#TEMP
jueves 19/5/22

Moratinos habla con Haidar a pesar del grave estado de salud de la saharaui

En un primer momento el grave debilitamiento del estado de salud de Haidar no permitió que Moratinos y ella se comunicaran. A última hora de la mañana ambos han dialogado y ahora a la saharaui le toca decidir entre tener la nacionalidad española o ser refugiada política.
> El Centro Robert F. Kennedy en Lanzarote
> Marruecos le exige que "pida perdón"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 28.11.2009

Dos semanas en el aeropuerto de Lanzarote y 13 días en huelga de hambre. La activista saharaui cada vez está más débil. Aunque su cabeza está fuerte, su estado físico no responde de igual modo. Esta mañana se ha despertado con fuertes mareos que le impedían mantenerse en pie.

El presidente de la comunidad saharaui en Lanzarote, Hamudi Isemo Mussa, comunicó que estaba siendo reconocida de nuevo por el director del Hospital Insular, Martín de Guzmán. Éste ha hecho su seguimiento desde que iniciara su huelga de hambre el pasado día 15 de noviembre, un día después de su llegada a la isla.

A sus 42 años, está dispuesta a llegar hasta la muerte. La huelga de hambre es ahora su arma. "Mi causa es la causa de los derechos humanos. Jamás he empuñado un palo, mi causa es pacífica", explicaba en el aeropuerto de la isla canaria, donde sólo toma agua y azúcar y poco a poco ha ido perdiendo fuerzas.

Su estado de extrema debilidad no le permitió comunicarse con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a la hora que habían pactado el viernes. Sin embargo después de que el médico la tratara, Haidar pudo retomar el diálogo con Moratinos.

El titular de Exteriores le ha ofrecido adquirir la nacionalidad española, la concesión del pasaporte marroquí a través de las autoridades competentes del país alauí en España, o bien la concesión del estatus de refugiada para ella y su familia.

Haidar ha agradecido su interés al ministro de Asuntos Exteriores, y le ha contestado que estudiará la propuesta del ministro de recibir la ciudadanía española "como medida excepcional", según informaron fuentes de Exteriores. Asimismo, según las mismas fuentes, un funcionario de Exteriores se trasladará mañana a Lanzarote para explicarle personalmente a Haidar la propuesta.

FUTURO PESIMISTA

La Plataforma de Solidaridad con Aminetu Haidar y la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS) expresaron esta pasada madrugada su "decepción y frustración" por los resultados de la reunión que mantuvieron el viernes por la tarde con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos.

Tras el encuentro, al que también asistieron la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y con los responsables del partido de Relaciones Internacionales y Movimientos Sociales, Elena Valenciano y Pedro Zerolo, dichas asociaciones denunciaron "las contradicciones existentes entre el discurso del Ejecutivo y las nulas acciones llevadas a cabo para solucionar la huelga de hambre de Aminetu Haidar".

Todos los informes jurídicos (como el del Consejo General de la Abogacía Española entre otros), muestran que los argumentos de la defensora de Derechos Humanos saharaui están del lado de la razón y la legalidad internacional, y que han sido vulnerados por parte del Gobierno su derecho a una justa defensa, se ha cometido abuso de poder, retención contra su voluntad, incumplimiento grave del Derecho Internacional Humanitario y una actuación en beneficio de otra potencia en un conflicto internacional sobre descolonización territorial", prosigue el comunicado.

"El movimiento solidario, por medio de la Plataforma de Solidaridad con Aminetu Haidar y la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, sigue percibiendo una falta absoluta de coherencia entre las palabras y mensajes del Gobierno de España y la realidad que se vive en el Sáhara Occidental ocupado militarmente por Marrueos", afirmaron.

UNA JAIMA EN PLAZA DE ESPAÑA

En Madrid, un grupo de colectivos en defensa del Sáhara Occidental han denunciado la actitud del Gobierno español en este caso con la colocación de una jaima en plena Plaza de España de Madrid. Muchos de los manifestantes han anunciado que harán ayunos de 24 horas en solidaridad con la huelga de hambre que mantiene Aminatu Haidar.

“No nos marcharemos hasta que Aminatu vuelva a El Aaiún. Tienen que dejarla irse, ya está demasiado débel”, decían miembros del colectivo.

Moratinos habla con Haidar a pesar del grave estado de salud de la saharaui
Comentarios