miércoles. 17.04.2024

Lo que se va a hacer en Navidad empieza a pensarse en noviembre, mes decisorio en cuanto a la intención de gasto se refiere. Las encuestas llevadas a cabo por la OCU indican que el gasto previsto para este diciembre llega a los 735 euros de media, lo que supone un 15% más que en 2021.

Este año, pese a la inflación, las ganas pueden con todo, incluso si es necesario recurrir a préstamos rápidos de Wandoo para tratar de olvidar la pasada Navidad todavía marcada por la pandemia y las restricciones. Sube el gasto en viajes, lotería y ocio porque el ambiente festivo se respira sin miedo.

Regalos, ocio y lotería

La encuesta de gasto se llevó a cabo en un grupo de 2.041 adultos escogidos por considerarse representativo. De las entrevistas se extrajo que el gasto medio durante estas fechas tan señaladas sería de 735 euros. Con respecto al año pasado, aumentaría las siguientes cantidades en función del sector: 

  • En regalos se gastará 45 € más (393 € en 2002 frente a 348 € en 2021).
  • En vacaciones y viajes se gastará 20 € más (101 € en 2022 frente a 80 € en 2021).
  • En lotería se gastará 9 € más (70 € en 2022 frente a 61 € en 2021).

Las comidas y las cenas con los compañeros de trabajo o con amigos se mantienen como el año anterior en una media bastante alta (138 €). Aún así, un 28% de los entrevistados intentará consumir menos que la pasada Navidad por eso de llevar un control de gasto que no pase factura después.

Recuperación de las salidas

Las calles volverán a llenarse de vida y los españoles harán actividades navideñas que parecían ya algo olvidadas. Esto supone una clara vuelta a la normalidad tras 2 años de pandemia en los que estas fiestas perdieron su razón de ser y una vuelta a utilizar el transporte público sin miedo.

El 62% de los preguntados dijo que iría a algún mercadillo navideño (solo un 51% lo hizo el pasado año). El 56% no está dispuesto a perderse la cabalgata de los Reyes Magos, cosa que sí hizo el 45% en 2021. Las cenas de empresa suben del 34% del año anterior a un 44% este, lo que es un reflejo de la vuelta a la normalidad laboral.

Este año, la gente se reunirá con sus familiares o allegados sean o no convivientes. La pregunta “¿debemos reunirnos?” parece haber pasado a la historia en un 83% de los encuestados cuando el año anterior, el 67% se planteaba muy seriamente quedar con otras personas, especialmente con los más mayores.

Se vuelve a comprar en la calle

Otra novedad importante, especialmente para el comercio, es que se recuperan las compras en la calle. Las tiendas físicas están de enhorabuena, ya que se pierde el miedo a salir, a curiosear y a comprar como se hacía antes. De hecho, aunque un 11% dice que seguirá comprando por internet, el 17% asegura que lo hará menos y el 29% tiene claro que saldrá a la calle en búsqueda del regalo perfecto. 

La encuesta también tiene hueco para los excesos y detalla que 1 de cada 2 personas considera que va a gastar más de lo que tiene en mente. Hasta un 25% considera que es mejor esperar a enero por si rebajan los precios y puede aprovecharse de algún descuento antes de Reyes. 

Regalar no es tan bonito como lo pintan; de hecho, a un 37% de los preguntados parece estresarle. “Gustará esto, se ajusta a mi presupuesto, se lo pondrá, a cuántas personas tengo que hacer regalos, será útil…” son cuestiones que muchos se plantean al enfrentarse al, a veces compromiso, de regalar algo en Navidad.

La Navidad y el consumismo pueden resultar una situación de estrés e, incluso, angustia para muchos. Son minoría quienes prefieren esperarse a las rebajas de enero para comprar sus cosas en parte por “cumplir” con los plazos del calendario navideño y no dejar las fechas claves sin regalos. 

El gasto en navidad sube un 15% respecto al 2021