#TEMP
lunes. 27.06.2022
 

En el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se realizaron dos encuestas de intención de voto en la pasada campaña electoral de Castilla y León.

La primera con trabajo de campo del 7 al 22 de enero, con un total de 7131 entrevistas y la segunda del 31 de enero al 2 de febrero, con una muestra de 3918. Se trata de las encuestas con mayores muestras con anterioridad al día de las votaciones.

En ambas se incluyó la pregunta de intención de voto directa, pregunta que permitió extraer una submuestra de aquellas personas que contestaron que votarían a una de las distintas opciones de lo que viene en denominarse las candidaturas de la España vaciada. Pues bien, con la fusión de los dos estudios, el número de personas que dijeron que tenían decidido el voto por alguna de esas candidaturas fue de 613. De este número, 306 optaron por Unión del Pueblo Leonés (UPL), 79 por Por Ávila (XÁvila), 120 por Soria Ya y 108 por distintas opciones como Vía Burgalesa (27), Zamora Decide (29) o España Vaciada (56).

A partir de las encuestas del CIS se puede profundizar en algunos rasgos de las personas que han optado por algunas de estas candidaturas. El 56% son hombres y el 44% mujeres. El 24% tiene entre 45 y 54 años, el 20% entre 35 y 44 años, un 21,2% tiene menos de 34 años y un 34% más de 54 años. Como se ve, un 58% de los que optan por estas candidaturas tiene más de 44 años.

Observar en qué tipo de municipio residen estas personas permite mostrar si este voto se concentra mayoritariamente en municipios pequeños o por el contrario es un fenómeno más urbano. En el gráfico 1 se observa que el voto a estas candidaturas está muy distribuido entre los distintos tamaños de los municipios de residencia, lo cual evidencia que no se trata de un fenómeno que se restringe al mundo rural de menor tamaño.

El análisis de estos votantes a candidaturas provinciales muestra también que el 46,8% tiene estudios superiores, un 19,2% estudios de formación profesional, un 29,5% estudios secundarios y un 3,6% estudios primarios. Otro rasgo interesante es ver cómo se definen en el ámbito religioso: el 59,1% se identifican como católicos (un 15,5% como católicos practicantes y un 43,5% como católicos no practicantes); un 12,5% son agnósticos, un 14,6% se manifiestan indiferentes o no creyentes y un 11,8% como ateos. Solamente un 0,6% dice ser creyente de otra religión.

En definitiva, el fenómeno de la emergencia de nuevos partidos en lo que se ha denominado la España vaciada, es un fenómeno complejo no exento de características idiosincráticas en cada territorio

Entrando en rasgos de carácter político, la pregunta que el CIS realiza habitualmente para conocer la fidelidad de voto a una determinada opción política, arrojó los siguientes resultados: un 70,8% aseguraron que su voto está en función de lo que más les convenza en el momento, mientras que un 26,5% suelen votar siempre o casi siempre por el mismo partido. Comparativamente, un 40,4% de los votantes del resto de opciones dijeron que suelen optar siempre o casi siempre por la misma opción electoral y un 55,6% que según lo que más les convenza. Además, el análisis mostró también que son votantes muy movilizados ya que el 68,7% afirmó que con toda seguridad iría a votar en las pasadas elecciones y el 14,2% que irían a votar con una probabilidad de entre el 80 y 90 por cien. En el resto de opciones, los que dicen que irán a votar con total seguridad suponen el 63,6%.

Otra de los rasgos interesantes de estos votantes decididos es dónde se sitúan ellos mismos en la escala de autoubicación ideológica, una escala que va del 1=Izquierda al 10=Derecha. Pues bien, atendiendo a sus respuestas y agrupando en la categoría Izquierda los valores 1 a 4 de la escala, en Centro los valores 5 y 6 dela escala y en Derecha los valores 7 a 10 de la escala, el resultado es el siguiente:

Excepto en el caso de los votantes de Por Ávila que se ubican en el Centro (50,4%) en el resto de las opciones los votantes se consideran más bien en el ámbito de la Izquierda: el 45,3% de los votantes de UPL, el 49,9% de los votantes de Soria Ya y el 54,1% de los votantes de oras candidaturas de la España vaciada.

Por último, ante la pregunta de qué candidato preferirían que fuera el próximo presidente del gobierno de la Comunidad de Castilla y León, los que dijeron que votarían a UPL y a Por Ávila optaron por sus respectivos candidatos, mientras que los que dijeron que votarían a Soria Ya y a otras candidaturas de la España vaciada, optaron por Luis Tudanca, como se puede apreciar en el gráfico 3. Entre los dos candidatos con más opciones para gobernar la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Luis Tudanca Fernández (PSOE), en todos los casos la opción preferible es la de este último frente al actual presidente de la Comunidad.

En definitiva, el fenómeno de la emergencia de nuevos partidos en lo que se ha denominado la España vaciada, es un fenómeno complejo no exento de características idiosincráticas en cada territorio. Ante nosotros tenemos el reto de analizar y conocer mejor los perfiles que se pueden encontrar bajo las distintas marcas que compiten, y competirán, en la escena política española en los años venideros.

Fuente: Sistema Digital

Qué rasgos tienen los votantes de los partidos de la España vaciada: El caso de...