#TEMP
domingo. 26.06.2022

Los activistas agredidos en El Aaiún sienten "vergüenza" por el Gobierno

Los once activistas canarios que fueron detenidos el pasado sábado durante una concentración prosaharaui insisten en su versión de los hechos, es decir, que fueron golpeados por la policía de Marruecos. Según el Gobierno, las lesiones se las produjeron grupos que no estaban de acuerdo con su protesta.
> Exteriores da por cerrado el caso
> Marruecos detiene a 11 españoles
> Los activista temen más agresiones
> "Lo nuestro es una anécdota..."
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 31.8.2010

Los once activistas canarios que fueron agredidos el pasado sábado en la ciudad de El Aaiún por parte de la policía marroquí han pedido al Gobieno español que cambie el "comportamiento vergonzoso" que se está teniendo con el Sáhara y le han reclamado que ejerza "un acto de valentía" e inicie una investigación para esclarecer estos hechos.

Los activistas han realizado estas declaraciones tras presentar ante la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife una denuncia contra sus agresores.

En una rueda de prensa, tres de los activistas e integrantes de SaharAcciones, Sonia Díaz, Yauci Marrero y Silvia Mesa, han asegurado que el Gobierno español "debe asumir la responsabilidad que le toca" e investigar las lesiones que sufrieron por parte de la policía marroquí, aunque no tienen "ninguna esperanza" al respecto: "No tenemos ninguna esperanza respecto al Gobierno español pero sí tenemos la esperanza y confiamos en todos los ciudadanos libres, en que la presión internacional logre cambiar el rumbo del Sáhara junto con la presión del pueblo saharaui, que son los que están combatiendo allí de forma pacífica día y noche". Son palabras de Silvia Mesa que ha explicado, no obstante, que si confiaran y pudieran delegar las responsabilidades en las organizaciones internacionales no hubieran ido a El Aaiún: "Está a la vista que han pasado 35 años y no se ha resuelto la situación, por lo tanto, nosotros decidimos ir al Sáhara a hacer un acto simbólico".

Los activistas han preparado un documento en el que incluyen los partes de lesiones que ha sido presentado ante la Subdelegación del Gobierno y en el que denuncian las agresiones físicas, para remitirlo al Ministerio Fiscal y a los juzgados de instrucción.

SaharAcciones ha destacado que la atención que le ha prestado el Gobierno de España a raíz de las agresiones ha sido "totalmente ambigua". Según han relatado sus responsables, intentaron en "numerosas ocasiones" ponerse en contacto con consulados y embajadas, hasta que el domingo a las 12.00 horas lograron contactar con el subdirector general de Política Exterior para Oriente Próximo, Alberto Ucelay, que les dijo que el administrador de la Casa de España en Marruecos, Mariano Collado, tenía "todas las delegaciones de la Embajada española".

Sara Roger, una de las activistas agredidas, ha contado que cuando tuvo que acudir a un centro médico para recibir asistencia sanitaria, Mariano Collado le aseguró al médico marroquí que "le había pegado la policía". Por ello ha invitado al Gobierno español a preguntarle a Collado qué le dijo al médico, ya que parecer ser que para el Gobierno lo que relatan los activistas "no es cierto".

Los integrantes de SaharAcciones han pedido la "máxima atención" a lo que está sucediendo en los territorios ocupados, donde el pueblo saharaui "esta siendo castigado por el apoyo recibido desde el exterior". Asimismo, han exigido que si España está reconociendo la legitimidad de Marruecos sobre el territorio y considera que los activistas han cometido algún delito, que se les aplique con "total rotundidad" la legislación vigente en el país vecino, que entienden es el derecho internacional.

De la misma manera, han reivindicado la aplicación de la legalidad en los territorios ocupados, lo que implicaría el cese de los encarcelamientos, de las agresiones físicas y de la inseguridad al considerar que eso es lo que hay que reclamar para el Sáhara.

Por otro lado, SaharAcciones ha querido aclarar que no es una ONG, sino "un grupo de personas preocupado por unos vecinos que están siendo torturados y masacrados". "Esta preocupación y la pasividad de nuestros gobernantes es la que nos ha llevado como adultos responsables a hacer una acción exigiendo el respeto del pueblo saharaui", afirma la asociación.

Finalmente, los activistas han invitado a los medios y a la ciudadanía a visitar la zona para que vean "con sus propios ojos" lo que están ocurriendo allí: "Vayan allí, hablen con la gente y vean la situación de primera mano para que vean lo que Marruecos, España y Francia está haciendo con el pueblo saharaui".

Los activistas agredidos en El Aaiún sienten "vergüenza" por el Gobierno
Comentarios