#TEMP
sábado 28/5/22

Javier, el donante perfecto

El pequeño Andrés ha logrado superar su enfermedad gracias al trasplante de sangre de cordón umbilical de su hermano Javier, el primer bebé libre de una enfermedad genética hereditaria y compatible al cien por cien con su hermano.
> Niños libres de enfermedades genéticas
> ¿Qué patologías pueden diagnosticarse?
> La Ciencia gana la batalla a la Iglesia

Soledad y Andrés, el tesón de unos padres
"Yo quería tener otro hijo y si encima podía ayudar a su hermano... No lo dudé ni un momento y no he hecho nada malo", ha dicho la madre de los pequeños.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 13.03.2009

No es un milagro. Es ciencia. Por primera vez en España, un bebé seleccionado genéticamente ha curado a su hermano a través de un trasplante de sangre del cordón umbilical. La operación se realizó con éxito el pasado 23 de enero en el hospital Virgen del Rocío en Sevilla y supone un hito para Andalucía que se sitúa como referente del diagnóstico genético preimplantatorio al incorporar esta técnica de reproducción asistida de forma gratuita en el sistema público sanitaria andaluz.

Andrés, un niño de 7 años, sufría una enfermedad hereditaria e incurable. Una anemia congénita severa (beta-Talasemia major) que le obligaba a recibir habituales transfusiones de sangre. Su esperanza de vida era corta ya que sus órganos iban deteriorándose poco a poco. Según estudios científicos, los pacientes que tienen esta enfermedad sufren un aumento de tamaño del hígado, del bazo y del corazón, y los huesos pueden volverse delgados y quebradizos. Uno de los problemas principales es la acumulación de hierro en el corazón y otros órganos, provocando insuficiencia cardiaca en algunos pacientes en los años de adolescencia.

Tras el transplante, el pequeño se encuentra desde el pasado 18 de febrero en su casa y únicamente acude al centro hospitalario para revisiones semanales. Desde ese día sus niveles de hemoglobina son normales si necesidad de más transfusiones, tan solo mantendrá un tratamiento inmunosupresor y antiviral en los próximos seis meses- para evitar un rechazo o posibles infecciones.

El donante perfecto ha sido Javier, su hermano, que nació el pasado 12 de octubre -libre de la enfermedad hereditaria- del que se extrajeron células madre en el momento de su nacimiento, en el que se almacenó la sangre de su cordón umbilical en el Banco de Cordón Umbilical de Málaga.

El éxito de esta intervención ha posibilitado que Andrés pueda hacer vida normal, dejando atrás la patología que padece. El pequeño, hasta ahora, no había respondido a ninguno de los tratamientos a los que se había sometido con lo que la donación de la sangre del cordón umbilical de un hermano cien por cien compatible era su única opción terapéutica.

En el caso de Javier, además de haberse evitado la transmisión de la enfermedad de la que son portadores sus padres y que padece su hermano, se ha conseguido que los dos hermanos sean perfectamente compatibles, puesto que tienen idéntico perfil de histocompatiblidad (HLA), con lo que Javier ha sido el donante idóneo para posibilitar la curación de Andrés.

La aprobación en 2006 de la Ley de Reproducción Humana Asistida abría paso a esta nueva opción terapéutica. La norma impulsada por el Gobierno y que el PP votó en contra en su tramitación parlamentaria ha recibido muchas críticas de la jerarquía católica, que sostiene que estas técnicas suponen "fabricar personas", o hacer “bebés a la carta”.

Javier, el donante perfecto
Comentarios