miércoles 20/10/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

Lo de los peajes, o cómo los presupuestos más progresistas de la historia quedan reducidos a cenizas

peajes

Del mismo modo que el canutillo de cartón del rollo de papel higiénico no lo sustituye por un rollo nuevo un duendecillo por la noche, el mantenimiento de las vías españolas se viene amortizando mediante impuestos desde el principio de los tiempos, otra cosa es que el PSOE, teniendo ya los Presupuestos Generales del Estado “más progresistas de la historia” aprobados se quite de nuevo la careta procurando beneficiar al empresario, y no al ciudadano, todo esto viene a causa de miles de votantes que desde el 2014, o llevan esperando que se derogue la ley mordaza, o están plenamente de acuerdo con ella, así que vamos con los datos que reafirman que de nuevo nos mean, mientras dicen que llueve.

En los PGE aprobados en esta legislatura, hay truco como no podía ser de otra manera, la fiscalidad de los coches se quedará igual que hasta ahora, no subirán los tributos del diésel, que será lo que anuncien a bombo y platillo, pero sí se prevé un incremento del impuesto de matriculación, esto no se lo contarán.

Según el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, la red de carreteras de España tenía, a 31 de diciembre de 2018, 165.624 kilómetros, de los cuales 26.403 km (Red de Carreteras del Estado, RCE) están administradas por el Ministerio de Fomento y recogen el 52,5% del tráfico total y el 65,3% del tráfico pesado. Además, hay 71.313 km que están gestionados por las Comunidades Autónomas y soportan el 42,2% del tráfico, y 67.908 km por las Diputaciones (que suponen el 5,3% del tráfico restante).

De los 26.404,61 km, repartimos según tipo de vía en, 14.384,54 km de carreteras convencionales, 484,57 km de carreteras multicarril, y 11.535,50 km de autopistas y autovías, siendo 1.991 km los dedicados a autopistas de peaje directo al usuario.

El coste medio construcción por tipo de vía es de 4,06 millones de euros/km en carreteras convencionales, y de 7,91 millones de euros/km para autovías.

Ese mismo año se mostraba en la web del ministerio que se presupuestaban 2.893.88 millones de euros para realizar las obras en 432.69 Km de distintas vías repartidas por todas España.

De 2015 a 2018 los kilómetros aumentaban en 75.61 kilómetros, de donde deduzco que la pasta es invertida mayoritariamente en mantenimiento y no en construcción de vías nuevas.

Un equipo de ocho evaluadores recorrieron las carreteras españolas tomando datos de su estado de conservación, la Asociación Española de la Carretera (AEC) presentaba el  jueves 12 de julio de 2018, los resultados de su Estudio sobre Necesidades de Inversión en Conservación 2017-2018. En el estudio, queda latente que uno de cada trece kilómetros de la red de carreteras española presenta deterioros relevantes en más del 50% de la superficie del pavimento, acumulando baches, roderas y grietas longitudinales y transversales. Resumiendo, las carreteras españolas están hechas una mierda.

Puede que en esto se escuden los “socialistas” al pretender colarnos ahora peajes, por lo que me he ido a lo recaudado en impuestos en todo lo relacionado al motor.

Los impuestos que pagamos podríamos dividirlos en 3 bloques, impuestos de matriculación, impuestos de circulación, e impuestos afectan a los combustibles, siendo estos últimos, el IVA, los impuestos especiales por hidrocarburos y el Impuesto sobre Ventas Minoristas del Estado.

El IVA que se aplica es del 21%, y el de los hidrocarburos varía dependiendo del combustible y se calcula por cada 1.000 litros estando el precio fijado por litro. Para que nos hagamos una idea, en el año 2019 se recaudaron 21.513 millones de euros por los impuestos asociados a los carburantes, una cifra que supera con creces los 2.893.88 millones que citaba anteriormente para la realización de obras, a estos más de 20.000 millones tenemos que sumarles los 1.068 euros de media por coche en concepto de impuesto de circulación. A finales de 2019, el parque automovilístico español, es decir, los coches matriculados y, en teoría, que podían circular en nuestro país se situaron en los 29,46 millones de unidades, hablamos de 31.655.520.000 de euros, más de 30.000 millones a los que tenemos que sumar también los 4.100 millones de euros recaudados anualmente en matriculaciones de coches nuevos o los 252 millones recaudados de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales por la venta de coches de segunda mano.

España es la cuarta potencia europea que más recauda en impuestos.

Entre pitos y flautas, la cifra recaudada por el Gobierno anualmente, rondaría los 60.000 millones de euros en todo lo relacionado al mundillo del motor, ahora varios asuntos, si las carreteras están echar un autentica porquería, ¿dónde está la pasta recaudada que tendría que haberse utilizado para esos menesteres?

Ahora, sigan llamando socialistas y obreros a los de la rosa y el puño, que así nos luce el pelo.

Lo de los peajes, o cómo los presupuestos más progresistas de la historia quedan...