viernes 13.12.2019
MEMORIA HISTÓRICA

La orden franquista de Alfonso X El Sabio

Cristina Calandre Hoenigsfeld | Un reducto de fascistas, franquistas, golpistas, opudeistas, monarquicos y reclamados por la justicia argentina.

La orden franquista de Alfonso X El Sabio

Un reducto de fascistas, franquistas, golpistas, opudeistas, monarquicos y reclamados por la justicia argentina.

La Segunda República derogo el 26 de julio de 1931 la orden civil de Alfonso XII, creada en 1902, para premiar los méritos en los campos de la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación, según se explica por temas de austeridad. La firma Alcalá Zamora.

Nada más tuvo lugar la derrota de la República, el gobierno franquista, a propuesta de su ministro Pedro Sainz Rodríguez, creo la Orden civil de Alfonso X el sabio (BOE 16-4-1939). Fue firmada por dictador Francisco Franco, y hace referencia a los académicos y el Instituto de España, que tendrán derecho a su automática concesión.

Este ministro ya había colaborado con Franco, con su participación en el golpe del 18 de julio de 1936, participando en la compra de más de 40 aviones y material de guerra, unos días antes, a la Italia fascista, según investigaciones del prestigioso historiador, Ángel Viñas.

Posteriormente, fue este ministro el que firmo, junto a Franco, el decreto ilegal que supuestamente derogaba a la junta para ampliación de estudios (BOE 20-5-1938) institución científica que siguió activa en las ciudades republicanas de Madrid, Valencia y Barcelona, hasta el final de la guerra civil el 1 de abril de 1939.

Por un real decreto firmado por el ministro de educación, Javier Solana, en septiembre de 1988 (BOE 8-9-88)se unifican ambas ordenes, lo cual es una irregularidad, ya que la orden civil de Alfonso XII, había sido derogada por la II República. No se hace, por otro lado, referencia a su origen franquista de abril de 1939, que se mantiene vigente.

Observando la lista que va desde el año 1939 al 2014, en sus principales categorías, decir que el collar lo ostenta el dictador Francisco Franco y el Rey Juan Carlos I. Felipe VI es el actual Gran Maestre, y el ministro de educación, Wert, el gran canciller.

En las categorías de Gran Cruz y Cruz, sobresalen la gran cantidad de académicos de las Reales Academias, de franquistas, monárquicos, nacional católicos, falangistas, del Opus Dei.

En un breve recuento tenemos:

Falangistas:

Fraga Iribarne, Pilar Primo de Rivera, Camilo Alonso Vega, Suanzes, Utrera Molina, José Solis Ruiz, Lain Entralgo, Antonio Tovar, Enriquez de Salamanca, Juan Velarde Fuertes (actual director de la real academia de ciencias morales), Fernández Suarez, José María Peman, José Pemartin Sanjuán, Esperanza Aguirre…

Opus Dei:

José María Escrivá de Balaguer, su fundador, J.M Albareda (secretario general del CSIC), Lopez Rodo, Dr. Rodríguez Candela (del CSIC, que fue el encargado de depurar a mi abuelo, el Dr Luis Calandre Ibáñez) Luis Suárez( Hermandad Valle de los caídos, y Real Academia de la Historia)…

Nacional Católicos:

Marcelino Oreja Aguirre (Real Academia Ciencias Morales)…

Varios de los nombrados, están reclamados por la justicia argentina, por crímenes contra la humanidad (Utrera Molina, suegro de Gallardón), Fernández Suárez (Academia Ciencias Morales y Políticas).

Igual que se derogo en 1976, la orden imperial de los yugos y la flecha, urge derogar esa orden franquista de abril de 1939, de Alfonso X el sabio, que luego fue incluida en el decreto ley de 1988 de Javier Solana, pues la Ley de la Memoria Histórica de diciembre de 2007, en su artículo 15, dice que se tienen que retirar insignias que enaltezcan el franquismo, y aquí tenemos donde elegir.

Aprovechemos los nuevos aires de cambio del régimen monárquico-franquista a uno republicano que se avecina, para desmantelar todo este entramado franquista, vigente, que incluye a las ocho reales academias, a su Instituto de España, a sus condecoraciones, sus privilegios, subvenciones, su inutilidad social y a su protector, que según el artículo 62 de la Constitución, es el rey.

Comentarios