domingo. 14.04.2024
NO DESCARTAN LA CONVOCATORIA DE HUELGA

Médicos madrileños advierten de un conflicto en ciernes y no descartan la convocatoria de huelga

Más de 200 facultativos de la sanidad pública madrileña advierten al Gobierno de Aguirre del conflicto que se avecina al pretender reducir de “forma irregular e ilegal” el salario de la inmensa mayoría de médicos hospitalarios.

“Nos quieren robar la cartera, intentando hacer una aplicación de la ley no ajustada a Derecho, de una forma burda y chapucera, intentando confundir jornada laboral ordinaria con actividades al margen de ella"

Más de 200 médicos de la sanidad pública madrileña manifiestan su “perplejidad, e indignación” ante las intenciones del Gobierno de Esperanza Aguirre de reducir el salario de la inmensa mayoría de médicos hospitalarios madrileños.

En un escrito al que ha tenido acceso nuevatribuna.es, los facultativos recuerdan que nadie se ha opuesto a un aumento en la jornada laboral de los empleados públicos, que pasa a ser de 37 horas y media semanales en lugar de las 35 anteriormente vigentes, según se recoge en la ley de Medidas Fiscales y Administrativas (ley 6/2011) aprobada por la Asamblea de Madrid el 28 de diciembre de 201.

Pero, la “perplejidad, indignación y el germen del conflicto que se avecina –subrayan- surge, cuando las Instrucciones para la aplicación de la nueva jornada, dictadas por la Dirección General de Recursos Humanos (DGRH) del Servicio Madrileño de Salud, no pretenden que se cumpla la ley y se produzca el incremento de trabajo ordinario fijado, sino que pretende reducir de forma irregular y a nuestro entender ilegal, el salario de la inmensa mayoría de médicos hospitalarios madrileños (reducción de 200 euros mensuales que suponen un 5% del salario).

Los médicos también denuncian las intenciones del Gobierno del PP de proceder a más recortes de derechos en el conjunto de profesionales y trabajadores del sector, así como “propiciar el despido de numerosos contratos eventuales, que eran y siguen siendo necesarios, para poder dar una asistencia de calidad a la ciudadanía”.

En el escrito, los médicos critican el “desatino jurídico y administrativo” que significan esas Instrucciones, que “se ve confirmado cuando se indica a las respectivas direcciones de los distintos Centros Asistenciales que las apliquen sin dotarles de ninguna norma escrita que avale su aplicación, produciéndose así situaciones kafkianas cuando pedimos a esos directivos se nos notifique de manera individual, en base a que precepto legal se nos pretende reducir nuestro salario o vulnerar nuestros derechos”.

Dichas reivindicaciones no han obtenido aún respuesta alguna, de ahí, que tengan la impresión de que “nos quieren robar la cartera, intentando hacer una aplicación de la ley no ajustada a Derecho, de una forma burda y chapucera, intentando confundir jornada laboral ordinaria con actividades al margen de ella (guardias médicas y actividades a ellas asimiladas, jornadas especiales) y tratando de establecer jornadas laborales diarias obligatorias de 9 horas y media o incluso de 12 horas”.

Y es que, en realidad, “la DGRH del Servicio Madrileño de Salud pretende vulnerar el espíritu de la ley promulgada, que en el punto referido a la jornada laboral ordinaria de los empleados públicos, exige aumentarla en dos horas y media semanales”, señalan. Los médicos no se niegan a realizar el aumento de jornada laboral ordinaria que la ley dispone, pero “las Instrucciones de la DGRH lo impide a muchos profesionales y a otros les obliga a hacerlo de forma irregular y presuntamente ilegal”.

Por ello consideran que “la DGRH no pretende que se cumpla lo que la ley exige, sino que pretende una reducción salarial encubierta y presumiblemente ilegal, junto a una reducción muy importante de efectivos que redundará en una disminución de la calidad de la asistencia prestada a la ciudadanía”.

Los facultativos concluyen que “el conflicto está servido, la irritación en los hospitales y centros de salud sube de tono día a día, y si no se produce una rectificación desde la Dirección del Servicio Madrileño de Salud, las medidas de presión van a ir en aumento y no se puede descartar pudiesen llevar a una convocatoria de huelga”.

“Deseamos se imponga la sensatez en nuestros responsables sanitarios y se eviten conflictos que no deseamos. Queremos se aplique la ley de forma transparente, incrementando nuestra jornada laboral ordinaria al igual que ya se está haciendo en el conjunto de la Administración Pública madrileña y con ese mayor tiempo de trabajo mejorar la asistencia a nuestros ciudadanos, objetivo en el que todos debemos coincidir. No podemos tolerar que se trate de castigar aún más a unos profesionales, que ya han demostrado su solidaridad con la sociedad, habiendo soportado ya unos recortes salariales muy importantes”, afirman en el escrito referido.

La carta ha sido impulsada por los médicos Inés Fernandez Valderrama, José Andrés Cambronero, Galache Carlos Barra Galán, Fernando Pérez Iglesias, Fernando Gimeno Albo, y a la reivindicación se han adscrito otros tantos, entre ellos el doctor Luis Montes.

Médicos madrileños advierten de un conflicto en ciernes y no descartan la convocatoria...