martes. 05.03.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 10.3.2010

Alicia Gámez ha señalado que sus compañeros Albert Vilalta y Roque Pascual, secuestrados con ella por Al Qaeda del Magreb Islámico, "están bien", y ha añadido que les han tratado "bien y con respeto dentro de las limitaciones propias del desierto".

En compañía de su hermano Germán y de la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, Gámez ha leído un comunicado en una improvisada sala de prensa en donde ha explicado que los otros dos secuestrados están bien y que han sido "tratados con respeto dentro de las limitaciones muy duras del desierto".

Gámez, algo desmejorada pero con ánimos para saludar a todos los que la esperaban y que la han recibido entre besos y abrazos, ha agradecido el "apoyo y solidaridad" de la sociedad española y catalana. Ahora desea "descansar" y estar con su familia, por lo que ha pedido respeto para su intimidad.

La secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, también ha pedido discreción para continuar trabajando por la liberación de los otros dos cooperantes españoles "porque cualquier información podría poner en peligro la liberación de los secuestrados".

El presidente de la Generalitat, José Montilla, que ha acudido a recibirla, ha destacado la importancia de la colaboración ciudadana, "que está pendiente del estado de estos ciudadanos de Catalunya", y ha pedido "confianza" para las gestiones del Gobierno. "Espero también que lo antes posible Albert y Roque estén entre nosotros", ha dicho y ha añadido sobre la liberación de Gámez: "Quiero expresar una satisfacción que hoy pienso que tiene la ciudadanía de nuestro país, de que hoy está entre nosotros (Alicia Gámez), con su hermano y su familia, y de que haya recuperado la libertad y esté entre los suyos".

En la terminal también le esperan el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; la de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Maria Eugnia Alegret, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel.

Ha sido la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, la encargada de confirmar pasadas las 13.15 horas su liberación, para asegurar que no "ha habido ningún pago" por su liberación. Además, ha insistido en que "la principal preocupación" que ocupa al equipo de Zapatero es conseguir un desenlace feliz en los casos de los otros dos secuestrados.

Gámez ha pasado 101 días en poder de sus captores tras ser secuestrada junto a Albert Vilalta y Roque Pascual, el pasado 29 de noviembre, cuando se encontraban a 150 kilómetros de Kuakchot, capital de Mauritania, país en el que iban a repartir material de ayuda humanitaria como miembros de la caravana que cada año organiza la ONG Barcelona Acció Solidària.

Gámez: "Mi felicidad será completa cuando regresen Albert y Roque"