Jueves 27.06.2019

Queremos más mujeres en ciencias y en la ingeniería

Desde hace algunos años se está presentado en los países desarrollados una importante disminución del interés de los jóvenes por las carreras de ciencias e ingeniería; este fenómeno ha comenzado a presentarse también en países de América Latina.

Las mujeres representan el 52 por ciento de la población mundial, pero parecen no inclinarse por las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, manteniéndose como un reducto mayoritariamente masculino; protagonizan menos del 20% de las matrículas universitarias, no obstante la tendencia histórica se ha ido revirtiendo y cada vez más aumenta la participación femenina, especialmente en algunas especialidades de las ingenierías.

Como es concebido, desde hace algunos años se está presentado en los países desarrollados una importante disminución del interés de los jóvenes por las carreras de ciencias e ingeniería; este fenómeno ha comenzado a presentarse también en países de América Latina e Iberoamérica.

Actualmente en Perú, más de 25 mil mujeres están relacionadas a la ciencia, tecnología e innovación tecnológica, en el último año, se incrementó en un 50% el número de mujeres profesionales dedicadas a las actividades de ciencia, tecnología e innovación- CTI, hay un total de 2,191 mujeres relacionadas a la CTI, de 12,541 que había a inicios del 2016. El total de profesionales inscritos es de 71,946 a la fecha. (CONCYTEC, 2017).

Brecha

En Iberoamérica, apenas el 25% del total de profesionales en rubro de tecnologías de la información son mujeres, y apenas el 16% se encuentran en cargo de alta dirección en las empresas. Si hablamos del Perú estos porcentajes son menos alentadores; en cuanto al número de investigadoras en ingeniería la brecha se amplía, por cada ingeniera investigadora hay 4. 2 ingenieros.
En el país, si bien en las matrículas de los estudiantes universitarios, se ha presentado un notable incremento, estas cifras no son importantes comparadas con otros países. La situación no es diferente; en los últimos 10 años los bachilleratos otorgados a las carreras de ciencias sociales y naturales, corresponden al 59%, mientras que solo el 21% a las ingenierías; estas cifras contrastan con lo que ocurre en algunos países industrializados, como por ejemplo en EEUU, durante la última década ha otorgado el 52% de grados académicos en ciencia e ingeniería y solamente 8% en el área de ciencias sociales.

Opciones y oportunidades

Indiferentemente, tanto para hombres y mujeres, es preciso indicar, que en el Perú, las especialidades con mayor demanda laboral son: Ingeniería Civil (por el aumento de construcciones), Informática, Electrónica e Industrial. Educación, Medicina, Psicología, Administración, Turismo y Gastronomía también son especialidades en las que hay trabajo. Educación y Medicina son carrera con demasiados profesionales; sin embargo, las oportunidades laborales para ellos están en el interior del país. Según estudios realizados por la Universidad del Pacífico, se ha determinado que la carrera profesional de Ingeniería Civil se ha convertido en la profesión más rentable del Perú, es decir, la mejor pagada de nuestro mercado laboral (en promedio se gana S/. 4,109 soles mensuales); en segundo lugar está Ingeniería Geológica, cuyos profesionales perciben en promedio 3,980 soles mensuales.

Desafíos

  • En cuanto a la promoción de la ciencia y la tecnología, y particularmente de las ingenierías, conviene focalizar el desarrollo de conferencias, exposiciones, ferias, premiaciones y otros eventos, con el objeto de informar sobre los estudios técnicos a las alumnas de Educación Secundaria, a través de imágenes positivas y atractivas de la profesión.
  • Promocionar desde la Educación Inicial los Clubes de Ciencia y Ferias científico- tecnológicas que coadyuven y propicien la inclinación de las niñas y adolescentes en la ciencia e ingeniería.
  • Desarrollar actividades de superación técnico-científica a través de cursos de actualización u otras vías, en temas de interés profesional en la región, así como desarrollar proyectos multidisciplinarios, multinacionales y regionales, en temas de ingeniería.
  • Apoyar e impulsar la asociatividad y participación de las mujeres ingenieras y la divulgación de sus actividades científicas y tecnológicas.
  • En definitiva, propiciar encuentros en los cuales las ingenieras puedan compartir historias de éxito que motiven incursionar a las estudiantes de Educación Secundaria al campo de las ciencias y la ingeniería.

A manera de conclusión

La adopción de la perspectiva de género en el rubro de las ciencias “duras”, requiere acciones complejas que van más allá de luchar contra la discriminación masculina, los estereotipos creados por siglos en el marco de conducta de las mujeres; es necesario identifica roles de liderazgo tecnológico de las mujeres, promover espacios de gestión del conocimiento, desarrollo de programas y actividades que promuevan la participación de las mujeres en ciencias de la ingeniería.

Fuente: OEI

Queremos más mujeres en ciencias y en la ingeniería
Comentarios