domingo. 26.05.2024

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, ha confirmado en rueda de prensa su intención de convocar huelga para las dos primeras jornadas de la Liga BBVA y Liga Adelante, tras no haber llegado a un acuerdo con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en las negociaciones del nuevo convenio colectivo.

"Los futbolistas nos hemos unido y hemos dicho basta ya. AFE, los jugadores de Primera y Segunda División hemos tomado la decisión responsable, firme y unánime de convocar la huelga para las dos primeras jornadas del fútbol español. La liga no dará comienzo hasta que no se firme el nuevo convenio colectivo", aseguró Rubiales, que estuvo arropado en la rueda de prensa por todo el fútbol español, representados entre otros por Iker Casillas, Carles Puyol, Juan Mata, Xabi Alonso, Sergio García, Santi Cazorla o Fernando Llorente, entre el más de centenar de futbolistas que acudieron a este hotel madrileño para respaldar a su sindicato.

Rubiales contó que el sindicato lleva 17 meses trabajando con dedicacion y firmeza en la defensa de los derechos de los futbolistas. "Esto nos ha llevado a tener situaciones tensas y dificiles, pero finalmente hemos encontrado con las instituciones un marco que nos permita avanzar. Con todas menos con una, la LFP. Me habrán oído ustedes a mí, a los miembros de la junta de la AFE, incluso a algunos futbolistas denunciar el incumplimiento de los contratos que los clubes firman con los jugadores de manera voluntaria. Lo anunciamos cada día más porque crecen los incumplimientos", añadió.

"Casi 50 millones de euros y más de 200 futbolistas afectados, por los 12 millones y casi 100 futbolistas del año pasado. Aun así, la competicion continuó y fue por una decisión responsable de los jugadores, pero lo hicieron con la condición de que no sucedería lo mismo en la siguiente temporada. Los futbolistas no queremos más dinero, queremos que se cumplan nuestros contratos, que se velen por las deudas pasadas, presentes y futuras. Además queremos que los que disfrutáis del fútbol lo hagáis con una competicion sana, donde los futbolistas sean tratados igual en un equipo que en otro", continuó el presidente del sindicato.

El Rayo Vallecano durante la presidencia de Ruiz Mateos ha sido uno de los club más morosos.

"LOS FONDOS DE GARANTÍA SON INSUFICIENTES".

Según el representante de los futbolistas, el pasado abril de 2010, en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD) se adoptó un acuerdo por AFE, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la LFP. "La Liga se comprometió a que en junio se votarían las garantías de los futbolistas para aprobarlas y no sucedió. Nos emplazaron a septiembre, donde dejaron a un lado el tema porque no lo consideraban importante. El convenio se renovaba automáticamente el mes de enero y la LFP tres días antes dejó a los futbolistas sin garantías. La liga y la AFE nos emplazamos para aprobar un convenio antes de que empezara la competición", comentó.

"Hace dos meses y medio empezamos, nos hemos reunido en 15 ocasiones con la desagradable sorpresa del comunicado del 3 de agosto donde se adoptó unilateralmente una postura. Vemos que lo que podía estar pactado ni se ha tratado y además los fondos de garantía son insuficientes. Con los 40 millones que hay para los proximos años no da para cubrir la deduda de este año y la de los siguientes se queda fuera. Pero además el fondo está supeditado al cambio de la Ley Concursal, que está ahora en el Congreso y todo indica que volverá en septiembre para ser aprobada, y a esto no es ajena la LFP", amplió Rubiales.

Por su parte, el presidente de la AFE comparó la situación de la Liga española con la del resto de competiciones europeas. "Se nos dice que lo firmado carece de valor. No queremos medidas paliativas, nosotros hemos propuesto que, como en Alemania, Francia, Holanda e Inglaterra haya medidas preventivas. El club que no demuestre que va a pagar no compite. Hemos pedido que a los futbolistas que se les adeuden tres mensualidades puedan romper su contrato. Estaba encaminado el acuerdo y se dejó a un lado", añadió.

En cuanto a los derechos de imagen que según la LFP deberían cederse a cada club, Rubiales manifestó que la AFE no está de acuerdo en que algo "inherente a la persona", como es el derecho sobre su imagen, "se quite del mapa". "Los periodos de descanso y el fondo social, temas que entran dentro de un convenio, lo disfrutan los futbolistas en todas las ligas europeas. Estamos a la cola de Europa. No dejaremos de dialogar pero la liga no dará comienzo hasta que se firme un nuevo convenio colectivo", zanjó Rubiales.

Además, el gerente de la Asociación, Luis Gil, explicó durante la rueda de prensa que los 38 millones de euros que se adeudan más los 11 del convenio anterior, "no están garantizados". A su vez, comentó que, cuando finalizase el convenio nuevo, ni se hubieran cubierto esos 11 millones ni los que se pudieran producir en las siguientes cuatro temporadas.

LOS FUTBOLISTAS REFRENDAN LAS PALABRAS DE SU PRESIDENTE.

Abraham Paz, futbolista del Cartagena y que el año pasado vistió la camiseta de un Hércules de Alicante, acuciado por grandes problemas económicos durante todo el año, declaró que "el fútbol español se ha unido", y que "no se va a jugar al fútbol hasta que no se firme el convenio", refrendando al presidente de su sindicato.

Su compañero de profesión, José María Movilla, miembro de la junta directiva de la AFE y jugador del Rayo Vallecano, cuyos futbolistas no cobraron durante toda la temporada pasada, se mostró tajante respecto a la huelga. "Es inadmisible que un trabajador esté sin cobrar durante tantos meses y lleguemos a la siguiente temporada y no tengamos garantizado nada. Tanto mis compañeros como yo, vamos a parar hasta que se solucione", afirmó el madrileño.

El presidente de la AFE estuvo acompañado en su comparecencia por el presidente del sindicato mundial de jugadores, Leo Grosso, además de los mandatarios de los sindicatos francés, alemán y portugués. Fue este último, Joaquim Evangelista, el que habló para mostrar su total apoyo a la AFE.

"Quería desde el sindicato portugués manifestar mi solidaridad con los jugadores españoles. La cuestión central de hoy en día es el respeto de los contratos. No entiendo que España, un país al frente de Europa, viva este problema. Estos futbolistas que elevan el nombre de España merecen respeto. No es una cuestión de dinero, sino de cumplimiento de las obligaciones", explicó.

"No tiene sentido que los protagonistas del espectáculo vivan problemas que no los viven ni los directivos ni los empresarios. Esta medida de fuerza no es una medida sin fundamento, es para que la Liga establezca el diálogo social que es necesario. No ayuda nada que haya una actitud de intransigencia. Hay aquí jugadores que no tienen problemas financieros, pero son solidarios con los demás. Las medidas son necesarias y es obligación de la LFP reconocerlas", finalizó.

Esta decisión de convocatoria de la huelga se tomó tras la reunión mantenida el pasado lunes por la Junta Directiva de la AFE y donde trataron los puntos conflictivos del convenio colectivo, que están negociando con la LFP, entre los que se encuentra que los internacionales computen como días de vacaciones cuando estén concentrados con la selección española, además, de querer incluir en este nuevo convenio la obligatoriedad de que los futbolistas cedan a sus clubes sus derechos de imagen.

La AFE convoca huelga para las dos primeras jornadas de liga