Nuevatribuna

Empleadas de hogar internas

Muchas familias, precisan de ayuda para sobrellevar las tareas domésticas del día a día, así como con el cuidado de niños y ancianos.

Muchas familias, precisan de ayuda para sobrellevar las tareas domésticas del día a día, así como con el cuidado de niños y ancianos. Por esta razón, en España la contratación de empleadas internas es cada vez más frecuente. Esto, se debe a que tanto padres como madres suelen trabajar. Además, los ajetreados ritmos de la vida actual, difícilmente dejan tiempo para las exigencias del hogar.

Las empleadas domésticas, se hacen cargo de múltiples tareas. Estas van desde hacer la limpieza de la casa, realizar coladas, planchar, encargarse de las compras, e incluso cuidar a los más pequeños, por mencionar algunas de sus muchas actividades. Lógicamente, estas tareas pueden variar según las necesidades de cada familia.

A diferencia de las empleadas externas, las asistentas internas madrid residen en la casa con la familia. Esto, trae sin duda alguna muchas ventajas para los hogares que requieren de este tipo de servicios. No obstante, se deben conocer adecuadamente los detalles legales y económicos antes de proceder a contratar servicio de internas.

Hemos charlado con Cuidadelia, una agencia especializada en el trabajo doméstico, para acercarte todos los pormenores de esta realidad.

¿Para qué contratar a una interna a domicilio?

Como se ha señalado, contratar empleadas internas a domicilio es una solución para aquellas familias que no pueden hacer frente a todas las tareas domésticas. Así, estas trabajadoras domésticas internas facilitan la vida cotidiana en miles de casas en España.

En este sentido, las razones para contratar internas a domicilio, forman una larga lista de ventajas. En primera instancia, se encuentra la gran cantidad de tiempo del que se puede disponer, cuando se cuenta con este tipo de ayuda. Lo que permite dedicarse a otras muchas cosas.

Por ejemplo, pasar tiempo con los seres queridos, principalmente con los hijos, dedicar épocas a formación o al desarrollo profesional, o simplemente, tiempo para para disfrutar de hobbies o actividad física.

De acuerdo con esto, las principales tareas para las cuales se contrata una asistenta interna son la limpieza de la casa y lavar la ropa. También, pueden ocuparse de la cocina tanto de su limpieza como de comprar y preparar los alimentos. Muchas veces incluye el cuidado de plantas y mascotas.

Además, se evita la ansiedad generada por la sobrecarga de actividades. Con una empleada interna, no hay inconveniente si se hace tarde para llegar a casa. En estos casos, la empleada se encargará de cocinar la cena o cualquier otra tarea que se requiera.

Asimismo, son una estupenda solución cuando se viaja frecuentemente, ya que siempre habrá alguien que se encargue de la vivienda. También se contratan internas para el cuidado de niños y personas mayores. Esto se debe a que ambos requieren de atención durante un importante número de horas al día. En este sentido, sus actividades suelen enfocarse en la alimentación y el aseo de estos.

En conclusión, las empleadas internas se contratan para depositar la responsabilidad de aquellas tareas que por alguna razón no pueden o quieren realizarse. Así como para contar con ayuda de forma permanente en casa, cosa que no sucede con las empleadas externas.

Conviene tener en cuenta que al contratar una interna a domicilio es necesario disponer de un espacio suficiente para ofrecerle una habitación y un baño propio. Además, se debe ser muy cauteloso en el proceso de selección, ya que se les otorga mayor confianza y responsabilidad que a un simple empleado.

Salario de una empleada interna

El salario empleada de hogar interna, es uno de los aspectos más relevantes en cuanto a su contratación. Pues, contrario a lo que se puede creer, es más económico contratar una interna que una externa durante 40 horas a la semana. Sobre todo si se consideran las ventajas de tener una empleada las 24 horas en casa.

El sueldo percibido por una empleada del hogar está regulado según el Salario Mínimo Interprofesional, el cual es modificado anualmente. Así, a través del Real Decreto 1462/2018 se ha fijado el salario mínimo de las empleadas internas durante 2019 en 900 € mensuales. Este importe hace referencia al pago bruto, el cual debe pagarse en 14 pagas anuales.

Legislación sobre el trabajo doméstico a domicilio

La legislación vigente en referencia al trabajo doméstico, data del año 2013. En esta se incorporan algunas mejoras en los beneficios de las empleadas del hogar a domicilio. Así, además del salario indicado anteriormente, se estipulan otros aspectos muy relevantes en cuanto a la contratación de asistentes domésticas.

Con respecto al horario empleada hogar interna, se establece que la jornada máxima es de 40 horas efectivas a la semana. Estas, pueden distribuirse de la forma que más convenga, el resto del tiempo será considerado tiempo de presencia.

Sin embargo, deberá pagarse como horas efectivas cuando la empleada deba realizar algún trabajo. Asimismo, debe respetarse el descanso empleada de hogar interna semanal de 36 horas consecutivas, y un descanso de dos horas durante la jornada efectiva.