#TEMP
miércoles 18/5/22

Moratinos ofrece a Haidar el estatuto de refugiada para legalizar su status

El Ministerio de Asuntos Exteriores busca una salida para la situación de la activista saharaui, que lleva cinco días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote después de que Marruecos la obligara a regresar al no permitirle la entrada a El Aaiún, la capital del Sáhara occidental.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 20.11.2009

La última propuesta que le ha llegado a Haidar es la de concederle el estatuto de refugiada, lo que se haría "lo antes posible" para que pudiera regresar con su familia a El Aaiún con un título de viaje reglamentario. La otra opción es que Marruecos le tramite un nuevo pasaporte en el Consulado marroquí en Canarias. Esta alternativa es la que planteó el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taib Fasi Fihri, en la reunión que mantuvo este jueves, en Rabat, con su colega español, Miguel Ángel Moratinos.

Fasi Fihri informó a Moratinos de que la activista saharaui había venido utilizando en los últimos años un pasaporte marroquí, "cumpliendo con los trámites administrativos de entrada", pero no hizo lo mismo cuando intentó llegar a El Aaiún el pasado sábado. Marruecos expulsó a Haidar el pasado sábado de El Aaiún por negarse a poner su nacionalidad como marroquí en la ficha que hay que rellenar para el control policial.

De momento, Aminatu Haidar ha rechazado ambas ofertas. No quiere tener la consideración de refugiada porque no se considera como tal y no desea solicitar un nuevo pasaporte cuando tiene uno que está en regla.

Entretano, el caso sigue creciendo a nivel internacional y dentro de territorio español, donde organizaciones de apoyo al pueblo saharaui han expresado su respaldo a Haidar. Exteriores considera que este caso requiere "una solución justa, duradera y mutuamente aceptable para las partes", respetando el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui, como establece Naciones Unidas.

El PSOE también ha querido interceder en el caso y hoy mismo ha pedido al Gobierno marroquí que "acepte la vuelta" de la activista saharaui y le ha recordado que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Rabat es firmante, impide expulsar a un nacional de su territorio.

La secretaria de Relaciones Internacionales y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano, ha defendido la posición del Gobierno español de "intentar acoger y atender" a Haidar, una postura "más razonable y humana" que rechazar su entrada en España, un país en el que tiene tarjeta de residencia. Pero "ella quiere volver" al Sáhara Occidental y además tiene una situación delicada de salud, por lo que Valenciano instó a las autoridades marroquíes a que la dejen regresar, para lo que tendrían que expedirle de nuevo un pasaporte. La también portavoz de Exteriores del PSOE en el Congreso subrayó que este partido mantiene una "posición equilibrada" en el marco de las negociaciones que Marruecos y el Frente Polisario retomaron en 2007 en torno al contencioso y advirtió al Ejecutivo marroquí de que en el caso de Haidar "no cabe otra situación" que acepter su regreso, al margen de la "lucha" política que ella está librando.

Moratinos ofrece a Haidar el estatuto de refugiada para legalizar su status
Comentarios