miércoles. 24.07.2024
wall-street

El centro financiero del mundo está en manos de 17.130 psicópatas. Al menos eso es lo que afirma un estudio elaborado por un grupo independiente de psicólogos para el instituto estadounidense de estudios financieros CFA, que afirma que el 10% de los 171.300 empleados que según el Departamento de Trabajo de Nueva York trabajan en Wall Street, tiene rasgos psicopáticos.

Según lo que entienden los especialistas, los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimiento, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos y la satisfacción de sus propios intereses. 

El 10% de los 171.300 empleados que según el Departamento de Trabajo de Nueva York trabajan en Wall Street tiene rasgos psicopáticos

BRÓKER-PSICÓPATAS

Esta definición se ajusta como un guante a los 'bróker-psicópatas' retratados por películas como 'Wall Street” o “American Psycho”, y que tan de moda se ha puesto entre los ciudadanos a medida que se ha ido descubriendo que sus excesos, son los grandes responsables de la actual situación económica.

"Un psicópata corporativo financiero no tiene aparentemente un perfil determinado, puede ser tu propio compañero, un becario, un jefe de grupo o incluso el presidente de la compañía. Su personalidad destructiva pasa desapercibida en la mayoría de los casos", asegura la periodista Sherree DeCovny, en CFA Magazine.

Los jefes, los más peligrosos, así algunos expertos aseguran que entre los ejecutivos y políticos de éxito la ratio de psicópatas es aún mayor, y que tiene una relación directa con el éxito de sus compañías. Hasta un 4% del total de los presidentes de compañías financieras se ajustaría a la definición de psicópata, según el estudio “Serpientes con traje”, realizado por el investigador Paul Babiak.

Solo así se explicarían casos como los de Kweku Adoboli, Jerome Kerviel y Nick Leeson, los tres brókeres más tristemente famosos del planeta, que a lo largo de los últimos 17 años se jugaron en arriesgadas inversiones financieras una cantidad conjunta que supera los 10.300 millones de dólares.

EL 'FRAUDE PONZI'

Bernie Madoff

Un nuevo estudio académico que examina las acciones de Bernie Madoff, el banquero de Nueva York detrás del fraude Ponzi, uno de los más grande del mundo, sugiere que las empresas hacen lo impensable para erradicar a los "psicópatas corporativos" dentro de sus organizaciones para evitar la ruina financiera.

El estudio, publicado en el International Journal of Market Research, analizó el comportamiento de Madoff a lo largo de su vida, incluso durante sus negocios, su juicio y su tiempo en prisión. Se advierte que mientras que las personas con algunos rasgos de personalidad psicopática tienden a salir adelante en las finanzas corporativas, su imprudencia y codicia pueden derribar organizaciones e incluso economías enteras.

El autor de la investigación, el Dr. Clive R. Boddy, profesor asociado de la Universidad Anglia Ruskin (ARU), es un pionero en el campo de la psicopatía corporativa financiera. El término psicópata financiero corporativo se refiere a psicópatas de buen desempeño que trabajan en entornos corporativos. 

Un nuevo estudio sugiere que las empresas hacen lo impensable en erradicar a los "psicópatas corporativos" para evitar la ruina financiera

Alrededor del 0,6% -1,2% de la población adulta son psicópatas, lo que significa que no poseen conciencia, vergüenza, culpa o capacidad para experimentar amor o sentir empatía hacia otras personas. 

El fraude Ponzi, de Madoff, se centró en la rama de gestión de activos de su firma financiera y defraudó a miles de inversores en todo el mundo. El fraude fue descubierto en diciembre de 2008 y se pensaba que valía alrededor de 64 mil millones de dólares.

Fue encarcelado con una pena de 150 años en 2009 y murió en 2021 en una prisión para reclusos con “problemas de salud”.

Las acciones de Madoff fueron examinadas con dos escalas establecidas de psicopatía. Estos incluyen rasgos de personalidad como el encanto superficial e inteligencia aparente; falta de sinceridad o veracidad; una tendencia a hacer trampa; falta de remordimiento; ser emocionalmente superficial; una falta de auto perspicacia; calma; y aparente racionalidad.

La investigación sugiere que Madoff encarnó todos estos rasgos de comportamiento además de muchos otros. Fue reconocido por su intimidación hacia sus detractores, mientras elaboraba cuidadosamente una imagen de racionalidad y competencia para aquellos cuya opinión era importante para él y su negocio. Según los informes, su ego permaneció intacto incluso cuando estaba en prisión, donde no mostró remordimiento por las víctimas de sus crímenes.

El ego de Madoff permaneció intacto incluso cuando estaba en prisión, donde no mostró remordimiento por las víctimas de sus crímenes

El Dr. Boddy afirma: "Los empresarios con rasgos psicópatas, que eran psicópatas genuinamente plausibles, son conocidos en la historia comercial. Este nuevo estudio tiene como objetivo comprender si algunos escándalos corporativos y bancarrotas cuentan con altos funcionarios corporativos que podrían ser psicópatas en el lugar de trabajo, y este ha sido el caso demostrable”.

En definitiva, la gente a menudo se ha preguntado si Bernie Madoff era de hecho un psicópata corporativo, y ciertamente que obtuvo una alta puntuación en las dos medidas de psicopatía utilizadas en este estudio. Los hallazgos sugieren que el fraude de Madoff fue el resultado de su personalidad y que personalidades similares como Robert Maxwell y Ken Lay, se han comportado de manera similar. Por tanto, es muy probable que haya mucha gente en el mundo de las finanzas corporativas con rasgos psicopáticos similares a Bernie Madoff. 

Por último, compartir esta reflexión de Rabindranath Tagore:

“Agradezco no ser una de las ruedas del poder, sino una de las criaturas que son aplastadas por ellas”.

Psicópatas corporativos financieros enmascarados