miércoles 8/12/21
ESTE MARTES EN BRUSELAS

Los Veintisiete analizan la crisis por los piensos contaminados

Los miembros de la UE estudiarán las consecuencias de la crisis alimentaria provocada por los piensos contaminados con dioxinas que fueron distribuidos en miles de granjas avícolas y porcinas en Alemania y que, según ha confirmado la Comisión Europea, han sido exportados a Dinamarca y Francia.

nuevatribuna.es | agencias | 10.01.2011

El encuentro será a nivel de expertos, los que forman el Comité permanente de la cadena alimentaria y la salud animal de la UE, y permitirá "hacer una evaluación de los hechos" y estudiar los últimos datos que proporcione Alemania. Fuentes comunitarias consideran poco probable que de la reunión salgan medidas concretas o reforzadas sobre el control de los productos afectados.

Mientras, en la tarde de este lunes Bruselas recibe a representantes de la industria agroalimentaria para abordar la cuestión y reflexionar sobre fórmulas para mejorar los controles y la seguridad en la producción de piensos destinados bien a la industria agroalimentaria bien a industrias que no lo son, como la papelera.

Cerca de 4.700 granjas alemanas fueron cerradas y bloqueada la venta de sus productos tras la alarma declarada por la presencia de altas tasas de dioxinas en los piensos destinados a la alimentación avícola. Tras los análisis realizados hasta la fecha, se han reabierto en torno a 3.000 granjas y unas 1.600 continúan clausuradas, según los datos de la Comisión.

El portavoz comunitario de Salud y Consumo, Fredéric Vincent, ha insistido en una rueda de prensa en que el sistema de trazabilidad "funciona" en la Unión Europea y en que "no hay riesgo para el consumo".

También ha recalcado que el pienso exportado a Dinamarca se destinó a gallinas "que no han llegado al mercado" porque no se destinan al consumo humano sino a la cría y que, en el caso de Francia, los niveles de dioxina no superan la tasa autorizada por la UE para la alimentación animal.

Desde que comenzara la crisis de las dioxinas "únicamente un país tercero", Corea del Sur, ha decidido cerrar su mercado a los productos alemanes, en concreto la carne de cerdo, según ha insistido el portavoz comunitario, que ha tachado la medida de "desproporcionada". Rusia también informó de que podría tomar acciones sobre las importaciones comunitarias, pero no lo ha hecho.

Tampoco Eslovaquia ni Italia han suspendido las importaciones de productos alemanes, pese a las informaciones contradictorias de los últimos días que apuntaban este extremo y que han sido desmentidas este lunes por Bruselas. "Cualquier medida en esta dirección dentro de la UE serían desproporcionadas porque (...) no existe alarma" que lo justifique, ha dicho el portavoz.

Los Veintisiete analizan la crisis por los piensos contaminados
Comentarios