<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 18.08.2022
OBITUARIO

Humberto Rubin, un símbolo en la lucha contra la dictadura paraguaya

Falleció un verdadero león de la libertad, perseguido por el déspota Alfredo Stroessner.

Humberto Rubin
Humberto Rubin. Foto: Radio Ñandutí

@jgonzalezok | El fallecimiento del periodista paraguayo Humberto Rubin, este lunes 25 de julio, supone la desaparición de uno de los símbolos del periodismo independiente paraguayo y uno de los más enconados luchadores contra el dictador Alfredo Stroessner, que se mantuvo en el poder durante 35 años (1954-1989).

Rubin, que falleció en Asunción a los 87 años, era el propietario y director de Radio Ñandutí, varias veces clausurada por la dictadura. La sede de la radio, en la calle Choferes del Chaco, era visita obligada para los corresponsales extranjeros que visitaban el país, sobre todo en los últimos años del régimen.

Rubín y su esposa Gloria, también periodista, ofrecían siempre tereré (el mate frío de los paraguayos), su visión de la actualidad política y contactos con los partidos de oposición. Es más, estos políticos también tenían en la radio uno de sus lugares de reunión. Si uno quería encontrarse con Domingo Laíno (del opositor PLRA, Partido Liberal Radical Auténtico) o con Euclides Acevedo (del Partido Febrerista), había que acercarse hasta la calle Choferes del Chaco.

Aunque era judío empezó a trabajar en Radio Cáritas, de la Iglesia Católica. Fue cronista deportivo con solo 13 años, trabajó también en Radio Carve, de Uruguay, y en 1962 fundó Radio Ñandutí, en pleno gobierno de Stroessner. Estableció una relación cercana con los oyentes, abriendo sin filtro los micrófonos en su mítico espacio Quinto Poder, cosa que la costó disgustos con el poder. Y también acortó distancias con los políticos y los poderosos. Usó el vos (el tú rioplatense) con muchos de sus interlocutores, quitándole solemnidad al trato. Y despojó a los poderosos de títulos (doctor, excelencia), como era costumbre.

Un maestro del periodismo

A pesar de ser un autodidacta, que no completó siquiera los estudios secundarios, fue un maestro del periodismo. Al punto que en 1989 recibió uno de los galardones periodísticos más importantes, el Premio María Moors Cabot, que otorga la Universidad de Columbia.

Fue detenido en numerosas ocasiones, le retiraron el pasaporte y sufrió otro tipo de persecuciones por parte de la dictadura. También destruyeron la radio, provocaron interferencias para que no se pudiera escuchar y sufrió diversas clausuras. Junto con Aldo Acero Zucolillo, del diario ABC Color y la citada Radio Cáritas, fueron bastiones contra la dictadura.

El actual presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, decretó tres días de luto oficial e hizo público un siguiente mensaje en el que afirma que Paraguay reservará en su corazón un espacio importante para el periodista fallecido, añadiendo:

“Un gran hombre que luchó por la libertad y la democracia en nuestro país, mis más sentidas condolencias a la familia Rubin”.

La Cámara de Diputados, que celebraba una sesión extraordinaria cuando se supo el fallecimiento, hizo una pausa en el debate para mantener un minuto de silencio. 

Cabe destacar que el actual mandatario es hijo del que fuera durante décadas secretario personal del dictador Stroessner. El progenitor del mandatario, de igual nombre, llegó incluso a integrar lo que en aquél momento se llamó el “cuarteto de oro”, los personajes más próximos del dictador y del que también formaban parte el ministro del Interior, Sabino Montanaro, el de Salud, Adán Godoy y el de Justicia y Trabajo Eugenio Jacquet.

Humberto Rubin, un símbolo en la lucha contra la dictadura paraguaya