jueves 28/10/21

Manifiesto por una atención presencial y telefónica accesible en la Seguridad Social

Un grupo de ciudadanos y de profesionales de la Seguridad Social española impulsan un manifiesto público solicitando se dé un trato personalizado a los que necesitan ser atendidos en sus oficinas

La Administración de la Seguridad Social está experimentado un cambio de paradigma en el tratamiento a los ciudadanos que nos mueve a manifestar nuestra preocupación por el deterioro que se está instalando en los servicios de atención al público de la Administración de la Seguridad Social, particularmente en las entidades del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Con la llegada de la pandemia, la atención personalizada en sus oficinas únicamente puede obtenerse a través de las citas previas obligatorias.

Dado que obtener la cita en tiempo razonable devino rápidamente en una tarea que bordea lo imposible, se impele al ciudadano a utilizar los servicios ofertados desde la llamada “Administración Electrónica” de la Seguridad Social.

Aunque, como enunciado, parecería un avance en la línea de la modernización, se está demostrando que amplios sectores de la sociedad tienen enormes dificultades para gestionar sus derechos con la Seguridad Social, pues la Administración Electrónica no está al alcance de todos y supone una barrera infranqueable para muchos ciudadanos. Se exigen unos medios y conocimientos que no todos los ciudadanos poseen.

Cuando se intenta acudir sin cita a una oficina, un guardia de seguridad franquea la entrada y pide la justificación de la cita. Y por más que le explicas que llevas un mes y en ocasiones más, intentando sacar una cita y que siempre te dice el sistema “que no hay cita en estos momentos” y que así llevas un día tras otro, no hay manera de hacerle quebrar su férrea voluntad de no dejarte entrar.

Y si lo que intentas es llamar por teléfono, entre los mensajes de marcar 1, o diga “sí”, puedes entablar una conversación con la voz inhumana de la máquina, pero nunca te va a resolver un problema ni te va a dar una cita.

Es indudable que la pandemia ha influido en este deterioro, pero no se debe olvidar la disminución paulatina y constante de empleados públicos que ha obligado a cerrar muchas oficinas. Pero lo verdaderamente preocupante es que esta situación se instale en el Sistema de forma permanente y progresiva después de superada la pandemia, dado que la tendencia ya se venía sufriendo con anterioridad. La prueba es que en la actualidad siguen existiendo otras administraciones, como las locales, autonómicas o Hacienda, que siguen atendiendo a los ciudadanos de forma presencial con más prontitud que la Seguridad Social. 

Los avances tecnológicos no deben impedir que siga existiendo una atención personalizada, cercana y de calidad.

Son muchos los conceptos nuevos que no están al alcance de amplios sectores de la población y se debe acudir a gestiones privadas con el coste económico que supone, cuando antes había una garantía de gratuidad. Esta tendencia está convirtiendo la Administración gratuita en  Administración de pago.

La obtención de una cita previa no debe ser el único método para que te puedan atender presencialmente. La cita previa debe ser una opción más pero no la única y nunca obligatoria. La actual situación no debe instalarse en la Administración, ya sea de forma permanente o como tendencia sutil que nos haga ir perdiendo opciones de forma gradual. Se debe cumplir el deseo de que “quiero que me atiendan.” 

Como ciudadanos entendemos que la Administración Pública debe ser un servicio de calidad que atienda a los ciudadanos según sus necesidades y posibilidades, y pedimos que esta situación sea reconducida y que no se convierta en una fortaleza amurallada e inaccesible.

Queremos que se revierta el proceso en el que ha entrado la atención personal en la Seguridad Social para que nadie se quede atrás. Queremos que se nos atienda en las oficinas de la Seguridad Social sin que la cita previa sea obligatoria, que se amplíe la oferta de citas previas para conseguirlas en un tiempo prudencial y que no se cierren más oficinas, reponiendo el personal necesario.

En todo momento, seguiremos siendo muchas las personas necesitadas de estos servicios deseando que sean ágiles, cercanos y de calidad.

30/9/2021

Si estás de acuerdo con el contenido de este manifiesto firma pulsando aquí para ir al libro de firmas

Manifiesto por una atención presencial y telefónica accesible en la Seguridad Social