viernes. 23.02.2024

La Iglesia, a cara de perro con las principales leyes socialistas

De apocalíptica puede calificarse la macromisa celebrada en la plaza de Lima de Madrid. El mensaje más repetido por el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, es que no hay futuro para el mundo sin la familia cristiana. Ni la crisis, ni las guerras, ni el olvido al que están relegadas millones de personas pesan de forma tan negativa en nuestro futuro.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.12.2009

Para Rouco, cualquier modelo de familia que se aparte del que defiende la Iglesia, el que gira en torno al matrimonio de hombre y mujer y está destinado a la procreación, "no es verdadero". En definitiva, el cardenal ha aprovechado la defensa de la familia para intentar desacreditar, una vez más, las leyes que regulan el divorcio, el matrimonio homosexual y el aborto.

En su homilía, ha comenzado con un canto a la familia como "Iglesia doméstica" y con el repudio de los otros "modelos de familia", que parecen adueñarse "de la mentalidad y de la cultura de nuestro tiempo". Pues bien, a su juicio esos modelos "no responden a la verdad natural de la familia, tal y como viene dada desde el principio de la creación". De la mano de estos modelos, "el panorama que presenta la realidad de la familia en la Europa contemporánea no es precisamente halagüeño".

A partir de ahí, Rouco ha hecho una larga enumeración de las sombras que afligen a las familias, comenzando por "la facilitación jurídica del divorcio hasta extremos impensables hace poco tiempo y asimilables al repudio". Al divorcio hay que añadir "la creciente difuminación, cuando no la eliminación, primero cultural y luego legal, de la consideración del matrimonio como la unión irrevocable de un varón y una mujer en íntima comunidad de amor y vida, abierta a la procreación de los hijos". Y la tercera 'gran amenaza', según sus palabras, es "el supuesto derecho al aborto en los primeros meses del embarazo", que suplanta al derecho a la vida del nasciturus "en la conciencia moral de un sector cada vez más importante de la sociedad y en la legislación que la acompaña y estimula".

El cardenal ha denunciado que incluso "se ve cada vez más en peligro la vida de las personas con discapacidades varias, de los enfermos terminales y de los ancianos, sin un entorno familiar que las cobije". La única luz ante este "panorama oscuro y desolador" son "las familias cristianas de España y de Europa". Tanto es así que, el cardenal madrileño ha llegado a decir que, sin ellas, Europa "se quedaría prácticamente sin hijos o, lo que es lo mismo, sin el futuro de la vida". Y, por lo tanto, "sin futuro biológico".

Citanto la encíclica 'Caritas in Veritate del Papa Benedicto XVI, Rouco ha considerado que "los Estados están llamados a establecer políticas que promuevan la centralidad y la integridad de la familia, fundada en el matrimonio entre un hombre u una mujer, célula primordial y vital de la sociedad". Porque, según Rouco, en la familia cristiana es donde mejor se responde "a la situaciones dramáticas de los parados, de los ancianos, de los angustiados por la soledad física y espiritual, de los rotos por las decepciones y fracasos sentimentales, matrimoniales y familiares". Por eso, "la familia verdadera" es el futuro del mundo.

El propio Benedicto XVI ha enviado un mensaje en español a los participantes en la misa en el que ha pedido la defensa de la familia "basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer", ya que ella -según ha dicho- es la mejor escuela donde se aprende a vivir aquellos valores que dignifican a la persona y hacen grandes a los pueblos". Además, ha asegurado que uno de los mayores servicios que los cristianos pueden prestar a los hombres es ofrecer el "testimonio sereno y firme de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, salvaguardándola y promoviéndola, pues ella es de suma importancia para el presente y el futuro de la humanidad".

REACCIONES DE LOS GAYS

La reacción de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) no se ha hecho esperar. En un comunicado, ha respondido a las palabras de Rouco Varela contra los "otros modelos de familia" reclamando "la riqueza de la diversidad familiar y la importancia de su reconocimiento y no discriminación". La FELGTB ha señalado que la misa celebrada al aire libre en la Plaza de Lima de Madrid por la familia cristiana ha defendido "un modelo de familia excluyente y único, la familia que cumple sus cánones, dejando fuera toda una diversidad familiar reconocida y garantizada por el Estado español".

Además, ha recordado que "la ley ampara no sólo la elección del modelo familiar, sino la no discriminación, con independencia de su composición". La jerarquía católica, sin embargo, se "deja llevar por una ideología intransigente y antidemocrática que dista de los valores de nuestra sociedad, a la que no permite desarrollarse en total libertad". Por todo ello, la FELGTB ha reivindicado la eliminación de los pactos de Estado con el Vaticano.

La Iglesia, a cara de perro con las principales leyes socialistas
Comentarios