sábado. 18.05.2024

Los derechos de los madrileños, en venta

Sanidad, educación, dependencia, cultura, agua� Distintos representantes de la sociedad civil preparan una "Carta de Derechos de la Ciudadanía" y prometen "pelea" para terminar con la democracia de baja calidad que impera en la Comunidad.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. 01.07.2009

“Los derechos sociales en Madrid están en una situación comprometida que tiene mucho que ver con la forma de gobernar”, afirma el coordinador general del Foro Social de Madrid, Carlos Girbau en declaraciones a nuevatribuna.es. Esta plataforma ha puesto en marcha una novedosa iniciativa para la creación de una ‘carta de derechos de la ciudadanía” que arranca este jueves con la participación de distintos representantes de la sociedad civil.

La idea empezó a gestarse hace año y medio como respuesta a la deriva tomada por el PP en la Comunidad de Madrid con su política de privatizaciones. La educación, la sanidad, el agua, la cultura�, en suma, los derechos de los ciudadanos que pagan con su dinero los servicios públicos, se han puesto en venta al mejor postor, denuncian desde el Foro.

“En Madrid hay una democracia de baja calidad que se demuestra porque los derechos civiles están en una situación comprometida”, afirma Girbau, para quien Madrid se ha convertido en “un espacio para el negocio de algunos”. En su opinión, “las políticas sociales prácticamente no existen sino que benefician a grandes empresas”, es, según sus palabras, “la transformación del derecho en negocio”.

El objetivo es que a partir del 2 de julio la sociedad civil comience a pergeñar una declaración que ponga en salvaguarda los derechos de los ciudadanos madrileños. Derechos que “ni se compran ni se venden”, añade Girbau. La iniciativa del Foro parte de varias premisas: la defensa de los servicios públicos; el control democrático y la participación ciudadana; la lucha contra la corrupción; la búsqueda de un modelo de desarrollo sostenible, frente al “agotado modelo del ladrillo”, que fomente la I+D+i; la aplicación de la Ley de Dependencia; etc., etc.

La carta aún no ha sido redactada, pero el espíritu de su letra apuesta por desarrollar la “memoria democrática colectiva” en una comunidad que debe ser �en opinión de Girbau- “profundamente laica”. El documento, que recogerá todas las reflexiones y sugerencias de las organizaciones que componen el foro (entre ellas PSOE e IU y los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT), verá finalmente la luz en el primer trimestre de 2010.

“Nuestra intención es poner de acuerdo a la mayor parte posible de los representantes de la sociedad madrileña”, también al PP, al que el propio Girbau invita a sumarse a esta iniciativa a la que se han adherido distintos colectivos y ONG.

Los derechos de los madrileños, en venta