sábado 31/7/21

Los mil días en prisión de la feminista saudí Loujain al Hatloul

21212

La destacada activista saudí Loujain al Hathloul cumple 1.000 días en prisión, a pesar de una campaña internacional para presionar a las autoridades del reino que la ha convertido en una figura reconocida en todo el mundo por su lucha a favor de los derechos de la mujer.

"Hoy hace 1000 días que mi hermana Loujain al Hathloul está en la cárcel. Mi valiente hermana ha sido brutalmente torturada en prisión y se le ha negado el acceso a la justicia. Fue sentenciada a casi 6 años por luchar por las mujeres saudíes", afirmó hoy su hermana Lina en su cuenta de Twitter.

El 17 de mayo de 2018, Loujain fue arrestada junto a otras 10 activistas feministas en Arabia Saudí, en el momento en el que algunas de ellas estaban trabajando para lanzar el proyecto Amina, una iniciativa para dar refugio a mujeres víctimas de abuso en el reino ultraconservador.


La negación de los derechos humanos


Pero no fue hasta el pasado 28 de diciembre cuando un tribunal especializado, competente en casos de "terrorismo", la condenó a 5 años y 8 meses en prisión, incluidos 2 años y 10 meses suspendidos aparte del tiempo que ya había pasado en prisión preventiva. El próximo marzo, Loujain debería salir de la cárcel de Riad, aunque estará en libertad con medidas cautelares.

La comunidad internacional ha reconocido la labor de Loujain y dentro de tres días se sabrá si es la ganadora del Martin Ennals Award, el conocido como Premio Nobel para los derechos humanos, del cual es finalista

Entre los cargos por los que fue sentenciada están "buscar cambiar el sistema político saudí" y "dañar la seguridad nacional".

Amnistía Internacional recordó hoy en un tuit que Loujain ha completado estos mil días en prisión "por exigir pacíficamente el derecho de las mujeres saudíes a conducir un coche en el siglo XXI".

ACTIVISMO EN PRISIÓN Y FUERA

"Loujain es una heroína que está yendo al límite (...) Los saudíes arrestados como activistas intentan dar a las autoridades lo que quieren para que se relajen, pero ella no y les ha desafiado, ella y su familia, y no hay otras familias de detenidos que lo estén haciendo", afirmó a Efe Abdulaziz al Moayyad, portavoz de la organización de derechos humanos saudí ALQST, con sede en Londres.


Concepción Arenal: la mujer que luchó por los derechos de las personas presas


Las dos hermanas de Loujain y su hermano han sido los altavoces durante estos últimos años de todo lo que ha denunciado la activista saudí desde prisión, sobre todo en los primeros meses: torturas, abusos sexuales, aislamiento, sin acceso a abogados o familiares.

"Los saudíes le dijeron que hiciera un vídeo afirmando que no estaba siendo torturada y hacerlo público para dejarla salir de prisión. Ella rechazó. Loujain está haciendo todas esas acciones dentro de prisión, está haciendo ese trabajo, incluso se puso en huelga de hambre", indicó Al Moayyad.

El pasado octubre, Loujain comenzó por segunda vez en 2020 una huelga de hambre en protesta porque no se le permitían visitas, mientras que a otras presas sí, pero su familia informó de que tuvo que abandonar su acción reivindicativa porque los guardas la despertaban cada dos horas.

Loujain "está haciéndoles pasar un difícil momento a las autoridades saudíes, que son muy severas, y está ayudando a otros detenidos. Necesitamos a alguien, que esté dentro y que cuente a sus familias, y estas cuenten al mundo lo que está pasando", aseveró el portavoz de la ONG saudí.

"Loujain es única en nuestra lucha y de las más importantes en nuestra causa", remachó.


Milada Králová, una luchadora por la libertad y los derechos humanos


RECONOCIDA MUNDIALMENTE, PERO NO EN ARABIA SAUDÍ

Loujain empezó a hacer campañas públicas para que las mujeres tuvieran derecho a conducir en Arabia Saudí en 2013 y, al año siguiente, fue detenida por primera vez y encerrada en un centro de mujeres durante dos meses y medio por intentar cruzar con su vehículo la frontera de Emiratos Árabes Unidos, donde tenía permiso para conducir, a Arabia Saudí.

De hecho, fue en Emiratos Árabes Unidos, país en el que estudiaba, donde en marzo de 2018 fue supuestamente arrestada y obligada a volar a Arabia Saudí, donde finalmente fue encarcelada en mayo, según la familia Al Hathloul.

Un mes después de su detención, las mujeres comenzaron a conducir en el reino después de que el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, les concediera ese derecho en el marco de las reformas que ha impulsado en los pasados años.

A pesar de esa aparente apertura, Loujain era tildada de "traidora" por los medios saudíes, tal y como recuerda Al Moayyad.

Pero la comunidad internacional ha reconocido la labor de Loujain y dentro de tres días se sabrá si es la ganadora del Martin Ennals Award, el conocido como Premio Nobel para los derechos humanos, del cual es finalista.

"De verdad creo que Loujain es una heroína, de la que todo país estaría orgulloso", concluye Al Moayyad.

Los mil días en prisión de la feminista saudí Loujain al Hatloul