miércoles 8/12/21

Probablemente no haya nada más importante en la vida de un medio de comunicación que esas reuniones, normalmente una por la mañana y otra por la tarde, donde se decide  qué noticias se van a priorizar entre la cascada de informaciones que a borbotones escupen los teletipos de las agencias.

Hay excelentes películas que recrean esos momentos, entre otras The Paper (Detrás de la noticia).Cada director de sección va exponiendo los temas que valora más importantes, se van mirando unos a otras y al final normalmente el director o alguno cercano marca la pauta. Más o menos tensiones, más o menos caras serias o gestos afirmativos... pero al final hay que salir y hay que tomar decisiones.

Tomemos un ejemplo de hoy mismo ocho de noviembre de dos mil veintiuno. Fuera de los conflictos aburridos de los partidos políticos españoles a nivel internacional nos encontramos con dos temas que podrían ser informados de forma relevante. Las elecciones en un país centroamericano de seis millones de habitantes o el reciente conflicto armado en tres países del cuerno de África donde “sólo” viven 170 millones de personas.

¿Cuál de los dos creen ustedes que sale en portada de los medios de comunicación españoles? Han acertado. Y además todos los medios informan exactamente lo mismo. Daniel Ortega es un dictador, encarcela o exilia a la oposición, no ha habido participación reseñable y las elecciones son fraudulentas y no deben ser reconocidas. Probablemente hasta tengan razón pero se agradecería, aunque fuera tímidamente, que alguna opinión diferente tuviera reflejo en los periódicos, radios o televisiones públicas o privadas españolas.

Mientras tanto las férreas dictaduras de Sudán, Sudán del  Sur y Etiopía, (el segundo país más poblado de África) son temas desconocidos para los lectores españoles. ¿Qué nos importa a nosotros África? ¡Está muchísimo más lejos que Centroamérica, por favor!

El Mediterráneo se llena de cadáveres de africanos de esos y otros países subsaharianos, cientos de argelinos y senegaleses llegan a nuestras fronteras en barcazas, grupos de facebook marroquíes organizan “desembarcos aéreos” en Palma de Mallorca pero… ¿Qué nos importa a nosotros África?

Los periódicos regionales dedican gran parte de su portada a los éxitos o fracasos de sus equipos de fútbol respectivos, informan de algún problema local ya olvidados de la pandemia, el volcán de la Palma o los botellones acabados gracias al frío y la lluvia.

Las radios abren sus informativos con “la pantomima” y “la farsa” de las elecciones nicaragüenses, reproducen las declaraciones de Joe Biden con amenazas de sanciones e informan de siete opositores candidatos encarcelados. Rápidamente pasan a lo importante: Selección española de fútbol,  presentación de Xavi como entrenador del Barcelona y gran partido de Riki Rubio en la NBA estadounidense. Nada, absolutamente nada de la guerra en Etiopía o Sudán.

¿De quién es la responsabilidad de esa “selección” de noticias? ¿De los profesionales de la prensa, de los dueños de los medios de comunicación, de las agencias de prensa internacionales, de los ciudadanos que sólo queremos oír o leer lo que nos interesa?

La verdad es que no tengo respuesta para esas preguntas. Lo que está claro es que lo que pasa en África sólo nos preocupa cuando asaltan las vallas de Ceuta o Melilla, cuando el conflicto entre Marruecos o Argelia puede perjudicar nuestro abastecimiento de gas, es asaltado algún barco español en las aguas de Somalia, o las pateras llegan a las Islas Afortunadas. Bastante triste la verdad.

Nicaragua, Etiopía y las prioridades informativas de los medios españoles