jueves 27/1/22

 

13 años y 8 meses después de salir a la luz Nuevatribuna es un periódico digital que no ha faltado a la cita con sus lectores ni una sola mañana. 5.000 jornadas dando los buenos días con noticias, artículos y opiniones de los principales acontecimientos nacionales e internacionales.

Varios cientos de colaboradores y el esfuerzo de sus trabajadores y socios han hecho posible este feliz acontecimiento informativo.

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado y la pandemia de coronavirus ha alcanzado a todos los rincones del planeta. Los problemas del medio ambiente, del cuidado del agua y la tierra, de una alimentación sana, de una sanidad y educación como derecho universal, de la igualdad entre hombres y mujeres, el respeto entre todas las razas, son valores universales que queremos seguir defendiendo con toda la fuerza de la palabra escrita.

Cada vez se definen con más nitidez dos formas de afrontar los retos de futuro. Los que consideran cada problema, cada necesidad humana como una fuente de negocio y de beneficio privado de un lado, y los que consideramos que las soluciones deben venir desde la colaboración mutua, la solidaridad entre las personas y los pueblos, el respeto a la naturaleza y el reparto justo y equilibrado de la riqueza.

Un herrero de un pequeño pueblo de Toledo con 15 habitantes, da clases gracias a Internet (creación de la colaboración entre la inversión pública y privada) a varios millones de personas en el mundo sobre cómo forjar un cuchillo de cocina y crea una escuela de herradores donde acuden jóvenes de todo el mundo a aprender el oficio. Todo está conectado.

Nuevatribuna se lee, según los datos de Google Analytics, en 149 países, preferentemente en los que se habla castellano. 7 de cada diez de sus lectores son de España, 2 de América y 1 del resto del mundo.

Los conflictos sociales de Colombia, Chile, Brasil, Bolivia, México, Argentina o Venezuela nos preocupan y deben requerir nuestra atención tanto como lo que sucede en Cataluña, Madrid o Andalucía. Impulsar el papel de una Europa más solidaria, federal y defensora de los ciudadanos y no de las corporaciones industriales y financieras tiene que ser la obligación de todos los demócratas.

Quizás sea momento de volver nuevamente a impulsar un debate democrático sobre el futuro de la Unión Europea después del Brexit y del crecimiento de sectores de extrema derecha que quieren debilitar el proyecto europeo y volver a las fronteras nacionales.

La prensa democrática debe ser un medio que contribuya al debate social y a defender la libertad de expresión y las ideas de progreso

La prensa democrática, reconociendo el papel decisivo de las televisiones en la conformación de la opinión pública, debe ser un medio más que contribuya al debate social, a la búsqueda de soluciones y a defender la libertad de expresión y las ideas de progreso.

Sin duda los sectores conservadores son plenamente conscientes de la importancia del mundo de internet y el despliegue de medios de comunicación digital de la derecha política y mediática es brutal. Algún medio no se recata en proclamarlo como uno de sus reclamos publicitarios “El IBEX 35 nos ha elegido como su medio de referencia” “Las empresas españolas han apostado por nosotros”. El dinero mana en abundancia en forma de financiación directa, publicidad patrocinada y pago de todo tipo de eventos, jornadas y congresos. En estos medios resulta a veces imposible distinguir la noticia de la mera publicidad de sus financiadores. No hacen periodismo, hacen marketing.

Probablemente la única opción de viabilidad futura de la prensa digital está en que los propios lectores paguen por la lectura de sus medios preferidos mediante suscripciones o ayudas al medio.

Si un medio no cuenta con un número importante de lectores fieles no podrá seguir existiendo como así ha ocurrido en la historia reciente con la prensa escrita. Muchos periódicos sobreviven a base de pérdidas cuantiosas todos los años, exclusivamente porque sectores y empresas con otro tipo de intereses cubren los números rojos y consiguen beneficios en otros ámbitos.

En Nuevatribuna, creemos que ha llegado el momento de pediros vuestra colaboración con una aportación anual para el sostenimiento del periódico.

Os proponemos una cuota anual de 60 euros. 5 euros cada mes, lo que cuestan a día de hoy 3 periódicos en papel comprados en el kiosko.

A cambio recibiréis un regalo muy especial, exclusivo para nuestros amigos lectores. Además, podréis participar en sorteos anuales de ocio y cultura.

Nuevatribuna lleva casi 14 años en abierto. Fue uno de los primeros digitales que apareció en Internet. Este periódico es un espacio de reflexión, de opinión reposada y de información escogida y contrastada ajena a la vorágine de la confrontación política diaria y del aluvión informativo. Buscamos el interés común con contenidos de calidad.

Por todo ello, pedimos tu colaboración y tu ayuda para seguir ofreciendo los más de 4.000 contenidos que cada año publicamos. Si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a ti, gracias a todos vosotros, lectores y colaboradores. Os proponemos seguir la travesía juntos, ni más ni menos.

Hazte socio de Nuevatribuna