanca. Los blancos debían recibir el tratamiento de Mr, Miss o Mrs, mientras que los blancos tuteaban a los negros.

Esta discriminación incluía una separación socioeconómica, que confinaba a la gente de color a empleos precarios, no cualificados. El derecho constitucional al voto se negó también a los afroamericanos empleando algunas argucias como “la cláusula del abuelo” que permitía votar sólo a quienes ya lo hubieran hecho antes de la guerra civil.

Para mantener este estado de segregación, los gobiernos del sur no tuvieron escrúpulos en recurrir a la violencia física y a castigar brutalmente cualquier incumplimiento de las normas impuestas. Durante las últimas décadas del siglo XIX y el inicio del siglo XX, miles de negros fueron impunemente linchados por grupos de blancos, a veces con la colaboración de la propia policía.

rosa-parks-10

Fotos de la segregación racial en EEUU

Esta situación de discriminación racial continuaba sin apenas modificaciones hace cincuenta años, cuando Rosa Parks se negó a ceder su asiento.

A finales del siglo XIX, los antiguos estados confederados habían adoptado nuevas constituciones y leyes electorales que efectivamente privaban a los votantes negros y, en Alabama, también a muchos votantes blancos pobres. 

Bajo las leyes establecidas por los blancos con la denominada ley Jim Crow, aprobadas después de que los demócratas recuperaron el control de las legislaturas del sur, se impuso la segregación racial en instalaciones públicas y tiendas minoristas en el sur, incluido el transporte público. 

LA HISTORIA DE ROSA PARKS

Rosa Parks nace en Tuskegee, en el Estado de Alabama, el cuatro de febrero de 1913. Era hija de un matrimonio formado por el carpintero James McCauley y la maestra Leona Edwards. Tenía ascendencia africana, nativo americana, escocesa e irlandesa. Estudió en la escuela industrial Montgomery Industrial School for Girls y en el colegio para maestros Alabama State Teachers College.

Ella era de ascendencia Cherokee - Creek con una de sus bisabuelas que había sido una esclava nativa americana. Además, ella tenía un bisabuelo escocés-irlandés. De pequeña tuvo mala salud.

Cuando sus padres se separaron, se trasladó con su madre a Pine Level, a las afueras de la capital del Estado, Montgomery. Creció en una granja con sus abuelos maternos, su madre y su hermano menor Sylvester. Todos ellos eran miembros de la Iglesia Episcopal Metodista Africana, que había nacido en los inicios del siglo XIX, fundada por negros libres en Filadelfia, Pensilvania.

Rosa asistió a escuelas rurales hasta la edad de once años. Como estudiante de la Escuela Industrial para Niñas en Montgomery, tomó cursos académicos y vocacionales. Fue a una escuela de laboratorio establecida por la Escuela de Maestros del Estado de Alabama para negros en educación secundaria, pero la abandonó para cuidar a su abuela y luego a su madre, después de que estos enfermaran.

Rosa se casó con Raymond Parks en el año 1932, era barbero de Montgomery. Era miembro de la Asociación Nacional, que en ese momento estaba recolectando dinero para apoyar la defensa de los Scottsboro Boys, un grupo de hombres negros acusados ​​falsamente de violar a dos mujeres blancas. 

El matrimonio vivía en una época, en que la segregación de las personas por raza, sobre todo a los negros, tenía una gran importancia en la mayor parte de los Estados del sur estadounidense. De hecho, la segregación no era solo social, sino que estaba refrendada por las leyes.

Estas experiencias hicieron nacer en ella el deseo de enfrentarse a aquella injusticia. Desde su adolescencia había librado pequeñas rebeldías. Prefería subir las escaleras de un edificio, antes que entrar en un ascensor para “sólo negros”. Pasaba sed por no beber en la fuente que solamente utilizaban “las personas de color”.

Rosa realizó numerosos trabajos, desde trabajadora doméstica hasta asistente de hospital. A instancias de su esposo, ella terminó sus estudios secundarios en el año1933, en un momento, en que menos del 7% de los afroamericanos tenía un diploma de escuela secundaria.

En diciembre de 1943, Rosa se convirtió en miembro activo del movimiento por los derechos civiles, se unió al capítulo de la Asociación Nacional de Montgomery y fue elegida secretario, en un momento, en que esto se consideraba un trabajo de mujeres. Más tarde dijo: “Yo era la única mujer allí, y necesitaban una secretaria, y era demasiado tímida para decir que no”. 

Continuó como secretaria hasta el año 1957. Trabajó para el líder local de la Asociación Nacional, Edgar Nixon, aunque éste pensaba que “las mujeres no necesitan estar en ninguna parte sino en la cocina”. Cuando Rosa preguntó: “Bueno, ¿qué hay de mí?”. Él respondió: “Necesito una secretaria y usted es buena”.

En el año 1944, en su calidad de secretaria, investigó la violación en grupo de Recy Taylor, una mujer negra de Abbeville, en el Estado de Alabama. Rosa y otros activistas de los derechos civiles organizaron “El Comité para la Igualdad de Justicia para la Sra. Recy Taylor”, lanzando lo que el Defensor de Chicago llamó “la campaña más fuerte para que se vea la justicia igual en una década”. 

rosa-parks-9

Segregación racial en EEUU

En la década de 1940, Rosa y su esposo eran miembros de la Liga de Votantes. Poco después del año 1944, tuvo un breve trabajo en la Base de la Fuerza Aérea Maxwell, a pesar de su ubicación en Montgomery. No se permitía la segregación racial porque era propiedad federal. 

Trabajó como ama de llaves y costurera para Clifford y Virginia Durr, una pareja blanca. Políticamente eran liberales, los Durr se convirtieron en sus amigos. 

Alentaron, y eventualmente ayudaron a Rosa en el verano de 1955, para que asistiera a la Highlander Folk School, un centro de educación para el activismo en los derechos de los trabajadores y la igualdad racial en Monteagle, Tennessee. 

Allí, fue asesorado por la veterana organizadora Septima Clark. En el año 1945, a pesar de las leyes de Jim Crow y la discriminación de los registradores, logró registrarse para votar en su tercer intento. 

En agosto de 1955, el adolescente negro Emmett Till fue brutalmente asesinado por haber coqueteado con una joven blanca mientras visitaba a familiares en Mississippi. 

El orador principal en su entierro fue TRM Howard, un líder negro de los derechos civiles de Mississippi que encabezó el Consejo Regional de Liderazgo Negro. Howard trajo noticias de la reciente absolución de los dos hombres que habían asesinado a Till. 

Rosa estaba profundamente triste y enojada por la noticia, particularmente porque el caso de Till había atraído mucha más atención, que cualquiera de los casos, en los que ella y la Asociación Nacional de Montgomery habían trabajado, y aún así, los dos hombres seguían libres.

En el año 1900, la ciudad de Montgomery había aprobado una ordenanza para segregar a los pasajeros de los autobuses por raza. Los conductores estaban facultados para asignar asientos para lograr ese objetivo. De acuerdo con la ley, a un pasajero negro se le requeriría moverse o dejar su asiento si no había otros asientos disponibles. Sin embargo, con el paso del tiempo y según la costumbre, los conductores de autobuses de Montgomery adoptaron la práctica de exigir que los pasajeros negros se movieran cuando no quedaban asientos solo para blancos.

rosa-parks-8

Rosa Parks

El transporte escolar en autobús no estaba disponible para los escolares negros en el Sur, y la educación para los negros siempre carecía de fondos suficientes.

Rosa recordaba haber ido a la escuela primaria en Pine Level, donde los autobuses escolares llevaban a los estudiantes blancos a su nueva escuela y los negros tenían que caminar a la suya.

Veía pasear el autobús todos los días. Pero para mí, esa era una forma de vida; No teníamos más remedio que aceptar, lo que era la costumbre. El autobús fue una de las primeras formas en que me di cuenta de que había un mundo negro y un mundo blanco.

Cuando el Ku Klux Klan marchó por la calle frente a su casa, Rosa recuerda a su abuelo que custodiaba la puerta principal con una escopeta. La Escuela Industrial de Montgomery, fundada y atendida por norteños blancos para niños negros, fue incendiada dos veces por incendiarios. Su facultad fue excluida por la comunidad blanca.

Acosada repetidamente por niños blancos en su vecindario, a menudo se defendía físicamente. Luego dijo: “Por lo que recuerdo, nunca pude pensar en términos de aceptar el abuso físico sin alguna forma de represalia si es posible”. 

Las primeras cuatro filas de asientos en cada autobús de Montgomery estaban reservadas para los blancos. Los autobuses tenían secciones “coloreadas” para personas negras generalmente en la parte trasera del autobús, aunque los negros compusieron más del 75% de la cantidad de pasajeros. Las secciones no fueron fijas, pero se determinaron mediante la colocación de un signo móvil. 

Los negros podían sentarse en las filas del medio hasta que la sección blanca se llenara. Si más blancos necesitaban asientos, los negros debían moverse a los asientos en la parte trasera, ponerse de pie o, si no había espacio, dejar el autobús. Los negros no podían sentarse al otro lado del pasillo en la misma fila que los blancos. 

El conductor podría mover el letrero de la sección "coloreada" o eliminarlo por completo. Si los blancos habían llenado la parte delantera del autobús, los negros tenían que entrar por la parte delantera para pagar el billete, para luego descender del mismo y volver a entrar por la puerta trasera.

rosa-parks-7

Durante años, la comunidad negra se había quejado de que la situación era injusta. Rosa dijo: “Mi resistencia a ser maltratada en el autobús no comenzó con ese arresto en particular. Caminé mucho en Montgomery”. 

Un día del año 1943, Rosa subió al autobús y pagó el billete. Luego se trasladó a su asiento, pero el conductor James F. Blake le dijo que siguiera las reglas de la ciudad y que volviera a subir al autobús por la puerta trasera. Cuando salió del vehículo para subir por la puerta trasera, el conductor se marchó sin ella. Rosa esperó el próximo autobús y había decidió no volver a viajar con el conductor Blake.

El 27 de noviembre de 1955, Rosa asistió a una reunión masiva en la Iglesia Bautista Dexter Avenue en Montgomery que abordó este caso, así como los asesinatos recientes del activista George W. Lee y Lamar Smith. 

Cuatro días después, Rosa pagó su billete y se sentó en un asiento vacío en la primera fila de asientos traseros reservados para los negros en la sección de “color”. Su fila estaba directamente detrás de los diez asientos reservados para pasajeros blancos. 

Inicialmente, no se dio cuenta de que el conductor del autobús era el mismo hombre, James F. Blake, que la había dejado bajo la lluvia en 1943. El autobús realiza su ruta regular, pero todos los asientos de color blanco del autobús estaban ya ocupados. 

rosa-parks-6

El autobús llegó a la tercera parada frente al Empire Theatre, y varios pasajeros blancos subieron al autobús. Blake vio que dos o tres pasajeros blancos estaban de pie, ya que la parte delantera del autobús se había llenado al máximo. Movió el “color” signo de la sección detrás de Rosa y exigió que cuatro personas negras abandonen sus asientos en la sección central, para que los pasajeros blancos pudieran sentarse.

Rosa dijo: "Cuando el conductor blanco dio un paso hacia nosotros, cuando agitó la mano y nos ordenó que nos levantáramos y nos levantáramos de nuestros asientos, sentí que una determinación cubría mi cuerpo como un edredón como en una noche de invierno".

El conductor dijo: "Será mejor que se aclaren y dejen que ocupen esos asientos". Tres de ellos cumplieron. Rosa dijo: “El conductor quería que nos pusiéramos de pie, los cuatro. No nos movimos al principio”, pero el conductor dice: “Déjame tener estos asientos. Y las otras tres personas se movieron, pero yo no lo hice”. El hombre negro que estaba sentado a su lado renunció a su asiento.

Ella se movió, pero hacia el asiento de la ventana. En consecuencia, no se levantó para moverse a la rediseñada sección de color.

Cuando Rosa se negó a renunciar a su asiento, un oficial de policía la arrestó. Cuando el oficial se la llevó, ella recordó que preguntó:

¿Por qué nos empujas?

“No lo sé, pero la ley es la ley, y usted está bajo arresto”. Más tarde dijo: “Solo sabía que, mientras me arrestaban, era la última vez que cabalgaría en una humillación de este tipo... ”.

Fue acusada de una violación de la ley de segregación del Capítulo 6, Sección 11 del código de la ciudad de Montgomery, aunque técnicamente no había tomado asiento solo para blancos; ella había estado en una sección de color. Edgar Nixon, presidente del capítulo de Montgomery de la Asociación Nacional, y su amigo Clifford Durr sacaron a Rosa de la cárcel esa noche.

rosa-parks-5

Nixon conversó con Jo Ann Robinson, profesora de Alabama State College y miembro del Consejo Político de Mujeres sobre el caso de Rosa. 

Robinson creía que era importante aprovechar la oportunidad y se quedó despierto toda la noche haciendo más de 35.000 folletos anunciando un boicot a los autobuses. La Asociación Nacional los distribuyó al día siguiente. El prospecto decía:

“Estamos...  pidiéndole a todos los negros que permanezcan fuera de los autobuses el lunes en protesta por el arresto y el juicio...  Puedes permitirte permanecer fuera de la escuela por un día. Si trabajas, toma un taxi, o camina. Pero, por favor, niños y adultos, no suban en el autobús el lunes. Por favor, manténgase fuera de los autobuses el lunes”.

El Consejo Político de Mujeres fue el primer grupo en respaldar oficialmente el boicot. Se anunciaron planes para el boicot de autobuses de Montgomery en las iglesias negras de la zona, y un artículo de primera plana en el Montgomery Advertiser ayudó a difundir la noticia. 

Esa noche, en un mitin de la iglesia, los asistentes acordaron por unanimidad continuar con el boicot hasta que fueron tratados con el nivel de cortesía que esperaban, hasta que se contrataran a conductores negros y los asientos del autobús se manejaran por orden de llegada..

Al día siguiente, Rosa fue juzgada por conducta desordenada y violación de una ordenanza local. El juicio duró treinta minutos. Después de ser declarada culpable y multada con diez dólares, más cuatro dólares en costas judiciales. Apeló su condena y desafió formalmente la legalidad de la segregación racial.

rosa-parks-4

La comunidad negra perseveró en su boicot. Algunos viajaban en autos compartidos, mientras que otros viajaban en taxis operados por negros que cobraban la misma tarifa que el autobús, diez centavos. La mayor parte del resto de los 40.000 viajeros negros caminaron, algunos hasta treinta kilómetros.

Esa noche, después del éxito del boicot de un día, un grupo de 16 a 18 personas se reunieron en el monte. Zion AME Zion Church para discutir estrategias de boicot. El grupo acordó que se necesitaba una nueva organización para liderar el esfuerzo de boicot si continuaba. 

El Reverendo Ralph Abernathy sugirió el nombre Montgomery Improvement Association”. Sus miembros eligieron como su presidente a Martin Luther King, Jr. un recién llegado a Montgomery, que era un joven y desconocido ministro de la Iglesia Bautista de la Avenida Dexter.

Rosa fue considerada la demandante ideal para un caso de prueba contra las leyes de segregación de la ciudad y el Estado, ya que se la consideraba una mujer madura y responsable con una buena reputación. Estaba casada y empleada de manera segura, se consideraba que poseía un comportamiento tranquilo y digno, y era políticamente inteligente. 

King dijo que Rosa era considerada como “uno de los mejores ciudadanos de Montgomery, no uno de los mejores ciudadanos negros, sino uno de los mejores ciudadanos de Montgomery”.

El caso de Rosa se estaba alargando con apelaciones a través de los tribunales de Alabama en su camino a una apelación federal y el proceso podría haber durado años. Mantener un boicot durante ese período de tiempo hubiera provocado una gran tensión.

Sin embargo, los residentes negros de Montgomery continuaron el boicot durante 381 días. Docenas de autobuses públicos estuvieron inactivos durante meses, dañando gravemente las finanzas de la compañía de tránsito de autobuses. Al final, la ciudad revocó su ley que exige la segregación en los autobuses públicos luego de la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU.

rosa-parks-3

El acto de desafío de Rosa y el boicot de autobuses de Montgomery se convirtieron en símbolos importantes del movimiento. Se convirtió en un ícono internacional de resistencia a la segregación racial. 

Rosa organizó y colaboró ​​con líderes de derechos civiles, incluido Edgar Nixon, presidente de la sección local de la Asociación Nacional y Martin Luther King que ganó prominencia nacional en el movimiento por los derechos civiles y ganó un Premio Nobel de la Paz. 

Rosa se convirtió en un icono del movimiento de los derechos civiles. Abandonó Montgomery y se fue a vivir a Detroit a principios de la década de 1960 donde consiguió empleo con el representante afroamericano John Convers del Partido Demócrata desde 1965 hasta 1988.

También participó activamente en el movimiento Black Power y en el apoyo de los derechos políticos en los Estados Unidos.

Todas estas actuaciones contra la segregación racial eran respondidas con violencia. Sin embargo, la publicidad mediática que recibían ejercía una gran presión sobre el Gobierno Central para que éste tomara medidas y suscitaba la simpatía hacia el movimiento en el norte de los Estados Unidos.

La brutalidad con que las autoridades reprimieron una campaña en el año 1963, en Birmingham, en la que llegaron a soltar perros o barrieron a los estudiantes de secundaria con potentes mangueras de agua. El asesinato de tres trabajadores por los derechos civiles en Mississippi, en el verano de 1964 a manos del Ku Klux Klan.

Como consecuencia de estos hechos, se convoca una marcha sobre Washington en el año 1963, en el que unos 250.000 manifestantes se reunieron delante de la estatua de Abraham Lincoln para escuchar el famoso discurso de Martin Luther King “I have a Dream”, que llevaron a la administración del demócrata Lyndon B. Johnson a promulgar en el año 1964, el Acta de Derechos Civiles, que ilegalizaba la discriminación en instituciones públicas, en el gobierno o en puestos de trabajo.

rosa-parks-2

Se aprobó, en el año 1965, la ley de los Derechos de Voto, que prohibía cualquier test o argucia legal que impidiese el registro para el voto a los miembros de la población negra.

Martin Luther King fue asesinado tres años más tarde, en el año 1968, sospechándose, que se trató de un complot gestado por el FBI. Eran los momentos en el que su doctrina de integración pacífica comenzaba a suscitar muchas dudas entre la comunidad negra.

Las doctrinas violentas, nacionalistas y separatistas respecto a los blancos, sostenidas por líderes como Malcolm X o Stokeley Carmichael, iban calando cada vez más entre los jóvenes. Se fundó, en el año 1966, el Movimiento de las Panteras Negras y cuando fue asesinado Martin Luther King, lo que se había puesto de moda era el Black Power.

Después de una vida de batallar contra el racismo, recibió la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos en el año 1999. Después de la jubilación, Rosa escribió su autobiografía y continuó insistiendo en que la lucha por la justicia no había terminado y que había más trabajo por hacer. En sus últimos años, sufrió de demencia.

Rosa murió a la edad de 92 años el veinticuatro de octubre de 2005 a consecuencia de un infarto de miocardio, en la casa de retiro en la que pasó sus últimos años.

Sus restos fueron honrados en la Rotonda del Capitolio, convirtiéndose en la primera mujer y la segunda persona afroamericana en recibir este honor. El Congreso de los Estados Unidos la definido como "la primera dama de los derechos civiles" y "la madre del movimiento por la libertad". 

rosa-parks-1

Desempeñó un papel importante en la sensibilización internacional sobre la difícil situación de los afroamericanos y la lucha por los derechos civiles. King escribió en su libro Stride Toward Freedom, de 1958, que el arresto de Rosa fue el catalizador más que la causa de la protesta: “La causa se encuentra en el historial de injusticias similares”. 

Escribió: "En realidad, nadie puede entender la acción de Rosa a menos que se dé cuenta de que finalmente la capacidad de resistencia se acaba, y la personalidad humana grita: 'No puedo soportarlo más'". 

Los funcionarios de la ciudad en Montgomery y Detroit anunciaron el 27 de octubre de 2005, que los asientos delanteros de los autobuses de la ciudad se reservarían con cintas negras en honor de Parks hasta su funeral.

El ataúd de Parks fue trasladado a Montgomery y llevado en un coche fúnebre a la iglesia episcopal metodista africana de San Pablo, donde descansó en el altar el 29 de octubre de 2005, vestido con el uniforme de una diacona de la iglesia.

Una de las oradoras, la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, dijo que si no hubiera sido por Rosa, probablemente nunca se hubiera convertido en la Secretaria de Estado. Por la tarde el cofre fue transportado a Washington, DC y transportado por un autobús similar al que ella hizo su protesta, para hacer honor en la rotonda del Capitolio de los Estados Unidos.