martes 19/1/21

El precio de la fruta ha subido un 9% en lo que va de año

Muchos son los clientes habituales que acuden en estos días a la compra a los puestos del mercado y evitan los grandes supermercados | Álvaro Minguito
Muchos son los clientes habituales que acuden en estos días a la compra a los puestos del mercado y evitan los grandes supermercados | Álvaro Minguito

Los datos del Instituto Nacional de Estadística confirman que el precio de la fruta fresca ha subido un 9,2% en lo que va de año. Las consecuencias de la pandemia han tenido una clara repercusión en el precio de la cesta de la compra, como ya alertaron en El Salto desde consumidores hasta intermediarios de Mercamadrid.

En cuanto a las las hortalizas frescas, en los datos del INE se contabilizan junto con las legumbres, por lo que no se puede observar el impacto del covid-19 por separado. Conjuntamente, el incremento en 2020 del precio de hortalizas y legumbres asciende a 3,9 puntos. Pero quizá el dato que más representa el impacto de la pandemia es que hay una variación mensual negativa del 6,7%. Es decir, el precio de las legumbres y hortalizas frescas ha subido un 3,9% desde que empezó el año, pero ha bajado un 6,7% respecto al mes anterior (de mayo a abril). 

Tras el inicio de la pandemia, los ganaderos alertaron de que la industria alimentaria trataba de hundir el precio de los lácteos y la carne, según el INE, el precio de la carne del cordero ha registrado una caída del 7,4% en 2020

Fue en el mes de marzo, con un impacto económico en abril, cuando se detectó un movimiento especulativo en los mercados de abastos, propiciado por grandes superficies que compraron el género disponible de verduras que se conservan bien en cámara, como el calabacín y el pimiento, para almacenarlos y venderlos a precio económico —a precio pre pandemia—, disparando el coste del género disponible los días siguientes, que es al que tuvieron que comprar el pequeño comercio. 

En cuanto a las carnes, los datos del INE reflejan también el descontento de los productores de carne de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que el pasado mes de marzo alertaron de que la industria alimentaria trataba de hundir los precios de los lácteos y la carne. Sus socios de Aragón habían registrado caídas en la compra del cordero de hasta el 37%. En la tabla de precios del INE, que es la que llega al consumidor una vez añadido el coste del intermediario, se aprecia una caída en 2020 del 7,4%, que aún no se ha recuperado en mayo (una variación mensual del -0,4%).

Con las escuelas, comercios, parte de la administración y empresas, y con una primavera cálida, destaca el descenso del precio de la calefacción, alumbrado y distribución del agua, de un 9%. Del mismo modo, también el del transporte personal (un -7,8%). A este respecto, la del impacto de la caída en picado del barril de crudo el pasado mes de abril (el precio de carburantes y combustibles tiene una variación anual negativa del 18,2%) , el INE insiste en que “la intensidad de la bajada de los precios de los carburantes no permite dilucidar cuál es el efecto”.

Desde el INE destacan que “entre los bienes y servicios de los grupos especiales covid-19, destaca el comportamiento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual pasa del aumento del 4% en abril al 3,5% en mayo, y de la energía eléctrica, que registra una variación anual negativa del -17%, casi tres puntos por encima de la del mes anterior”.

Artículo publicado en el salto con licencia CC (BY-SA)

El precio de la fruta ha subido un 9% en lo que va de año