#TEMP
viernes 20/5/22

Los profesores se unen a los estudiantes contra Bolonia

AGNESE MARRA
El movimiento antiBolonia ya no es sólo de los estudiantes, los profesores también se manifiestan y piden una moratoria del Proceso. Izquierda Unida les respalda y las calles españolas se llenan de manifestaciones.
> "Es propio de un Gobierno neoliberal"
> FORO: ¿A favor o en contra de Bolonia?
NUEVATRIBUNA.ES - 12.03.2009

Los estudiantes vuelven a salir a la calle. Además de las asambleas universitarias de toda España, la manifestación de hoy consigue nuevos adeptos. Izquierda Unida confirmó ayer su apoyo a la convocatoria y su adhesión a la manifestación.

Las novedades continúan. Después de meses de acciones colectivas estudiantiles, ahora reciben su recompensa, y en esta ocasión además del respaldo de un partido político también han conseguido el amparo de los profesores universitarios.

El pasado miércoles 300 profesores catalanes firmaron el manifiesto titulado "Contra el desmembramiento de la universidad pública. El PDI (personal docente) y el PAS (personal no docente) ante el Proceso de Bolonia”. Por primera vez son los docentes los que llaman a las movilizaciones antiBolonia.

Los mismos argumentos que han denunciado los estudiantes son los que esgrimen los profesores: “Se está desmantelando la universidad pública, se está supeditando el funcionamiento a los dictámenes del mercado y se está desperdiciando el conocimiento en la medida en que es tratado como una mercancía", afirma el manifiesto.

La falta de atención que ha recibido el alumnado y la negativa al diálogo o al esclarecimiento de dudas que ha impuesto la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, se refleja en el manifiesto: “Los órganos de Gobierno de las universidades han optado por utilizar el descrédito para rechazar los argumentos antiBolonia y por criminalizar a los estudiantes”. Los firmantes lamentan que se utilice "un tono cada vez más autoritario" para intentar convencer de que Bolonia permitirá avanzar al conocimiento científico.

"EL INGENUO EUROPEISMO"

Los docentes anti Bolonia reconocen que habrá compatibilidad de titulaciones y que se facilitará las movilización de estudiantes y profesores en el resto de Europa, sin embargo apuntan que en esto Proceso “ se sustrae a los protagonistas de la vida universitaria, la posibilidad de reflexionar lúcidamente sobre las decisiones que se están tomando y las consecuencias que tendrán en la universidad pública".

En este sentido el profesor de Ciencia Política de la UNED, Jaime Pastor, se une al manifiesto de los docentes catalanes: “Estoy de acuerdo con sus declaraciones y con las críticas que han hecho los estudiantes. Detrás de Bolonia hay una retórica de buenas palabras y detrás de esa retórica hay un proyecto de rentabilización capitalista de la universidad”.

Según Pastor, el Proceso de Bolonia supone una “dinámica de competitividad” universitaria que poco tiene que ver con el conocimiento, sino que está “supeditada al mercado”. El profesor de la UNED aprovecha la comparación de una amigo para matizar los “peligros” de Bolonia: “Esto es como el euro, nos decían las ventajas que tenía, la misma moneda para todos, pero no nos contaban la restricción del gasto público, el aumento de precios, etc”.

El profesor señala que el Proceso de Bolonia forma parte del “europeismo ingenuo del Gobierno español, como si todo lo que viniera de Europa fuera mejor. Universidades como Cambridge y Oxford no quieren saber nada de Bolonia”.

El tema de las becas es uno de los temas más polémicos. Mientras los estudiantes hablan de reducción de ayudas y denuncian el uso de becas-préstamo, desde el Gobierno aseguran que incrementarán las becas y que las ‘préstamo’ permitirán que más estudiantes puedan tener la posibilidad de seguir estudiando. El profesor Jaime Pastor se adscribe a la primera teoría: “No se van a aumentar el número de becas y la opción que realmente se va a llevar a cabo es la de becas préstamo, dinero que finalmente pagarán los estudiantes”.

Lo que más sorprende al profesor de la UNED es la medida de cuantificación de horas del trabajo de los estudiantes: “Es una locura que cuantifiquen las horas de estudio fuera de la clase y además que obliguen a más horas de tutorías sin aumentar el número de profesores. Sólo les importa la cantidad y no la calidad”.

MORATORIA DEL PROCESO

El manifiesto de los docentes catalanes asegura que el Proceso supondrá "un progresivo secuestro de los espacios de pensamiento crítico y el embargo de las capacidades reflexivas y creadoras de estudiantes y profesorado". En ese sentido apoyan el “coraje estudiantil” y piden un debate colectivo sobre el futuro de la universidad pública.

El profesor Jaime Pastor va más allá y apuesta por una “paralización del proceso” y una reapertura del debate: “El Gobierno tiene la responsabilidad de atender al movimiento de descontento y de malestar creciente y lo lógico sería plantear una moratoria”.

Los profesores se unen a los estudiantes contra Bolonia
Comentarios