sábado 06.06.2020

La Xunta degrada a la mujer, a la que identifica con escoba y plancha

El conselleiro de Economía, Javier Guerra, aparece en el Obradoiro ataviado con una falda rosa hecha de globos y un sombrero con una flor en la cabeza. En la mano, una escoba y una plancha que Guerra, entre risas, fingió utilizar.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.3.2010

El papel de los hombres fue escenificado por la responsable de la consellería de Traballo, Beatriz Mato, caracterizada con un sombrero de copa, una corbata, un maletín, un martillo y unos alicates.

La escenificación formó parte del acto organizado por el Gobierno de Núñez Feijóo para celebrar el día de la Mujer Trabajadora y cuya dirección artística corrió a cargo del Rey de los Globos, Willy Monroe.

Entre los asistentes a esta particular celebración del Día de la Mujer, se encontraba la secretaria xeral de Igualdade, Marta González, quien consideró “importante” que “se celebre” este jornada con “un pequeño toque festivo”. “En muchos países se felicita a las mujeres este día. Creemos que es una buena costumbre y queremos introducirla aquí”, señaló, en declaraciones a Europa Press, y subrayó que esta fecha tiene que servir para estar “satisfechas” por los logros alcanzados, pero también para “pensar que queda mucho por conquistar”.

Javier Guerra, mientras tanto, saludó a todos los presentes y, especialmente, agradeció su asistencia al colectivo de amas de casa, que comentaban entre ellas lo “guapísimo” que es el presidente y al que recomendaron que “siga trabajando tan bien”.

La "payasada" de los miembros de la Xunta ha provocado no pocas críticas. La portavoz de Igualdade del PSdeG, Silvia Fraga, criticó la “frivolidade” de este acto y lamentó que los conselleiros prefieran “xogar con globos en lugar de poñer os pés na terra e afrontar unha política decisiva a todos os niveis. Además, lamentó el “desafortunado” recurso “dos estereotipos de xénero”, cuando el objetivo “é precisamente a súa desaparición” y señaló que esta fecha celebra “os logros en materia de igualdade”.

Por su parte, Santiago, Vigo, Pontevedra, A Coruña, Ourense y Ferrol acogieron ayer concentraciones a favor de la igualdad en una fecha que conmemoraba los cien años del Día Internacional de la Mujer. El principal objetivo de esta marcha era condenar la “situación de violencia hacia la mujer” y terminar “con la pobreza”. Una de las coordinadoras de esta marcha, Lidia Ponte, señaló que el 8 de marzo es una “fecha especial” para el feminismo para poder “mirar atrás hacia todos los avances que se lograron”, aunque recalcó que se deben tener en cuenta “las desigualdades” existentes, pues “no es igual la situación de una mujer en Europa que en África”.

Asimismo, la Secretaría de la Mujer de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de la CCOO denunció, a través de un comunicado, que las administraciones públicas no aplican la normativa sobre igualdad.La Secretaría señaló que la falta de compromiso con la Ley de 2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres y, sobre todo, el “escaso” cumplimiento del artículo 45 relativo a la elaboración y aplicación de los Planes de Igualdad, que tiene en las administraciones públicas el “peor” ejemplo de la no aplicación de la normativa.

El secretario general de UGT en A Coruña, José Carrillo, también denunció ayer la discriminación salarial y la precariedad laboral que sufren las mujeres trabajadoras en un momento de crisis en el que, en su opinión, la diferencia con los hombres incluso se ha “incrementado”. Carrillo también aprovechó la ocasión para recordar que las mujeres cobran un 25,5% menos que los hombres y tienen una pensión un 26,6% inferior.

La Xunta degrada a la mujer, a la que identifica con escoba y plancha
Comentarios