lunes 14.10.2019

Instituto homeopático y Hospital de San José. Un patrimonio en peligro

Una joya inmobiliaria en Chamberí (Madrid) de la arquitectura madrileña del siglo XIX, que los vecinos ayudaron a sufragar y que ahora ya restaurada con más de 3 millones de euros de todos los madrileños, puede perder su carácter dotacional y entrar en el mercado inmobiliario sin que nadie se haga cargo del dinero público invertido
Instituto homeopático y Hospital de San José. Un patrimonio en peligro

En la calle Eloy Gonzalo 3 y 5 de Madridse sitúa el antiguo Hospital Homeopático de San José y la “casa-hotel” del Palacete del Marqués de los Salados, tal vez uno de los conjuntos de edificios más desconocidos y atractivos de nuestra ciudad y, por supuesto, del Distrito de Chamberí, con un bello jardín al frente de gran valor ambiental y con un huerto interior, guardando la historia en común de su pasado.

Los edificios del Hospital se construyeron entre 1873 y 1878 a iniciativa del doctor D. José Núñez Pernía, de estilo neogótico fue obra del arquitecto José Segundo de Lema. Dicho conjunto se amplió al adquirir el solar contiguo en 1881 fray Pedro Núñez Pernía, obispo de Coria y hermano del Marques de Núñez, cuyo terreno es dejado en herencia a su otro hermano Joaquín Núñez, Marqués de los Salados, donde se construiría entre 1884 y 1886 al lado del Hospital el edificio neomudéjar que lleva su título, el Palacete del Marqués de los Salados, obra del arquitecto Emilio Rodríguez Ayuso, el mismo que en la Corte de Madrid construyó las Escuelas Aguirre.

Durante la construcción del Hospital, para hacer frente tanto a los costes de la compra del terreno y los gastos consiguientes, que ascendieron a la cantidad de 169.503 reales, así como a los derivados de la construcción del Hospital, casi un millón de reales, se recurrió a la convocatoria de una suscripción pública, encabezada por el doctor José Núñez Pernía, primer Marqués de Núñez, médico de cámara de Isabel II y presidente de la Sociedad Hahnemanniana Matritense promotora del proyecto, y los socios de esta Sociedad. No siendo suficientes los recursos obtenidos en esa primera instancia se amplió la misma, siendo los vecinos del Barrio de Chamberí quienes colaboraron económicamente de manera significativa con el proyecto.

La edificación de un Hospital “para la curación de enfermos pobres por el sistema homeopático” comenzó el 26 de mayo de 1873 en el interior de un terreno en el Paseo, también llamo calle, de la Habana nº 1, hoy calle de Eloy Gonzalo situado en el primer Ensanche de Madrid ideado por el arquitecto sevillano Carlos Mª de Castro, que en su zona norte constituyo lo que hoy conocemos como Distrito de Chamberí.

El Marques de Núñez para perpetuar su legado, constituyó el 5 de abril de 1878 la Fundación del Instituto Homeopático y Hospital de San José, fundación sin ánimo de lucro que pervive hasta nuestros días y cuyo Patronato dirige las actividades que tienen por objeto la práctica y enseñanza teórica de la medicina homeopática, siendo la titular de los edificios.

El Marqués dispuso en su fundación que quien ostentara los marquesados de los Salados y de Núñez y tuviera una preparación académica adecuada, se encargaría de la dirección facultativa y administrativa de la institución y que, en el caso de no haber un médico en la familia, pasaría a otro patrono. Tras su fallecimiento y de acuerdo con la familia recayó entonces en el arzobispo de Toledo, Miguel Payá y Rico, siguiendo hasta nuestros días representado por el Arzobispado.

Es un lugar donde se han ambientado varias novelas y cuya vista al transeúnte actual, al igual que le ocurría a periodista y prolífico escritor Ramón Gómez de la Serna, evoca los tiempos románticos del pasado. “...Yo cuando paso frente a ese hospital, siento una especial simpatía por la idealidad que lo inspira. Veo su edificación sencilla, como de ermita de los enfermos, en vez de hospital de ellos; destacarse en el fondo del jardín, como una cosa que está llena de la invocación del pasado y de un gran fervor romántico." (MADRID, Editorial: Méndez & Molina Editores -Ediciones Almarabu, Madrid, 1987)

El Instituto Homeopático y Hospital de San José estuvo en plena actividad hasta 1936. En la década de los 70 del pasado siglo tenía tres de las edificaciones en estado de ruina, lo que obligó finalmente al cierre del Hospital en 1980. A finales de los 90 con el Gobierno de Ruiz Gallardón, fue declarado el conjunto Bien de Interés Cultural con la Categoría de "Monumento" por Decreto 13/1997, de 30 de enero, publicado en el BOE de 19 de febrero de 1997, y mediante Decreto 68/1997 de la Comunidad de Madrid.

Dado el avanzado estado de ruina, en 1999 la Comunidad de Madrid tuvo que intervenir con unas obras de emergencia ante patologías en las cubiertas del edificio que podían producir su colapso estructural, con el riesgo de daños irreparables para los bienes y personas que pudieran verse afectados, a la vista del informe emitido por la arquitecta Emilia Checa e Ignacio de Las Casas, arquitectos del equipo redactor del Plan Director de Rehabilitación Integral.

Estas obras de consolidación, realizadas entre los años 1999 y 2000, afectaron al edificio principal, al pabellón de consultas externas, edificación ampliada en 1926 por Bernardo Giner de los Ríos, y al cuerpo edificatorio de la residencia de la Comunidad de las Hijas de la Caridad, que supusieron un importe total de la actuación de 218.745 euros.

Posteriormente le siguieron otras obras de consolidación del pabellón oeste con un importe de 404.644 euros, que se realizaron durante los años 2004 y 2005.

Tras estas primeras obras de emergencia, se realizaron unas obras integrales de rehabilitación por la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, con un importe de 2.391.247 euros, de los cuales según noticias publicadas la Fundación Caja Madrid aportó 1.489.108 euros.

Estas obras duraron varios años y fueron inauguradas el 19 de enero de 2010 por la entonces Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, con la presencia del Vicepresidente Ignacio González y del Director General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid José Luis Martínez-Almeida Navasqüés, hoy Alcalde de Madrid, que estuvo en el cargo desde el año 2007 al año 2011.

Después de tres décadas cerrado, se invirtieron un total de 3.014.636 euros de dinero de todos los madrileños para su apertura al público, por parte de la Comunidad de Madrid. Todo ello se justificó en el interés público de la intervención, ya que se trataba de un Bien de Interés Cultural declarado con la categoría de “Monumento”, si bien se estaba a la espera de la ejecución de la sentencia por el que se otorgaba el derecho de reversión de los bienes de la Fundación a los herederos-legatarios del Marqués.

El Plan Director de Rehabilitación, siguiendo los deseos de la Fundación para asegurar su pervivencia económica, apuntaba la necesidad de realojar la residencia de ancianos del Palacio del Marqués de Los Salados y liberarlo para usos representativos y residenciales de la Fundación, construyendo una nueva dotación modificando el Plan General de Madrid para una nueva residencia con 75 camas, lo que no se ha llevado a cabo.

El conjunto está constituido actualmente por dos parcelas catastrales, si bien de una única titularidad, siendo propiedad dichos inmuebles de la Fundación. La primera parcela catastral corresponde al Hospital de San José en la calle Eloy Gonzalo 3, y la segunda al Palacete del Marqués de los Salados en el número 5,que incluye el huerto interior a la trasera del Hospital.

Como ya hemos señalado el Hospital Homeopático fue instituido y fundado por Don José Núñez Pernía, quién en una actuación no exenta de polémica lo registró a su nombre, estando esas propiedad sujeta a derecho de reversión como consta en el Registro de la Propiedad:

“Para el caso de que por disposición legal u orden del gobierno se acordare que éste, la Nación, la Provincia o el Municipio se hayan de apoderar o incautar del expresado Instituto ó del capital o renta de su dotación, o bien si por fuerza mayor u otra cualquier circunstancia dejase aquel de destinarse a los objeto exclusivos de su fundación, que son la curación de los pobres que prefieran el tratamiento homeopático y la enseñanza metódica de esta medicina, o se hubiera de cambiar el orden de su administración, régimen y gobierno, contrariando lo establecido, el señor Marques de Núñez se reserva para sí y sus sucesores el derecho de reversión, directa incautación y libre y completa disposición del citado

Instituto…” Esto ha conllevado que, al menos desde 2005, sea motivo de litigio ante los tribunales por los herederos del Marques de Núñez, frente a la abogacía del Estado y la Fundación, donde ya se dictó sentencia por la Audiencia Nacional que pide la reversión al heredero del fundador, lo cual aún sigue en los tribunales por las luchas novelescas entre la jerarquía de la nobleza por demostrar quienes son ahora los verdaderos herederos.

Una joya inmobiliaria en Chamberí de la arquitectura madrileña del siglo XIX, que los vecinos ayudaron a sufragar y que ahora ya restaurada con más de 3 millones de euros de todos los madrileños, puede perder su carácter dotacional y entrar en el mercado inmobiliario sin que nadie se haga cargo del dinero público invertido.

Desde aquí anunciamos y afirmamos que no les será fácil. Los vecinos y vecinas y junto a ellos la Agrupación Socialista de Chamberí lo impediremos. Salvar el Instituto Homeopático y Hospital de San José y lograr su incorporación como equipamiento público para los vecinos y vecinas del Distrito es una denuestras prioridades. Tarea para la que contamos contigo.

(*) Diego Cruz Torrijos y Máximo Hernández Ruíz, son respectivamente Diputado y Técnico del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid.

Instituto homeopático y Hospital de San José. Un patrimonio en peligro