#TEMP
viernes 27/5/22

La mujer es también la más golpeada por la crisis económica

AGNESE MARRA
La crisis económica no deja títere con cabeza, pero las mujeres superan las estadísticas y pasan a ser las victimas más perjudicadas. Más tiempo en las listas del paro, menos remuneración salarial o falta de cobertura de desempleo son datos que emergen poco antes del Día de la Mujer Trabajadora, paradojas de la efeméride.
NUEVATRIBUNA.ES - 05.03.2009

Las mujeres son el talón de Aquiles de la crisis económica. A punto de celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha sacado a la luz un informe en el que señala la grave discriminación que padecen las mujeres a la hora de enfrentar una crisis que no para de inflar las listas del paro.

La segregación ocupacional, la temporalidad, el tiempo parcial y la discriminación salarial convierten a las mujeres en las personas más vulnerables respecto al resto de colectivos que conforman el mercado de trabajo (inmigrantes, jóvenes y mayores) ya que no cuentan con las mismas oportunidades económicas y laborales que los hombres.

A su vez las mujeres que mantienen su empleo en muchas ocasiones se ven perjudicadas por la ausencia de servicios públicos e infraestructuras para la atención a la infancia y a la dependencia, siendo ellas quienes tienen que solicitar una reducción de jornada, permisos no retribuidos o excedencias (menos salario, menos promoción profesional, menos protección), para cuidar de los familiares.

EL PARO FEMENINO, EL MÁS CRUEL

La estrepitosa e inesperada caída del empleo ha dejado en una situación paupérrima a miles de personas. Más de tres millones de parados y 800.000 familias en las que ninguno de sus miembros tiene trabajo.

Sin embargo la tasa de paro femenina sigue siendo mayor que la masculina y las mujeres, las personas peor situadas para soportar esta situación ya que no tienen la misma cobertura por desempleo que los hombres.

La mayor presencia femenina en el paro está relacionada con la discriminación laboral, la maternidad, la incorporación de mujeres mayores de 45 años y la creciente tasa de actividad femenina en busca del primer empleo, señala el informe de CCOO.

La cobertura de la protección por desempleo femenina (54,2%) está más de 21 puntos porcentuales por debajo de la masculina (75,8%). Por otro lado, la falta de cobertura de larga duración (por encima de los dos años) se concentra en las mujeres, concretamente a las que se incorporan después de los 45 años y sin experiencia laboral y con un bajo grado de “empleabilidad”.

La reincorporación a la actividad laboral tras la maternidad, que supone en muchos casos la retirada del mercado de trabajo, también explica por qué es mayor el porcentaje de mujeres paradas con hijos (73,9%) que ocupadas con hijos (66,5%).

Los datos concluyentes de este informe son alarmantes: las personas que no han cotizado son mayoritariamente mujeres; las mujeres pasan más tiempo en el desempleo que los varones; las mujeres de más de 50 años están mucho menos protegidas que los hombres; su mayor precariedad laboral provoca que éstas no generen derechos contributivos.


MEDIDAS INSUFICIENTES

Ante esta situación CCOO denuncia “la falta de medidas por parte del Gobierno”. La secretaria confederal de la Mujer de CCOO, Carmen Bravo señala: “Hasta ahora las medidas de apoyo a la crisis se han centrado en sectores muy masculinizados como la construcción y la industria del automóvil y no hay medidas concretas dirigidas al impulso del empleo femenino”. Por otro lado el sector servicios, un área muy feminizada, sigue despidiendo trabajadores y no se ofrecen alternativas, indica el informe del sindicato.

Desde la Secretaría de la Mujer de CCOO se solicita que la “crisis económica no sea un pretexto para ignorar la discriminación y la desigualdad laboral”. Proponen apostar por la negociación colectiva para asegurar el empleo de las trabajadoras y se avance en la igualdad de trato y de oportunidades.

Incrementar las medidas económicas para la implementación de Planes de Igualdad a las empresas, ampliar el permiso de paternidad a cuatro semanas para impulsar la corresponsabilidad, o la integración de Regímenes Especiales (agrario y empleadas de hogar) al RG, para mejorar el empleo y la protección, son algunas de las propuestas que ofrece el sindicato.

El Día de la Mujer Trabajadora encuentra a su homenajeada en un mal momento, las reivindicaciones tienen que durar más de 24 horas y conocer la situación de la mujer se convierte en una tarea diaria, más allá del próximo 8 de marzo.

La mujer es también la más golpeada por la crisis económica
Comentarios