#TEMP
martes 17/5/22

Por ahora no hay supervivientes

El naufragio de la la patera que se hundió el sábado dejando ocho muertos ha sido uno de los más dramáticos ocurridos este año. Las autoridades han registrado una treintena de fallecidos en aguas andaluzas en el 2009, aunque muchos más pueden haber muerto sin que haya constancia.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 20.9.2009

El dispositivo desplegado alrededor del islote de Perejil por las autoridades marroquíes con la colaboración de medios aéreos y marítimos españoles para localizar a los pasajeros desaparecidos de la patera que el sábado naufragó en la zona no ha localizado ningún cadáver ni superviviente en su segunda jornada de trabajo, aunque este lunes volverá a la zona.

Salvamento Marítimo ha reanudado a primera hora del domingo las tareas de búsqueda de la embarcación para intentar econtrar a los más de 30 inmigrantes que se calcula desparecieron tras el vuelco de una patera en el que murieron al menos ocho personas.

Según fuentes del organismo, en la búsqueda participan dos medios aéreos, un avión de reconocimiento y un helicóptero, y el buque "Luces de Mar" y se esperaba la colaboración de medios marítimos de la Guardia Civil. Además, también va a colaborar un equipo de buzos del Instituto Armado para buscar en las zonas de más complicado acceso.

Además, a las tareas de búsqueda se ha sumado el patrullero de la Armada española P-114, según la Delegación del Gobierno en Ceuta, con lo que se refuerzan los medios dispuestos por Salvamento Marítimo, la Guardia Civil y la Cruz Roja para rastrear la zona próxima al naufragio en colaboración con la Marina marroquí, ya que el naufragio se produjo en aguas jurisdiccionales de Marruecos. Las tareas de búsqueda se centrarán en los alrededores del islote del Perejil donde se supone que se hundió la patera.

Según fuentes de la Cruz Roja Española en Ceuta, el testimonio de los 11 supervivientes ha permitido determinar que en la embarcación siniestrada viajaban unas 60 personas. Siete mujeres y un hombre han sido hallados muertos. Las fuentes han señalado que se tiene constancia de que dos de las fallecidas estaban embarazadas. También han informado de que en la embarcación viajaban algunos niños, aunque la cifra no se ha confirmado.

Al contrario que en otras ocasiones, era uno de los inmigrantes subsaharianos quien pilotaba la patera, sin que fuese a bordo ningún patrón perteneciente a una de las numerosas mafias dedicadas al tráfico de personas que operan en el Estrecho de Gibraltar.

El año pasado 3.017 migrantes llegaron en patera a las costas andaluzas y este año van más de 2.500.

Por ahora no hay supervivientes
Comentarios