<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 03.10.2022
1 copia

A lo largo de los siglos el oro ha sido un elemento central en la formación de la economía tal y como la conocemos, pasando de ser elemento de cambio a definir el valor de las monedas internacionales durante décadas. Hoy en día sigue siendo una alternativa de inversión y muchas personas optan por él  a la hora de buscar una mayor rentabilidad en sus cuentas personales. A continuación, lo que debes saber al respecto. 

El presente económico trae muchos desafíos luego de la llegada de la `pandemia y los conflictos bélicos en territorio ucraniano. En ese sentido, problemas como la inflación dicen presente y obligan a muchos pequeños y medianos inversores a repensar sus estrategias y movimientos financieros para no perder su poder adquisitivo cada mes. Invertir en línea parece ser la salida elegida, sobre todo por los más jóvenes. 

Ahora bien, cada vez que se habla de finanzas en línea, se suele asociar esta práctica que es todo un fenómeno tanto en España como en el resto del mundo, a propuestas novedosas como las criptomonedas o mercados alternativos como las opciones binarias. Sin embargo, también tiene en cuenta a opciones más tradicionales como invertir en oro. ¿Es una alternativa a tener en cuenta?

El valor del oro está menos ligado a incertidumbres sociales y políticas que otros activos en los mercados

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el oro suele ser un activo financiero elegido por su seguridad. En tiempos de crisis e incertidumbre, como los que se han vivido en este último tiempo, el oro suele ser considerado un lugar de refugio de valor, ya que no solo es más estable, sino que también tiende a subir su precio. 

Ahora bien, eso no significa que no esté preso de la volatilidad del mercado como cualquier otro instrumento. Es por eso que se debe tener en cuenta cuándo invertir en él y cuándo conviene venderlo. Por lo general, la relación oro y dólar es muy importante, lo que lleva a que lo que le suceda a la moneda norteamericana afecte al metal precioso: si el dólar sube, baja el oro y viceversa. La inflación también causa algo parecido: más dinero circula, también más circula el oro, aunque con un desfasaje de meses. 

Además, no se debe olvidar que el oro es un objeto con demanda constante en el mercado, lo que combinado a su condición de bien finito, su valor tienda a subir como mencionamos anteriormente. Ahora bien, ¿qué ventajas y qué desventajas tiene este mercado?

Por el lado de las ventajas, encontramos al oro como una gran alternativa para cubrirse de riesgos dentro de nuestra cartera. Su constante demanda también es un beneficio para el inversor. Por otra parte, invertir en oro físico genera que tengamos un activo con una alta liquidez, ya que puede ser vendido en todo momento, siendo el más parecido al dinero en ese aspecto. 

También es interesante considerar que el valor del oro está menos ligado a incertidumbres sociales y políticas que otros activos en los mercados, facilita la diversificación en un inversor y es fácil de almacenar tanto en su condición física como en su condición de activo financiero digital. 

¿Pero qué inconvenientes trae? Como hemos señalado, la incertidumbre, aunque menor, es parte, por lo que no debe confundirse con una ganancia asegurada. A su vez, su alto vínculo con el dólar determina que se deba estar atento de forma periódica a todo lo que ocurra con dicha divisa. Por último, su inversión en físico demanda más medidas de seguridad que el promedio, por lo que muchos jóvenes suelen optar por alternativas digitales en los mercados de la actualidad.

Finanzas personales: ¿cómo invertir en oro en la actualidad?