Martes 18.06.2019
PARA INVESTIGAR LOS CRíMENES DEL FRANQUISMO

La ONU pide dejar sin efecto la Ley de Amnistía para que los crímenes del franquismo puedan ser investigados

El Relator Especial de Naciones Unidas, Pablo de Greiff, ha alertado de la "incompatibilidad" entre los efectos de la Ley de Amnistía de 1977 y los compromisos internacionales adquiridos por España.

El Relator Especial para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición de la ONU, Pablo de Greiff, ha urgido a España a incrementar los recursos que se destinan a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, a dejar sin efecto la Ley de Amnistía de 1977 para que los crímenes puedan ser investigados y a "reconsiderar" el Valle de los Caídos porque no se trata de un asunto de "política partidista".

Durante la presentación de las observaciones preliminares de su visita oficial a España, el relator de Naciones Unidas ha defendido que las peticiones de las víctimas no pueden tacharse de "desmedidas" y ha abogado por establecer una "política de Estado" para que las iniciativas tengan una estabilidad sin depender del "vaivén de los resultados electorales".

"Es especialmente sorprendente observar que no se haya hecho más en favor de los derechos de las víctimas", ha expuesto De Greiff, que ha instado a poner el centro de este debate "por encima de consideraciones políticas". "No son asuntos de política partidista, de redimir programas políticos particulares, sino de principios y derechos generales que conciernen a todos", ha remachado.

El relator de Naciones Unidas ha comenzado su intervención en rueda de prensa destacando la "distancia" y la "notable brecha" abierta entre las posiciones del Estado y de las víctimas y, dada la avanzada edad de éstas últimas, ha pedido de las autoridades españolas un "compromiso decidido, determinado y prioritario para dar vigencia plena a los derechos a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición".

Tras advertir que las instituciones ponen a prueba su fortaleza al gestionar temas "complejos e incómodos" y no al dejarlos de lado, Pablo de Greiff ha alertado de la "incompatibilidad" entre los efectos de la Ley de Amnistía de 1977 y los compromisos internacionales adquiridos por España. "La ley acabó cumpliendo las funciones de una ley de punto final en tanto que se ha utilizado para archivar prácticamente la totalidad de los casos que llegan ante los jueces", ha agregado.

El relator de Naciones Unidas ha puesto el foco en la importancia de que las víctimas accedan a la Justicia, al tiempo que ha expresado su "preocupación" por la proposición de ley presentada por el PP en el Congreso que recorta la Justicia Universal. De salir adelante, ha advertido, sería contraria a las recomendaciones del Comité contra la Tortura y al Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas de la ONU.

En este sentido, se ha mostrado preocupado por la negativa de la Fiscalía de la Audiencia Nacional a extraditar a investigados en Argentina, como Juan Antonio González Pachecho, 'Billy El Niño', y también "sorprendido" por que la Fiscalía del Tribunal Constitucional haya evitado que fije doctrina sobre las desapariciones de la Guerra Civil y el franquismo.

Además, ha recordado la "indignación" de las víctimas ante las placas conmemorativas e insignias de altos cargos de la dictadura que permanecen en las calles españolas.

En cuanto al Valle de los Caídos, ha sugerido "contextualizarlo en favor de la promoción de la verdad y la memoria con una función preventiva". "No hay nada en el sitio que proporcione algún tipo de información o señalización acerca de la forma en que fue construido y considero que merece reconsideración", ha añadido.

Por otra parte, de Greiff ha advertido de que la información sobre la Guerra Civil no es completa y está "sumamente dispersa". A esto se suman, las quejas sobre la falta de actualización del Mapa de Fosas y los "recortes severísimos" que han sufrido los proyectos. "No es una exageración decir que con respecto al pilar de la verdad en relación no se estableció nunca una política de Estado", ha remachado.

Después de precisar que la Ley de Memoria Histórica no soluciona el problema de la fragmentación, De Greiff ha ahondado en que algunos archivos judiciales, militares y del Ministerio de Exteriores clasifican la información como confidencial e impiden el acceso a los familiares.

Ha citado igualmente el "recorte total" de subvenciones por la "renuencia" del Estado a asumir responsabilidades en este tema y la "privatización de las exhumaciones".

El relator de la ONU ha abogado por ampliar la cobertura de los programas de reparación para incluir a víctimas que han sido excluidas, como algunas categorías de presos o detenidos en campos de concentración, y ha mostrado su sorpresa por que solo se hayan extendido 1.576 declaraciones de Reparación y Reconocimiento Personal. De Greiff presentará su informe final el próximo septiembre ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

Comentarios