#TEMP
miércoles. 29.06.2022
TRASLADAR LA EDUCACIÓN A LA EMPRESA

"Las empresas han de contar en sus plantillas con empleados que sean buenos educadores"

Por Fernando OlmedaMuchas conversaciones en la vida cotidiana de las empresa giran en torno a la educación de los hijos. ¿Por qué no invitar a los empleados a un encuentro para saber más y educar mejor? El 11 de diciembre, expertos en educación y coaching brindarán en “Gestionando hijos” ideas innovadoras para educar con conciencia y planificación.

LEO2

Leo Farache es un veterano profesional de la publicidad y el marketing, con una larga trayectoria en el mundo de la empresa, que, hace unos años, empezó a interesarse por la educación. Se convirtió en un entusiasta de lo que Nelson Mandela definió como “el arma más poderosa del mundo”. En 2013 publicó el libro Gestionando adolescentes e ideó la campaña de la Fundación Atresmedia Gracias profes. En la actualidad ejerce como Director General de la Asociación de Agencias de Medios y Consejero Delegado de Más Cuota, pero añade a su currículum una nueva iniciativa: EducaresTodo, que organiza “Gestionando hijos”

Fernando Olmeda: “Gestionando hijos” trata sobre un acto educativo cotidiano y decisivo, el que se produce cada día en nuestros hogares, y del que somos protagonistas. ¿Por qué hoy es más importante que nunca que las madres y los padres lo hagamos bien?

Leo Farache: Durante mucho tiempo, el debate sobre la educación apenas ha salido del ámbito de la política. Ahora mismo la posibilidad de cambiar las cosas está en manos de la ciudadanía. Pero eso queremos ofrecer ideas, acompañar a los padres en el viaje de la educación, acercarles a personas que han pensado en ideas buenas para educar mejor, para renovar nuestra ilusión por educar. No queremos crear hiper-padres, simplemente contribuir a mejorar la sociedad educativa. 

FO: Entre trabajo y familia hay una conexión indudable pero llama la atención el uso de la palabra "gestión" -que se vincula semánticamente al mundo de la empresa- cuando te refieres a la educación...

LF: Creo que define muy bien la realidad de los padres y madres, que pasan todo el día gestionando el tiempo disponible para hacer deberes o actividades extraescolares, gestionando retos y problemas, gestionando la adaptación constante a un entorno cambiante, como es el educativo... Incluso hemos preguntado a adolescentes y han hecho una valoración positiva del término: ¡Claro que necesitamos que se nos gestione!

FO: Conocemos los problemas derivados de la errática gestión de la enseñanza en España, las consecuencias de los recortes presupuestarios... ¿A qué otros problemas se enfrentan los padres en la actualidad?

LF: En primer lugar está la inercia, que nos hace perder conciencia de que tenemos en nuestras manos la posibilidad de colaborar con nuestros hijos para que sean mejores personas, para que sean más felices. Antes no teníamos tantas posibilidades como ahora de saber cosas, no sabíamos tanto sobre talento, sobre emociones, y eso nos ha hecho infelices, hemos actuado de forma equivocada, profundizando en el error, buscando certezas, seguridades. Otro problema es la distancia entre profesores y padres. No interiorizamos la importancia de trabajar en equipo. Y por supuesto, está la sobreprotección, el fenómeno que en el mundo anglosajón se conoce como overparenting o helicopterparenting. Como tengo mucho, malcrío a mi hijo, los hijos son menos personas, no les dejamos ser. Madres y padres han de desarrollar la capacidad de descubrir el talento de sus hijos, pero no en el objetivo de tener más, sino de ser más felices. Mientras no desterremos la creencia de que nuestros hijos han de ser obligatoriamente universitarios, y no se aprecie el interés de, por ejemplo, la Formación Profesional Dual, extendida por toda Europa, esto no cambiará. Como dice Fernando Botella, uno de los ponentes de la jornada, si equipamos a nuestros hijos con ilusión, responsabilidad y capacidad de elección, estaremos ayudando a su felicidad. Antes no había lugar para plantear este reto, ahora el reto mola. Además, adquirir conciencia diaria de nuestra función es una valiosa oportunidad para nuestro propio desarrollo personal.

Madres y padres han de desarrollar la capacidad de descubrir el talento de sus hijos, pero no para tener más, sino para ser más felices

FO: Lo innovador de esta iniciativa es que las empresas conecten con el mundo de la educación. ¿Cómo y por qué trabajáis en esta línea?

LF: Creo que las empresas deberían de sentirse tan orgullosas de tener empleados que trabajan bien como de tener empleados bien formados. De hecho, tendrían que plantearse la idea de que han de contar en sus plantillas con buenos educadores. A la vez, si eres buen educador, contribuyes a defender los valores de la empresa. Queremos introducir el concepto de RSP, la Responsabilidad Social Personal. Creo que es una propuesta innovadora. Una buena manera de motivar a las plantillas y de brindarles ideas innovadoras tanto para su labor de padres y madres como para su vida profesional.

FO: Ser mejores madres y padres... en la empresa. ¿Qué respuesta ha tenido desde ese ámbito?

LF: Algunos empresarios no entienden bien qué tiene que ver su actividad con el mundo de la educación. Otros han incorporado nuestra idea, y de hecho vendrán al encuentro muchas empresas con sus empleados. Precisamente quisimos ponerlo un jueves de diciembre por la mañana para lograr esa complicidad. Vendrán trabajadores -que son madres o padres- con sus jefes, otros que se han tomado el día libre, personas sin trabajo, incluso clientes.... Hemos dicho a las empresas: si invitáis a vuestros clientes al tenis, al fútbol, o a la Fórmula-1, ¿por qué no venís con ellos a un encuentro sobre educación? Además de ser un entorno idóneo para hacer relaciones públicas, puede proporcionar beneficios resultados personales y sociales indiscutibles.

FO: ¿Qué tipo de empresas?

LF: Hemos empezado por las grandes, por las que tienen más responsabilidad porque emplean a más trabajadores y disponen de más recursos. La idea es extenderlo, hemos empezado por los consejeros delegados y por los departamentos de recursos humanos, pero queremos ir incorporando también a la representación de los trabajadores, que es esencial en el funcionamiento de las empresas.

Hay que mejorar la educación para que no vuelvan a producirse fenómenos como el de la corrupción

FO: Afrontamos las consecuencias de la crisis económica, que trae consigo la desesperanza de los jóvenes por la falta de salidas, y también asistimos a fenómenos como la corrupción, la violencia de género, los crímenes de odio... Da la sensación de que hay mucho que hacer en materia educativa para reordenar la escala de valores de nuestra sociedad...

LF: Tenemos valores porque alguien nos los enseña. Pienso en el seguidor del Deportivo de la Coruña que murió en Madrid hace unos días, y en su hija mayor. ¿Qué pensará esa chica de la vida, de los valores, de su padre, de lo que ha ocurrido? Y desde luego hay que mejorar la educación para que no vuelvan a producirse fenómenos como el de la corrupción. Una mejor educación contribuye a que las personas sean más responsables, sean más conscientes de lo que significa lo público, y así lograremos que haya menos corruptos. Y efectivamente, todos queremos dejar a nuestros hijos un buen equipaje de valores y recursos para ser felices.

"Gestionando Hijos" tendrá lugar el 11 de diciembre en los cines Kinépolis (Pozuelo de Alarcón, Madrid)

"Las empresas han de contar en sus plantillas con empleados que sean buenos educadores"