<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022
LA POLICIA DESALOJA SOL A LAS 05:00 DE LA MAÑANA

Los 'indignados' abarrotan las calles en su primer aniversario

Decenas de miles de personas abarrotaron las plazas de toda España el sábado para protestar contra la profunda crisis económica y sus responsables, en el primer aniversario del movimiento de los "indignados", que ha desencadenado protestas similares en otros puntos del mundo.

La madrileña Puerta del Sol y la barcelonesa Plaza de Cataluña han sido los dos focos más multitudinarios de las protestas, que pretenden recordar que los motivos que llevaron a tomar las calles hace un año al denominado 15-M o "Spanish revolution" siguen igual de vigentes.

"Hay que plantarse ya y decir basta. Nos toman el pelo diciendo que somos unos vagos para desmontar el sistema público y quitarnos la educación y la sanidad y ahora rescatan a los banqueros", señala una participanteen la manifestación de Madrid, la primera de las marchas, actos, asambleas, talleres y encuentros organizados hasta el martes.

El 15-M ha concretado sus reivindicaciones, entre ellas "ni un euro más para rescatar a los bancos", un tema especialmente candente después de que el Estado español anunciara esta semana la toma de una participación mayoritaria en el capital del grupo BFA-Bankia con el fin de sanear la entidad y recuperar la confianza de los mercados.

En el centro de la capital, cuatro marchas confluyeron el sábado por la tarde en la Puerta del Sol, epicentro del movimiento, en un ambiente festivo y reivindicativo, mientras se coreaban lemas como "lo llaman democracia y no lo es" o "menos policía y más educación".

Entre los manifestantes, un grupo disfrazado de ejecutivos banqueros pero con nariz de payaso iban gritando a su alrededor: "Metan su dinero en nuestro monedero" mientras agitaban en el aire sus carteras.

En el año de vida del 15-M, que bebió de la primavera árabe e inspiró a otros movimientos de protesta como Occupy Wall Street, la situación económica del país ha empeorado, entrando en su segunda recesión en tres años y dejando a casi uno de cada cuatro trabajadores en paro.

El Gobierno de Mariano Rajoy, que desbancó a los socialistas en noviembre con mayoría absoluta, ha comenzado a acometer recortes en los pilares del Estado de bienestar para contener un déficit desbocado que mantiene a España al borde del rescate, y ya ha empezado a notar el desgaste en el apoyo ciudadano, según el Centro de Investigaciones Sociológicas.

Los indignados reclaman una Educación y Sanidad públicas de calidad; se oponen a la precariedad laboral y la reciente reforma del mercado de trabajo aprobada por el Gobierno y exigen una vivienda digna garantizada y una renta básica universal.

La "Spanish revolution", apartidista y sin jerarquía, prendió como la pólvora entre la ciudadanía tras una primera manifestación convocada a través de las redes sociales en ciudades de toda España el 15 de mayo de 2011.

Tras casi un mes con acampadas en las principales plazas públicas, los "indignados" trasladaron su actividad a los barrios donde, de forma más discreta, han impulsado iniciativas como cooperativas de intercambio, huertos, asambleas sobre diversos asuntos o se han movilizado para parar decenas de desahucios, quizá el punto donde han tenido más éxito.

El desalojo en la Puerta del Sol se salda con 18 detenidos

El desalojo por parte de la Policía Nacional en la Puerta de Sol de Madrid se ha saldado con 18 manifestantes detenidos y dos agentes heridos leves, según ha informado la Dirección General de la Policía, a la que no le consta que haya heridos entre las personas que, pasadas las 4.30, permanecían en la plaza. El SAMUR no ha tenido que realizar ninguna intervención tras el desalojo, según estas mismas fuentes.

La Policía Nacional ha desalojado por completo en apenas una hora la Puerta del Sol de Madrid y los principales accesos a la plaza, sacando del lugar a varias decenas de personas que, minutos antes de las 5.00, aún permanecían en el recinto.

En el marco del desalojo, varias personas, que opusieron resistencia, fueron detenidas. Alguno de ellos permaneció durante varios minutos en el suelo y esposado con las manos en la espalda. Durante todo el proceso, la Policía ha procedido también a realizar numerosas identificaciones.

Tensiones en los aledaños a Sol

Esta intervención policial desató algunos momentos de tensión por parte de los manifestantes. El mismo escenario de tensión se dio ya pasadas las 6.00 de la madrugada, en plena Gran Vía, cuando los agentes antidisturbios han introducido a varios detenidos en un furgón policial. Esta actuación generó los aplausos de los presentes hacia los detenidos y más gritos contra la Policía que llegó a cortar el paso de los transeúntes en una de las aceras de la Gran Vía.

Una vez desalojada la plaza, la Policía procedió también a despejar las principales calles de acceso y expulsar a los manifestantes, algunos de ellos portando material de acampada como sacos de dormir que todavía permanecían en la zona.

Los agentes llegaron a advertir a los presentes que, en caso de permanecer en la zona, se les tomaría nota de su documentación para interponer la correspondiente sanción ante la Delegación de Gobierno que había fijado las 22.00 como límite horario para las concentraciones. Pasadas las 5.30 horas, las principales calles que dan acceso a la plaza como Preciados, El Carmen, Montera o Arenal, fueran despejadas.

La presencia policial se hacía notar en todos los aledaños de la plaza donde los agentes establecieron controles que impedían el paso a cualquier persona, incluyendo a los medios de comunicación.

Los 'indignados' abarrotan las calles en su primer aniversario
Comentarios