Las joyas de Poitiers

¿Me acompaña a descubrir las joyas de Poitiers?

Poitiers es una ciudad muy conocida en Francia. Muchos han visitado el parque de Futuroscope, pero muy pocos han visitado la ciudad. Poitiers merece la pena por su ambiente muy tranquilo y porque tiene tres joyas que merecen la pena visitar.

EL BAPTISTERIO DE SAN JUAN

El baptisterio de San Juanfue construido originalmente en el siglo IV. Se le considera el monumento cristiano más antiguo de Occidente. Es uno de los pocos edificios que conserva la apariencia que tendría en la época merovingia.

El baptisterio en su origen era una casa romana. Su parte central fue acondicionada sobre el año 360 y se construyó sobre los cimientos del edificio romano, que había sido derrumbado en el año 276 y todavía se conservaban. Se convirtió en el barrio episcopal de la ciudad con el transcurso del tiempo.

El baptisterio padeció numerosos daños durante la ocupación visigoda durante el siglo V. Después de que Clovis I derrotara a Alarico II en el año 507 en la batalla de Vouillé, cerca de Poitiers, se inició su restauración. Se mejoraron las partes superiores de las paredes de la cella, se le añadieron tres absidiolos en forma de un transepto y un ábside, y la decoración de los exteriores e interiores del edificio.

f14

La piscina bautismal fue construida en el siglo VI. En esa época el bautismo se realizaba por inmersión total.

El baptisterio se encontraba en estado ruinoso ya en el siglo X. Posteriormente, se hicieron más añadidos y reparaciones, como la demolición de las dos pequeñas sacristías originales, los absidiolos laterales, los brazos del transepto, que fueron reconstruidos como ábsides, y el nártex cuadrado se modificó a su actual forma poligonal. 

El bautismo por inmersión fue abandonado como práctica por la Iglesia católica en el siglo X, y, por ello la piscina bautismal fue rellenada y reemplazada por pilas bautismales. El baptisterio se transformó posteriormente en una iglesia parroquial.

La iglesia fue embellecida con frescos que todavía son visibles entre los siglos XII y XIV. Incluyen representaciones de la ascensión de Cristo, pavos reales simbólicos, jinetes con capas ondulantes, uno de los cuales representa el emperador Constantino, y un busto de la Santa Virgen.

f13

El edificio fue desafectado, en el año 1791, durante la revolución francesa y fue vendido como bien nacional a un particular que lo utilizó como almacén. Antes de ser demolido, fue salvado por suscripción pública, lo que permitió comprarlo en el año 1834. Posteriormente, fue restaurado a mediados del siglo XX.

f12

Se realizaron varias campañas arqueológicas a lo largo del siglo XX, que descubrieron la pileta bautismal y permitieron precisar su datación. Fue un edificio construido con el propósito de administrar el bautismo a los conversos, a los que antes se daba el sacramento en el río Clain, distante un centenar de metros.

El baptisterio alberga actualmente un pequeño museo de glíptica, que incluye muchos sarcófagos de piedra que datan de los siglos V - VII en la época de podr de los merovingios. También incluye restos de trozos de columnas romanas, pilas bautismales y otras reliquias de piedra.

IGLESIA DE NOTRE DAME

Si a usted le gusta el románico no puede dejar de verla.

Es una iglesia parroquial, antigua colegiata de estilo románico. Aunque la historiografía menciona que fue iniciada en el siglo X.La iglesia se menciona bajo el nombre de Sancta Maria Major o Sainte-Marie-Majeure.

Sin embargo, fue en el siglo XIcuando se construyó la mayor parte del edificio. Está edificada sobre antiguos vestigios de un edificio, del que subsisten algunas piedras y ladrillos. El edificio fue reconstruido durante la segunda mitad del siglo XI, en pleno románico, y fue consagrado en 1086 por el que sería el papa Urbano II.

f11

Parece ser, que fueron dos los templos paganos que se construyeron en el emplazamiento de la actual iglesia. Estos edificios pertenecían a un foro, ya que durante la época romana este barrio ya estaba ocupado. Todavía se pueden contemplar vestigios de una construcción en piedra rectangular en el muro norte de la actual iglesia.

Es característica su fachada ricamente tallada y esculpida, reconocida como una obra maestra, en lo que constituye el periodo de la escultura románica en Francia y concretamente de la escuela de Poitou.

La fachada, totalmente vertical, consta de tres pisos en los que respectivamente se encuentran la portada, la ventana central y el frontón con una mandorla, flanqueada por sendas torres circulares en cada extremo.

Los únicos frescos románicos que subsisten son los de la bóveda encima del coro y de la cripta. Sobre el coro aún se puede distinguir una representación poco frecuente del Apocalipsis: la Virgen con niño está representada dentro de una mandorla, el Jesús de Nazareten majestad sobre el abovedado, entre un círculo y un cuadrado; después, el Agnus Dei está representado dentro de un círculo. 

f10

Alrededor, en arcadas ciegas, los doce apóstoles están representados sentados, como en una fachada. Esta pintura pudo servir como modelo para las esculturas de la fachada de la iglesia ya que las expresiones y la composición de ambos son idénticas. En los ángulos, los ángeles acompañan las almas al paraíso. En la cripta, los frescos representan santos anónimos. Algunos vestigios de representaciones de animales aparecen en los yesos de la parte norte.

El conjunto de la iglesia fue restaurada en el año 1851. Se repintaron las columnas y las bóvedas con motivos romano-bizantinos, partiendo de la influencia de las cruzadas en el arte románico. Estas pinturas fueron criticadas en la época. El escritor Joris-Karl Huysmans les llamó “tatuajes”. A pesar de ello, estas pinturas son mucho más cercanas a la época románica que las paredes desnudas.

En los años treinta, las columnas del coro fueron decapadas según el gusto del siglo XX por la sobriedad. Otras pinturas neorrománicas y neogóticas decoran las capillas.

Las esculturas de los capiteles son sobrias, compuestas por hojas estilizadas. Sólo un capitel está historiado y se encuentra situado en el lado sur del deambulatorio, representa la Ascensión con Cristo en mandorla. Los capiteles del coro se inspiran en capitales corintios de la antigüedad romana. Sobre las columnas hay esculpidas cruces patadas, así como en el campanario.

Es muy conocida la capilla de Santa Ana, llamada “del Loco”,donde podemos contemplar un sepulcro de Cristo en piedra policromada. Data de principios del siglo XVI y proviene de la antigua abadía de la Trinidad.

f9

La iglesia tuvo que dotarse nuevamente de muebles tras la Revolución francesa. Tiene un púlpito barroco en madera, esculpido en el siglo XVII, que proviene del convento femenino de Notre-Dame y dos atriles en bronce del siglo XVII representando al Apóstol, San Juan. La tradición dice, que se trata de una copia de una estatua milagrosa destruida por los hugonotes en el año 1562.

La estatua de Notre-Dame des Clefs data de finales del siglo XVIo de principios del XVII. Su estilo hierático, raro según el gusto del final del siglo XVI, recuerda al de las vírgenes románicas. 

Un retablo del siglo XVII representa el Milagro “des Clefs”,debemos destacar una vidriera del siglo XIX. El conjunto de vidrieras data de los siglos XIX y XX. El órgano del coro es del final del siglo XIX, mientras que los grandes órganos son de 1996. ​

La fachada occidental fue añadida durante el segundo cuarto del siglo XII. Esta fachada de Notre-Dame presenta un aspecto propio del románico poitevino. La fachada es más alta que el edificio y se estructura en tres arcadas superpuestas, encuadradas por dos torres. La escultura orna encontramos motivos frecuentes del arte románico, como representaciones de animales, follaje, figuras fantásticas... y las evidentes escenas bíblicas.

Encima de la puerta vemos un friso de altorrelieve ilustrando pasajes de la Biblia. Las escenas escogidas son del Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, nos relatan el anuncio del nacimiento de Jesús de Nazaret para salvar a la humanidad del pecado original. De izquierda a derecha podemos observar la representación del pecado original, a Nabucodonosor rey de Babilonia, los profetas Daniel, Moisés. Isaías y Jeremías.

Tras estas imágenes se encuentran las de la Anunciación de María, el árbol de Jessey, el rey David, así como la visita a la Virgen María, y representaciones de Nazaret y Jerusalén, diferentes escenas de la vida de Jesús.

f8

En los arcos se representan los doce apóstoles, así como a los santos Hilario de Poitiers y Martín de Tours. A la derecha, un obispo heredero de los apóstoles, que recuerda el poder episcopal a los barones del Poitou. A la izquierda, el obispo lleva las representaciones del Papa. Finalmente, se encuentra un Cristo en mandorla, rodeado por el Tetramorfo y por encima del Sol y la Luna.

Podemos distinguir en esta obra al menos dos talleres escultóricos: uno con un gusto especial por el movimiento y los pliegues y otro con un trabajo más estático. Las esculturas habían sido realizadas antes del montaje de la fachada.

Hay trazas de policromía en el friso y los personajes, destacando la escena de la Anunciación. Desgraciadamente, son difíciles de datar pero se estima que corresponden al final de la Edad Media, cuando se realizaron importantes trabajos en la iglesia, especialmente durante el siglo XV.

Se rompieron las cabezas de las figuras que creían heréticas en el saqueo de Poitiers por parte de los hugonotes en el año 1562. En el siglo XVII, la presencia de los mercaderes de salmón provoca un deterioro de la piedra caliza por la sal.

Se comenzó una gran campaña de restauración de la iglesia en el año 1992. Las piedras fueron desaladas en laboratorio y reinstaladas. La inauguración de la fachada tuvo lugar en el año 1995, creándoseun magnífico espectáculo de luces.

Hay una leyenda muy conocida en Poitiers y tiene como referencia la iglesia de Notre Dame. Relata lo siguiente, en el año 1202: 

“las tropas inglesas sitian la ciudad. El cura del alcalde prometió liberar la ciudad dándoles las llaves de la ciudad a cambio de una gran cantidad de dinero el día de Pascua

Por la noche, el cura entró en la habitación del alcalde para robarle las llaves pero, en el momento de cogerlas, habían desaparecido.

Cuando despertó, el alcalde se dio cuenta de la desaparición de las llaves y supo que alguien le había traicionado, por lo que llamó a su ejército y acudió con él a Notre Dame para rezar. 

Allí descubrió que la estatua de la Virgen María tenía las llaves en su mano. Durante la noche los ingleses, asustados por la aparición no sólo de la Virgen sino también de San Hilario y Santa Radegonda, huyeron”.

Desde el punto de vista histórico, esta historia es falsa, puesto que en el año 1202 la región de Poitou formaba parte del ducado inglés de Aquitania, bajo el reinado de Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania Los poitevinos celebraron, hasta el año 1887, esta protección divina mediante una procesión solemne por toda la ciudad y una estatua fue erigida en mitad del coro en el siglo XVII.

LA CATEDRAL DE SAN PEDRO

Construida a iniciativa de Leonor de Aquitania y Enrique II de Platagenet fue consagrada en el año 1379. Es de estilo gótico angevino, tiene bóvedas abombadas con una planta cuadrada y es similar a las iglesias de salón por su división en tres naves de igual altura. La fachada, flanqueada por dos torres inacabadas, toma elementos de la estilística del norte de Francia.

f7La catedral está construida sobre la antigua catedral de Hilario de Poitiers, reconstruida a partir del año 839 y su construcción corrió a cargo de las arcas del Emperador. Esa catedral primitiva ha desaparecido. Debía estar no lejos del edificio actual, en la parte baja de la villa dentro de la muralla galo-romana. 

Se sabe, que en el año 1018 sufrió un incendio que la destruyó así como a una parte de la ciudad. Fue restaurada y ampliada en el año 1024 a cargo de conde de Poitou y duque de Aquitania, Guillermo el Grande. 

La actual catedral se inició en la segunda mitad del siglo XII, probablemente alrededor del año 1155. La construcción fue larga y finalmente consagrada en octubre del año 1379.

La construcción se inició por los dos tramos orientales y el brazo sur del transepto. Las bóvedasson conocidas por sus grandes nervaduras desprovistas de clave. Cuanto más se avanza hacia el oeste, las nervaduras se afinan, mientras que los tramos pasan de un estilo todavía marcada por el románico al arte gótico radiante. 

Hacia el final del siglo XII, el muro norte de la nave y la base de la torre norte de la fachada occidental estaban ya construidas. Posteriormente, se edificaron las bóvedas del primer tramo del coro y del transepto. Más tarde, se construyó una torre en el crucero del transepto y después el lado sur. La fachada occidental es del segundo tercio del siglo XIII.

En la Guerra de los Cien Años,era el año 1346, la catedral fue saqueada por las tropas británicas del conde de Derby. Las torres no se completaron hasta principios del siglo XVI.

Durante las guerras de religión, en el año 1562, la catedral fue saqueada y dañada por los hugonotes. De los años 1793 a 1795, durante el periodo revolucionario, la catedral sirvió como Templo de la Razón. La sede episcopal se restableció en el año 1801. 

Poitiers fue asediada por las tropas protestantes en el año 1596. Se pueden todavía los impactos de los cañonazos, que el almirante Coligny disparó desde las dunas sobre la cabecera de la catedral y se ven los impactos de las balas de cañón en el ábside de la catedral 

La catedral es de estilo gótico angevino. La fachada cuenta con un rosetón y tres portales con gabletes, se ha visto influenciada por la arquitectura gótica del norte de Francia. Las esculturas en alto relieve ilustran en tres pisos el Juicio Final.

La cabecera consiste en una sola pared recta de casi 50 m de altura, sin arbotantes. Esta es una de las pocas catedrales de Francia que presenta esta disposición. Esta catedral destaca por sus numerosos contrafuertes, en lugar de que los arbotantes soportan el edificio. 

La puerta de San Miguel está decorada con capiteles que forman un friso. Sobre los altos ábacos, esculpidos únicamente en el lado izquierdo y representan los magos que visitan a Herodes y que cabalgan hacia Belén. 

f6

A su derecha, se muestran la Anunciación, el sueño de José, la Adoración de los Magos y la Visitación. El interés de estas esculturas radica en la técnica del relieve y trasciende la barrera convencional establecida entre el arte románico y el arte gótico.

La fachada, situada entre las dos torres, data de mediados del siglo XIII. Está estructurada por un rosetón y tres portales con gabletes. El rosetón recuerda al del brazo sur del transepto de la catedral de Notre Dame de París.

La puerta principal presenta un magnifico conjunto donde está la escena del Juicio Final, esculpida a tres niveles. Los muertos son extraídos de sus tumbas con un prodigioso movimiento de conjunto. San Miguel, con la espada en la mano, separa a los elegidos de los condenados, que se precipitan en las fauces monstruosas del Leviatán. El Juez Cristo, muestra sus heridas. A su lado, destacan la Virgen y San Juan, arrodillados, así como los ángeles que exhiben los instrumentos de la Pasión. Los personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento pueblan las arquivoltas.

De la fachada occidental debemos destacar la puerta de la izquierda donde hay dos imágenes,la Dormición de la Virgen y la Coronación de la Virgen. Los personajes que se agolpan en torno a María, tendida en su lecho de muerte en el momento de su Asunción, son notables por la elegancia de sus siluetas, por el relieve y la fluidez de ropajes y la dignidad de las actitudes recogidas. Por encima, Cristo bendice a su madre coronada por los ángeles. Se sitúan las santas, los santos y los clérigos en el arco.

Debemos destacar, el tímpano de la portada de la derecha que está dedicada a Santo Tomás. Es posible descubrir un edificio en forma de tabernáculo que se cierne sobre la escena mostrando a Santo Tomás en el trance de la predicación, de bautizar y de dar limosna. Esta escena muestra que el verdadero palacio es espiritual, no material. Se representan ángeles, santos armados como caballeros así como la parábola de las vírgenes necias y las vírgenes sabias en las arquivoltas.

El segundo nivel se abre con un gran rosetón. La galería y el piñón son una adición neogótica del siglo XIX.

f5

La arquitectura de la catedral de San Pedro es típica de una iglesia de salón con su altura sin bóveda es casi idéntica en la nave central y en las laterales: 30 m y 24 m. No hay capillas laterales, ni capilla absidal. La longitud de la catedral es de 100 m para una anchura en el transepto de 50 m.

El interior se compone de tres naves que se apoyan mutuamente. Los grandes arcos de la nave no se encuentran transmitidos por ningún triforio ni registro de ventanas altas, las fuentes de luz son proporcionadas amplias ventanas geminadas.

La altura inusitada de las naves laterales y el abombamiento de las bóvedas de tipo de angevino se combinan para obtener la difusión de una luz buscada por su significación teológica. El sobre levamiento y el ensanchamiento de este a oeste se añaden a los efectos de perspectiva.

Frente al altar de la nave a la derecha hay un laberinto en forma de árbol, dibujado en la piedra de menos de un metro de diámetro de altura humana representa tal vez el que existía en el suelo y desapareció. Signo de la creación y del desarrollo de la vida, el árbol está aquí elevado a símbolo cristológico: el árbol de la vida portador de la salvación. 

f4

La catedral tiene uno de los mejores conjuntos de vidrieras de los siglos XII-XIII del oeste de Francia. Las tres ventanas en alto de la cabecera derecha son las más antiguas.

Tiene una de las vidrieras más antiguas en el mundo cristiano datada en la mitad del siglo XII en parte central del altar: el vitral de la Crucifixión. Su tamaño es 8,35 m x 3, 10 m, siendo excepcional para una vidriera de esa época. Es una obra notable por la fuerza dramática de la evocación, la intensidad y la gama de colores, la puesta en escena de los personajes. 

Dentro de los vitrales de esta catedral debemos destacar:

  • La crucifixión de San Pedro. La Crucifixión se destaca sobre un fondo rojo y está situado en el centro del vitral. Asistido de la Virgen y de San Juan, Cristo mantiene los ojos abiertos en presencia de los soldados portadores de la lanza y la esponja. Por encima de los brazos de la cruz, la Virgen y los Apóstoles, en diversas actitudes, son los testigos de la Ascensión que designan dos ángeles.
  • Alrededor de este vitral, en la vidriera de la derecha, la vida de San Pedro está representada y en el de la izquierda, la de San Laurent.
  • Los huecos del lado norte y los del tercer tramo sur están dedicados al Antiguo Testamento; los del flanco sur, al Nuevo Testamento.

Las decoraciones pintadas en el primer tramo son de finales del siglo XIII. Los arcos y los nervios destacan por una decoración descubierta a finales del siglo XX en los dos tramos occidentales. Las molduras del extrados sobre las cabezas talladas en alto relieve y asociados con cuerpos pintados en trampantojo.

f3

Hay una pintura sobre un muro de la nave y representa a Jesús en Getsemaní, datando de finales del siglo XVII. Otra, que representa a la Sagrada Familia, data de 1670-1675. En el centro está el Niño Jesús: por encima de él, Dios Padre y una paloma que simboliza al Espíritu Santo: a la izquierda, Ana y Joaquín, padres de María; y, a la derecha, María y José, los padres de Jesús. Están representados grandes momentos de la vida de la Virgen en los medallones.

f2

La sillería se ha colocado bajo el episcopado. Se encuentra entre las más antiguas conservadas en Francia. Estas sillerías son un ejemplo del gótico parisino. Originalmente eran cien y se conservan solamente 37 a cada lado. 

Las enjutas de los arcos están decoradas con ángeles que sostienen dos coronas, representados alternativamente con multitud de temas diferentes: animales familiares, escenas de la vida cotidiana, representaciones alegóricas de vicios, un arquitecto y sus instrumentos, una Madonna con el niño algo amanerado.

f1En el brazo sur del transepto, hay un bello retablo del siglo XVII, cuyos dorados y columnas salomónicas muestran el carácter barroco, y se acompaña de un tabernáculo que data de 1630 y de una pintura encargada en 1616. 

Se esculpen la Virgen que lleva un rosario a Santo Domingo y un perro con una antorcha en la boca en la entrada del tabernáculo,. Esta imagen ilustra un juego de palabras: los dominicanos se quieren "Domini cane",es decir, "perros del Señor".Entre los personajes representados en el lienzo, figuran el rey Luis XIII de Francia y su esposa Ana de Austria, que se detuvieron en Poitiers a su regreso de su boda en Burdeos.

Hay una Madonna con el Niño del siglo XVII en la cabecera del altar. La Virgen esboza un movimiento rápido para alejar al Niño de las fauces de la serpiente que acaba de surgir bajo su asiento. La flexibilidad inherente a la terracota es singularmente apropiada para expresar el peligro del momento, inmediatamente perceptible en el gesto y el ropaje arrugado.El tesoro de la catedral se encuentra en la torre sur. Reúne unas sesenta obras de los siglos XII al XX.

La catedral tiene órganos que se encuentran entre los mejores y más famosos de Francia, que se remontan al siglo XVII.