sábado 16/10/21
POR EL PAN Y LA LIBERTAD

Aquel 18 de octubre de 1971, cuando los trabajadores de SEAT ocupan la fábrica

Hace 50 años los trabajadores de SEAT se declararon en huelga y ocuparon la fábrica cuando corrió por los talleres la noticia de que se había conseguido lo que llevaban semanas discutiendo en asambleas: la entrada en la fábrica de un grupo de despedidos.

Eran algunos de los despedidos en junio de 1971 por encabezar otra acción colectiva y mayoritaria contra el intento de la empresa de imponer unilateralmente una modificación de las condiciones de trabajo y trasladar a una parte del turno de mañana del Taller 1 al de noche.

En mayo de ese mismo año las candidaturas promovidas por las “comisiones obreras” de los talleres y oficinas habían ganado abrumadoramente las elecciones a jurados y enlaces del sindicato vertical. Y en junio, ejerciendo su función de representantes, plantearon a la empresa la exigencia colectiva de negociar la propuesta y sus condiciones antes de imponer una medida como la pretendida por la dirección de SEAT. Ante la negativa de ésta a abrir tal negociación, los trabajadores decidieron parar la producción en asambleas en la fábrica y en los locales del sindicato vertical. La respuesta empresarial fue el despido inmediato de un grupo de los representantes recién elegidos.  

Tras meses de diversas acciones de paros y asambleas, el 18 de octubre, ante la entrada de los despedidos y la inmediata paralización de la producción, la empresa y el gobierno franquista respondieron de nuevo con la represión: los “grises” en furgonetas, autobuses y caballos irrumpieron disparando en la SEAT. Y los trabajadores, unos 10.000, ocuparon y defendieron durante más de 12 horas los talleres. Un trabajador, ANTONO RUIZ VILLALBA, fue asesinado. Murió a los pocos días como resultado de las heridas de bala de los disparos de la policía. La respuesta de los trabajadores de SEAT, con dos semanas de huelga, y la inmediata solidaridad obrera y ciudadana, impusieron la anulación de los nuevos despidos, detenciones y procesamientos militares. Significó una elocuente expresión de la continuada movilización en SEAT de esos años, una importante contribución a la movilización obrera y ciudadana contra la dictadura franquista hasta su final.

De todo ello habla el libro[1] editado por la Asociación Catalana de Expresos Políticos del Franquismo como nº 4 de su Colección Memoria. Será presentado en Barcelona el próximo 18 de octubre a las 18 horas en la sede de CCOO de Catalunya, Vía Layetana 16 de Barcelona, y en Madrid en noviembre.

Un libro de información y balance, con artículos que analizan aspectos diversos de esta etapa de 1969 a 1975 y su continuación, así como testimonios directos de participantes o amigos y familiares que lo vivieron de cerca. También con experiencias y visiones muy personales, anécdotas incluso, que ayudan a entender la realidad de aquel momento de nuestra historia.

Un libro sobre una experiencia que puede contribuir a la comprensión de la última etapa del franquismo, y también a la más general relación entre la acción social y la acción política, de evidente interés en momentos como los actuales y sobre lo que deberíamos poder profundizar ideas y propuestas. Una historia del ayer con un desafío para el hoy.

[1] Anteriores referencias en: https://isidorboix.wordpress.com/2021/09/30/18-de-octubre-de-1971/ y en: https://isidorboix.wordpress.com/2021/10/07/seat-1969-1975-movilizacion-social-y-accion-politica-en-la-etapa-final-de-la-dictadura-franquista/

Aquel 18 de octubre de 1971, cuando los trabajadores de SEAT ocupan la fábrica