miércoles 16.10.2019
TOTAL DEPENDENCIA ECONÓMICA DEL ESTADO

La Iglesia sigue sin cumplir su compromiso de autofinanciarse

El 95% de los ingresos que recibe la Iglesia es dinero público. Treinta años después de la firma de los acuerdos con la Santa Sede, la institución ha sido incapaz de lograr por sí misma recursos suficientes para la atención de sus necesidades.

La Iglesia sigue sin cumplir su compromiso de autofinanciarse

La Iglesia Católica vive casi en exclusiva de las arcas públicas y eso, pese a que se comprometió, hace ya más de treinta años, a buscar fórmulas de autofinanciación. El compromiso se plasmó por escrito en los acuerdos entre España y la Santa Sede firmados en El Vaticano el 3 de enero de 1979 y en los que se expresa textualmente que “el Estado no puede ni desconocer ni prolongar indefinidamente obligaciones jurídicas contraídas en el pasado”, esto es, el sostenimiento económico de la institución. Es más, en dicho Tratado, la Iglesia manifiesta su voluntad de “lograr por si misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”.

Pues bien, a día de hoy, el 95% de los ingresos que recibe, no sometidos a actividades finalistas o vinculadas al mantenimiento de su patrimonio histórico, provienen de la asignación tributaria, o lo que es lo mismo, de las arcas públicas. Así queda reflejado en el informe ‘Financiación de la Iglesia Católica y gasto público’ elaborado por la Fundación 1º de Mayo.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2011, otorgaron un total de 283,3 millones de euros, tanto como resultado de la aportación tributaria de la casilla del 0,7% del IRPF (lo que supone un incremento con relación a la asignación tributaria anterior del 33%), como por otras partidas para sostenimiento del patrimonio. Según consta en la memoria económica de la Conferencia Episcopal de 2009, los ingresos por IRPF fueron de 156 millones de euros y la liquidación por el IRPF de 2007, 92 millones, a los que detrayendo 38 millones de la compensación del IVA arroja un saldo de 210 millones sobre unos ingresos totales de 223 millones: es decir, que la Iglesia por sí sola únicamente obtuvo una financiación de 13 millones, esto es, menos del 5% del total.

La estimación de la cantidad total de ingresos públicos que recibirá la Iglesia en 2012 es de 5.698.699.253 euros

La autora del informe, Elvira Sánchez Llopis, resalta que, frente a lo que mantiene la Iglesia de que los fondos son destinados para la actividad asistencial, lo cierto es que la mayoría de los ingresos sirven para cubrir la actividad “pastoral” y del clero. De los 191 millones gastados en 2009, el 72% fue al clero y el 16% a actividades pastorales. En este sentido, recuerda que tanto Cáritas como Manos Unidas reciben sus propias subvenciones: en 2010, ambas organizaciones no gubernamentales vinculadas a la Iglesia recibieron 352,2 millones de euros.

El informe también da información pormenorizada de las exenciones fiscales de las que goza la Iglesia, como el IBI, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones; así como el IAE, del Impuesto sobre el incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Ubana; del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras; y del Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (los vehículos diplomáticos de la Santa Sede).

Sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (con lo que el Estado podría recaudar 3.000 millones), la Iglesia queda exenta de pagar por Templos y capillas; residencias de obispos, canónigos y sacerdotes; locales destinados a oficinas de la Curia; los seminarios destinados a la formación del clero; los edificios destinados a casas y conventos de las órdenes; los huertos, jardines; los inmuebles de gobiernos extranjeros o de representación diplomática; los declarados como monumentos de interés cultural; los centros docentes privados acogidos al régimen de concierto.

El informe también hace referencia al sector educativo. La Iglesia gestiona 5.347 colegios privados y concertados (el 80% del total) con un alumnado que alcanza la cifra de 1,4 millones; así como 208 guarderías. A esto hay que añadir que, pese a que el profesorado de religión se rige por el Estatuto de los Trabajadores, siguen siendo propuestos por las diócesis y pueden ser revocados por ellas. Solo en concepto de retribución del personal que imparte religión, la Iglesia ingresó en 2011 700 millones de euros.

En cuanto a Sanidad, la Iglesia es propietaria de 58 de los 105 hospitales que existen en España, por lo que recibe según estimación de Europa Laica, no menos de 700 millones de euros.

En suma, la estimación de la cantidad total de ingresos públicos que recibirá la Iglesia en 2012 es de 5.698.699.253 euros.

La Iglesia sigue sin cumplir su compromiso de autofinanciarse
Comentarios