Nuevatribuna

Petra, una de las maravillas del mundo

Restos del gran templo de Petra
Restos del gran templo de Petra

En esta segunda parte me voy a centrar en los lugares y monumentos más emblemáticos que podremos ver.

EL SIQ

El Siq es la entrada principal a la antigua ciudad. El estrecho desfiladero serpentea a lo largo de 1,2 km para desembocar en las ruinas de Petra, terminando en el Tesoro conocido también como Al Khazneh. El valle en el que se emplaza Siq se conoce como Bab as-Sīq o el paso del Siq.

A diferencia de otros cañones de ranura, el Siq es una falla natural originada por fuerzas tectónicas. Sería más tarde cuando el cañón sufrió la erosión del agua. Las paredes de El Siq tienen una altura de entre 91 y 182 m de altura.

f17
El Siq

En la entrada a El Siq hay una enorme presa, reconstruida en el año 1963 y nuevamente en 1991. Fue diseñada para impedir la desembocadura del Siq en Petra y desviar las aguas de Wadi Musa. La presa es una fiel reconstrucción de la que hicieron los nabateos para controlar Wadi Musa entre el siglo I a.C. y el siglo I d. C.

Podemos observar a la entrada todavía los restos de un arco monumental, de los cuales sólo quedan dos pilares y algunas piedras talladas del arco han sobrevivido. El arco se derrumbó en el año 1896, después de un terremoto, pero su aspecto es conocido gracias a las litografías de Matthew Boulby y David Roberts,

El Siq fue utilizado como la gran entrada de caravanas a la ciudad. A lo largo de las dos paredes de la fisura se pueden encontrar una serie de nichos conmemorativos que contienen betilos [1], lo que es señal de que el Siq era sagrado para el pueblo nabateo.

Un grupo de estatuas fueron descubiertos durante la excavación en el año 1998 al bajarse el nivel de la carretera es más de dos metros. Aunque la parte superior está muy erosionada, todavía es posible reconocer las figuras de dos comerciantes, cada uno de ellos con dos camellos. Las figuras tienen casi el doble del tamaño natural.

Hay algunas cámaras subterráneas a lo largo de El Siq, cuya función aún no se ha aclarado. La teoría que cuenta con más consenso es que en ellas se alojaban los guardias que defendían la entrada principal de Petra.

f16
El Siq

EL TESORO

El Tesoro de Petra es la primera construcción de cierta entidad que encontramos cuando salimos del desfiladero del Siq.

Tiene cuarenta metros de altura por veintiocho metros de anchura Fue construido probablemente en el siglo I a.C. por el rey nabateo Aretas III. Su diseño no tiene precedentes en Petra, de manera que debió ser excavado en la roca por constructores helenísticos del Oriente Medio, mezclando su propio estilo con el nabateo.

El Tesoro no tiene ninguna relación con este nombre, ya que pudo ser un templo o una tumba real. El saqueo realizado por los beduinos durante los siglos precedentes a su descubrimiento para la arqueología, impide saber a ciencia cierta su utilización.

Los beduinos creían que los piratas habían escondido un importante tesoro faraónico en el tholo [2], la cúpula tiene forma de urna gigante que hay en la glorieta central del segundo nivel, y por eso le dieron este nombre. Los disparos realizados por los beduinos contra la urna pueden apreciarse a simple vista desde abajo. Otros nos relatan que fueron los otomanos quienes dispararon contra la urna al creer que los beduinos habían escondido en ella el fruto de sus saqueos.

El riachuelo que recorría el Siq desembocaba en la plaza que hay frente al Tesoro. Por eso fue desviado en el siglo XIX para facilitar la llegada de los visitantes.

f15
El Tesoro

La fachada tiene dos niveles; el inferior, de doce metros de altura y está decorado con seis columnas que soportan un frontón. A los lados, hay relieves escultóricos mal conservados que guardan la entrada, se cree que representan a los dioses griegos y romanos Cástor y Pólux que eran hijos de Zeus. Tras la puerta hay una sala vacía de unos doce metros cuadrados y una especie de hueco en el suelo para los rituales en honor de los dioses locales, Allat, Al Uzza y Dushara.

Hay representadas en el segundo nivel tres falsas glorietas con seis columnas frontales. Las glorietas laterales son rectangulares y tienen un techo en forma de frontón inclinado hacia los lados, y la central es redonda; sobre ésta se halla la urna y la figura de un águila que simboliza una deidad masculina nabatea. Hay relieves en las paredes sin excavar de las falsas glorietas. En la central hay la figura de la diosa de la fertilidad de Petra, conocida como Al Uzza, asociada a la diosa egipcia Isis.

En el año 2003, se descubrió un piso inferior delante del Tesoro, a unos seis metros de profundidad, que podría formar parte de la Petra sumergida debido a los sedimentos que aún hay por excavar. Y en él hay varias tumbas.

f13
El Tesoro

EL TEATRO DE PETRA

Antiguamente se creía que este teatro fue construido por los romanos, pero las últimas excavaciones arqueológicas nos dicen, que su origen es totalmente nabateo, siendo construido entre los años 4 a. C. y el 27 d. C. durante el reinado de Aretas IV. Tenía entonces una capacidad de unos tres mil espectadores. Lo hicieron al modo griego más abierto hacia el exterior. Posteriormente, sería reformado por los romanos en el año 106 d. C. fue ampliado hasta los 8.500 espectadores.

Fue esculpido en la mitad de una de las mayores áreas funerarias por razones que se desconocen. Un terremoto lo dañó severamente en torno al año 363 d. C., y parte de la estructura se reutilizó en otras dotaciones.

El teatro está formado por cuarenta y siete filas de asientos divididas horizontalmente por dos diazomatas [3] que son espacios alargados que separan en secciones las gradas y verticalmente por siete escaleras que ascienden a través del auditorio. Es el único auditorio tallado en piedra, del mundo, pero la parte del proscenio fue construida con una mezcla de roca tallada y de albañilería. Tenía una orquesta semi-circular y gradas en tres niveles superpuestos en forma de luna creciente. El teatro fue descubierto en el año 1961 y sacado a la luz por un equipo de arqueólogos americanos.

f14
El teatro visto desde unas cuevas

f12
El teatro de Petra

EL DEIR

Como está al final de la ciudad de Petra, muchos se quedan sin verlo porque se encuentra muy alejado y es duro subir hasta donde se encuentra. Llegar hasta el Deir cuesta aproximadamente tres cuartos de hora tras subir casi ochocientas escaleras y parte del camino se desarrolla entre paredes de piedra y abismos.

Para subir a él, se empieza al fondo de un pequeño valle donde se encuentra el triclinio del León, cuya puerta central ha adoptado la forma de un enorme ojo de cerradura debido a la erosión. Su puerta está flanqueada por dos leones en bajo relieve y debido a esto dan el nombre a este edificio.

Cada vez, que ascendemos más, nos encontramos con un paisaje muy escarpado debido a la erosión de miles de años y ha hecho que tengan formas muy caprichosas. A lo largo de la ascensión nos encontraremos con grandes abismos.

Poco antes de llegar al Deir hay un peñasco a la derecha que está lleno de cubículos rupestres a distintas alturas, recodándonos los paisajes que podemos encontrar en la Capadocia turca. Se conoce este lugar como el Hermitage, parece que fue habitado en época paleocristiana y puede que fue lugar de eremitas.

f11
El Deir

Llegando al final del camino tras una fuerte y prolongada subida aparece una explanada de unos doscientos metros sobre el nivel del valle, que está preparada para grandes concentraciones de personas para que puedan asistir a los rituales que se daban en este lugar. Enseguida contemplamos la deslumbrante fachada el Deir.

Es un edificio monumental excavado y esculpido en piedra. Fue construido por los nabateos en el siglo I d.C. en honor a Obodas I tras su muerte. Mide 50 metros de ancho por aproximadamente 45 metros de alto. Arquitectónicamente es un ejemplo del estilo clásico nabateo. Es el segundo edificio más conocido del sitio arqueológico tras Khazné.

A diferencia del Tesoro, los bajo relieves fueron sustituidos por espacios para albergar esculturas. Tiene un pórtico columnado que se extiende por todo el frontal de la fachada. Es el edificio más representativo, ya que es una verdadera joya de la arquitectura nabatea, muy por encima del Tesoro.

f10

Su interior, como el del Tesoro, es insignificante en comparación a su fachada. Tiene una única estancia en su interior y un altar con forma cubo de piedra. Como en el resto de los edificios de Petra, las cavidades interiores son perfectamente cuadradas y vacías, sin ningún tipo de decoración. El conjunto data del siglo I d. C. 

Fue construido por los nabateos en honor de su rey Obodas I cuando este falleció. No se sabe con seguridad si fue para enterrarlo, como templo o con ambas funciones. Se piensa que en la época bizantina fue empleado como iglesia. Antiguamente, se subía al Deir en procesión y la zona abierta frente al monumento era el lugar de reunión.

Su uso se desconoce. Se cree que estos templos debían ser utilizados para menesteres funerarios, aunque no se han encontrado restos ni tumbas en sus interiores.

Es más humilde en diseño que el Tesoro, pero impresiona más, ya sea por lo que cuesta subir y encontrarlo o por tener la parte superior abierta. Las mejores imágenes del edificio se dan subiendo un poco más arriba y desde luego es el sitio donde el Deir alcanza su máxima belleza.

Lleva el nombre de monasterio porque en el interior se encontraron talladas unas cruces, que hace pensar que se utilizaron en algún momento como iglesia bizantina. El patio central previo estuvo rodeado de columnas, ello hace pensar que fue un lugar alejado de Petra para celebrar ceremonias especiales.

f9
El Deir

LAS TUMBAS REALES

El conjunto se dividen en cuatro secciones: la Tumba de la Urna, la Tumba de Seda, la Tumba de Corinto y la Tumba del Palacio.

LA TUMBA DE LA URNA

La escalinata de la parte baja lleva a la Tumba de la Urna, también llamada "El Tribunal" (Al Makhamah) porque hizo funciones de archivo y tribunal. Se ha sugerido que esta es la tumba del rey nabateo Malco II, que murió en el año 70.

f8
La tumba de la urna

Se produce un fenómeno astronómico curioso en esta Tumba. El sol se pone entre dos mojones sobre la montaña de Umm al Biyara en los equinoccios, que domina Petra por el oeste y forma el horizonte occidental visto desde esta tumba. Tal puesta del sol queda de nuevo enmarcada por la entrada a la tumba, iluminando el nicho que hay en la pared del fondo.

LA TUMBA DE LA SEDA

Al lado se encuentra la Tumba de la Seda, denominada así por el color de la arenisca veteada. El frontón de la fachada tiene cuatro pilastras adosadas, está rematado por la escalinata de influencia asiria que se encuentra en muchas tumbas de Petra.

f7
La tumba de la seda

LA TUMBA DE CORINTO

La Tumba de Corinto es la siguiente, por el parecido de sus columnas con las columnas corintias griegas. Presenta una estructura en dos pisos con estilos diferentes. El nivel bajo es de estilo helenístico con influencia nabatea.

El nivel superior recuerda bastante al Tesoro, aunque mucho más afectado por la erosión. 

f6

LA TUMBA DEL PALACIO

Presenta tres niveles distintos en su fachada con columnas y pilares superpuestos, de altura inferior en la parte alta, para dar sensación de profundidad. Su nombre viene de que tiene tres niveles al igual que un palacio.

f5
La tumba de Corinto

La planta baja presenta cuatro portales enmarcados con pilastras y con frontones triangulares. La planta intermedia cuenta con dieciocho columnas adosadas. El piso superior, muy deteriorado, repite el mismo patrón. El tercer nivel se construyó con piedra sillar y no excavado en la roca.

LA TUMBA SEXTUS FLORENTINUS

Esta tumba está un poco apartada de las otras, hay que seguir y bajar a la derecha. Se trata de un monumento funerario en memoria de Sexto Florentino, que fue gobernador de la provincia de Arabia en el año 127 d.C. 

Sexto Florentino falleció durante su gobierno en la provincia y adoptó el uso tradicional de la aristocracia local en su monumento funerario. Sus hijos le edificaron la tumba en el año 130 d.C.

f4
Tumba de Sextus Florentinus

CALLE COLUMNADA

Las columnas de sus laterales y las losas de mármol del suelo la hacen inconfundible. La Calle Columnada conduce al centro de la antigua Petra. Está a algo más de un kilómetro tras El Tesoro. Es una zona donde hace muchísimo calor. Justo al finalizar el paseo de columnas se encuentra el antiguo templo de Qasr al-Bint. 

LA IGLESIA BIZANTINA

El arqueólogo estadounidense Kenneth W. Russell descubrió, en el año 1990, las ruinas de una iglesia bizantina de la época. Dos años más tarde comenzó la excavación. Originalmente construida por los nabateos a mitad del siglo V d. C., la iglesia fue ampliada y remodelada por los bizantinos en el siglo VI.

f3

La Iglesia bizantina fue descubierta en el año 1990. Fue construida en el siglo V y se encuentra al norte de la calle de las columnas. Se decoraron con mosaicos y teselas [4] de vidrio y piedra, a veces cubiertas con hojas de oro. Su estilo era más bien greco-romano con detalles inspirados en Petra y sus alrededores, en sus plantas y animales.

Hoy en día, las ruinas están cubiertas de toldos y son famosas por sus 70 metros cuadrados de mosaicos bien conservados que se encuentran dentro. Estos mosaicos de suelos y paredes, añadidos durante la remodelación de la iglesia bizantina, representan seres humanos, aves y animales dentro de los marcos geométricos.

f2
Mosaicos de la iglesia bizantina de Petra

Los arqueólogos descubrieron, en el año 1993, una serie de rollos de papiro carbonizados que datan de los siglos cuarto al sexto d. C. y dañó más de 140 papiros que se mantenían en una sala adosada perteneciente a una familia acomodada.

Conocidos colectivamente como los Manuscritos de Petra, estos rollos de papiro representan una de las mayores colecciones de material escrito antiguo jamás descubierto en Jordania. La iglesia fue víctima de un incendio al final del siglo V, que destruyó el mármol y se encuentra repartido en más de 4.000 fragmentos encontrados por los arqueólogos.

EL GRAN TEMPLO

Es en realidad un gran complejo donde los arqueólogos han encontrado numerosos objetos datados en la primera mitad del siglo primero a.C., y otros posteriores ya en el primer siglo d.C.

El Gran Templo de Petra está compuesta por dos témenos [5], que eran sitios normalmente consagrados a los dioses, uno que es el bajo y otro que es el alto. El bajo tiene el suelo cubierto por piedras de forma hexagonal y tenía unos pasillos que tenían a ambos lados entre 96 y 120 columnas, de las que aún puedes verse algunas en la actualidad.

El témenos alto tiene dos pasillos principales que están en el oriente y el occidente, formando el templo como tal. La fachada de este impresionante complejo consta de cuatro columnas de piedra arenisca con bases de piedra caliza, y ya en su interior se podía ver lo que era llamada el odeón [6], un lugar semicircular con cinco filas de sillas.

Hay más sitios para ver, pero se harían interminables. Creo que con esta información se pueden hacer una idea aproximada de lo que es Petra y les invitó a visitarla pues es algo que nunca olvidaran.


[1]  Se utiliza este nombre para señalar cualquier tipo de piedra erguida que evoca la presencia de la divinidad y el emplazamiento de un lugar sagrado. Por extensión el término se aplica a cualquier piedra que se considere sagrada por una cultura. La mayoría de los Betilos, probablemente provenientes de meteoritos, estaban dedicados a los dioses o eran reverenciados como símbolos de los mismos
[2] En la arquitectura de la antigua Grecia es una construcción de forma circular. Las primeras casas de este tipo se remontan al Neolítico. Igualmente se denomina tholos a ciertas construcciones funerarias de planta circular, como los usados en la cultura micénica.
[3] Es un espacio alargado que separan e impiden el paso de una sección de las gradas a otra tanto en el teatro como en los anfiteatros y circo. El arquitecto romano Marco Vitruvio usaba dicha palabra para designar el elemento que divide la orquesta de la escena.
[4] Es una pequeña pieza de piedra, terracota o vidrio coloreado que se utiliza para confeccionar un mosaico.
[5] Era un terreno delimitado y consagrado a un dios, excluido de usos seculares. Muchos santuarios pequeños consistían sencillamente en un témenos con un altar y sin templo. Casi siempre había que someterse a una purificación antes de poder penetrar en él.
[6] Se denomina Odeón al edificio teatral que se utilizaba en la Antigua Grecia y posteriormente en la Roma clásica para los acontecimientos musicales, que podían consistir tanto en las propias representaciones musicales como para canto y poesía, pero también para el teatro. En algunos casos, también servían como lugares de reunión política y judicial