martes 19/10/21
ALTERNATIVA A CONFLICTOS

Microexpresiones faciales en la Mediación on-line; ¿qué dice tu cara?

Siempre la Esperanza - ESENCIA FLAMENCA

A nadie que nos dediquemos a la digna profesión de mediación, se nos escapa la importancia de la comunicación no verbal y en estos momentos de pandemia, muchos han puesto el dedo en la llaga, al hablar de la imposibilidad de analizarla cuando, por culpa del confinamiento, estamos trabajando la gestión de conflictos desde nuestros ordenadores o computadoras. Pues bien, con este post quiero animaros a seguir trabajando esta comunicación no verbal, tan importante para nosotros en las mediaciones presenciales, gestos, posturas, proximidad, manos, reacciones…ya que nuestros gestos “nos traicionan”.

¿y cómo podemos hacerlo?. Pues mi respuesta es profundizar en el análisis y el perfeccionamiento en lo que llamamos las “microexpresiones”, los “microgestos”, gestos que nos delatan, gestos que nos traicionan, a través de la cámara web y que los mediadores también debemos observar en nuestra negociación.

Una microexpresión es una “momentánea e involuntaria expresión facial presentada en el rostro de las personas de acuerdo con las emociones que estas sienten” en una conversación, en un debate, en una pregunta, es decir en todo aquello que concierne a una mediación. Hay que decir que a diferencia de las expresiones faciales que podemos tener cualquier persona en nuestro día a día, es muy difícil esconder las micro-expresiones en la negociación de un conflicto, al ser, podemos decir, una reacción instantánea, desde el cerebro, distinta a la corporal.

Los micro-gestos expresan las siete emociones universales: Asco, Enojo, Miedo, Tristeza, Felicidad, Sorpresa y el Desprecio.

Siguiendo al gran maestro, Paul Ekman, quien desde los años 90 apuesta por la investigación y el estudio de los micro-gestos, realizó una especia de lista de emociones básicas, hablando de emociones positivas y negativas, de las cuales algunas no son reacciones involuntarias de los músculos faciales.

Incluso lo que para mi, es más interesante querido lector, como el análisis de que estas microexpresiones son de muy corta duración, con un intervalo de microsegundos, luego necesitan de nuestra atención.

Por todo ello os animo a que leais el siguiente listado y practiquéis una y otra vez en el análisis de quien pide nuestra ayuda y a base de preguntas, reformulaciones, reenmarcaciones, etc, muestran sus micro-gestos. ¿Qué patrón sigue cada emoción? Veámoslo: 

La sorpresa: Los micro-gestos asociados que tienen que ver con la incredulidad:

- Cejas levantadas, colocándose curvas y elevadas.

- Piel estirada debajo de las cejas.

- Arrugas horizontales en la frente.

- Párpados abiertos, párpado superior levantado, y párpado inferior bajado; el blanco del ojo suele verse por encima del iris.

- La mandíbula cae abierta, de modo que los labios y los dientes quedan separados, pero no hay tensión ni estiramiento de la boca.

El miedo ante la negociación, por plena desconfianza: En este caso podemos ver

- Cejas levantadas y contraídas al mismo tiempo.

- Las arrugas de la frente se sitúan en el centro y no extendidas por toda la frente.

- Párpado superior levantado, mostrando la esclerótica, con el párpado inferior en tensión y alzado.

- Boca abierta y labios o bien tensos y ligeramente contraídos hacia atrás, o bien estrechados y contraídos hacia atrás.

El asco/situación no deseable o repugna, hastía la propuesta en la negociación:

- Labio superior levantado.

- Labio inferior también levantado, y empujando hacia arriba el labio superior, o bien tirado hacia abajo y ligeramente hacia adelante.

- Nariz arrugada.

- Mejillas levantadas.

- Aparecen líneas debajo del párpado inferior.

- Cejas bajas, empujando hacia abajo al párpado superior.

La Ira o enfado ante una propuesta:

- Cejas bajas y contraídas al mismo tiempo.

- Líneas verticales entre las cejas.

- Párpado inferior tenso; puede estar levantado o no.

- Párpado superior tenso, puede estar bajo o no por la acción de las cejas.

- Mirada dura en los ojos, que pueden parecer prominentes.

- Labios en una de estas dos posiciones: continuamente apretados, con las comisuras rectas o bajas, o abiertos, tensos y en forma cuadrangular, como si gritaran.

- Las pupilas pueden estar dilatadas.

La felicidad porque estamos llegando al punto exacto que queríamos en la negociación:

- Comisuras de los labios hacia atrás y arriba.

- La boca puede estar abierta o no, con o sin exposición de los dientes.

- El pliegue naso-labial, baja desde la nariz hasta el borde exterior por fuera de la comisura de los labios.

- Mejillas levantadas.

- Aparecen arrugas debajo del párpado inferior.

- Las arrugas denominadas ‘patas de gallo’ van hacia afuera, desde el ángulo externo del ojo.

La Tristeza, por la falta de ceder y conceder:

- Los ángulos interiores de los ojos hacia arriba.

- La piel de las cejas forma un triángulo.

- El ángulo interior del párpado superior aparece levantado.

- Las comisuras de los labios se inclinan hacia abajo, los labios pueden temblar.

Estos son los principales gestos que se producen en la cara en situaciones de conflicto. No es necesario que todos ellos se produzcan, pero si que algunos de ellos nos dan la guía por la que transcurre nuestra negociación on-line, en situación presencial-virtual y por ello no nos vale solo con la escucha activa y atenta a lo que manifiestan, sino con la observación expresa de sus reacciones ante la cámara.

 Podemos ser “expertos”, si dominamos este ámbito, porque el estado emocional de las personas mediadas, aunque intenten ocultarlo (salvo que se tapen el rostro), es una reacción recordar, instantánea, automática y de pocas milésimas de segundo..

Tenemos que familiarizarnos con la anatomía de la cara, lo hacemos día a día en este confinamiento tan duro que nos ha tocado vivir, con videollamadas a nuestros amigos y familiares, donde vemos como reaccionan, nuestros mayores, cuando preguntamos por ellos y por la salud. Esa expresión emocional, es la que nos lleva a un entrenamiento diario de las micro-expresiones, esa mímica del rostro.

“Escuchemosla” con nuestros ojos de mediador. 

Microexpresiones faciales en la Mediación on-line; ¿qué dice tu cara?