#TEMP
miércoles 25/5/22

El cerrojazo de Aguirre a la comisión de los espías divide a los partidos en un acto en recuerdo del 11-M

El Secretario General del PSM, Tomás Gómez, ha justificado esta mañana la ausencia “por no haber recibido las invitaciones”. Sin embargo ayer los socialistas advirtieron que no irían en el día de hoy a ningún acto presidido por Esperanza Aguirre, como protesta al cierre de la comisión de investigación.
> Bronca en la Asamblea por el 11-M
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.03.2009

El Réquiem de Mozart sonó hoy a las 9.00 horas en el kilómetro cero de la capital, frente a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, para dar comienzo al primer homenaje que la Comunidad realiza a las víctimas de los atentados del 11 de marzo.

La ausencia de los socialistas, decidieron no acudir como protesta ante el cierre de la comisión de investigación de la trama de corrupción, empañó un acto en el que no se entiende bien por qué el PSOE madrileño mezcló un homenaje a las víctimas con la corrupción de los populares.

Coincidiendo con el replicar de las campañas, la melodía comenzó a sonar ante la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que acompañada del alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, se dirigieron hasta la placa colocada en la fachada del edificio del Gobierno para colgar la corona de laurel de todos los años.

En esta ocasión, la corona la entregaron dos alumnos de la Academia de Policía de la Comunidad de Madrid, que a ritmo del réquiem, la situaron junto a la placa que rinde homenaje a "todos los que supieron cumplir con su deber en el auxilio a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 y a todos los ciudadanos anónimos que las ayudaron", reza su texto.

Durante los cinco minutos que duró el sencillo homenaje, la presidenta autonómica y el primer edil madrileño estuvieron acompañados de los portavoces del PP y de IU en la Asamblea de Madrid, David Pérez e Inés Sabanés, respectivamente, así como del presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Antonio García Casquero.

También estuvieron presentes un grupo de agentes en representación de la Policía Municipal de Madrid, que junto con personal sanitario del SUMMA flanqueaban la otra parte de la puerta de la Real Casa de Correos. Todos ellos, a su vez, estuvieron arropados por decenas de viandantes que, sorprendidos por el evento en sí, se pararon para rendir a las víctimas su homenaje particular.

De hecho, al término del evento, que concluyó con el Himno Nacional, hubo algún ciudadano que, sin reprimir la rabia y el llanto, no pudo evitar gritar y reclamar más ayudas para las víctimas. "Se tiene que saber la verdad aunque no interesa que se sepa", indicó una mujer, que, indignada, reclamó más ayuda para las víctimas, que, a su juicio, no son atendidas "como se merecen".

MINUTO DE SILENCIO EN EL CONGRESO

Antes del inicio de la sesión de control todos los diputados, puestos en pie guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas "del terrible atentado del crimen terrorista más grave que jamás se haya cometido en España", como lo definió el presidente del Congreso, José Bono.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Presidencia del Congreso, Bono se puso esta mañana en contacto telefónico con los distintos portavoces parlamentarios para informarle de que la Cámara rendiría homenaje a las víctimas con este gesto, dado que ayer el asunto no se trató en la Junta de Portavoces.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, aprovecharon hoy sus primeras intervenciones en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso para trasladar su apoyo y solidaridad a las víctimas de los atentados de 11 de marzo de 2004 y a sus familiares.

"Cinco años después, quiero trasladar en nombre del Gobierno nuestro apoyo y reconocimiento todas las víctimas y familiares por aquella grave tragedia, fruto de un atentado terrorista", afirmó Zapatero antes de contestar a la pregunta que le había planteado portavoz del PNV, Josu Erkoreka.

En la misma línea, Rajoy reservó sus primeras palabras para expresar su "afecto y solidaridad" a quienes se vieron afectados por aquellos atentados y mostrar su deseo de que "no vuelva a repetirse ningún atentado terrorista".

Minutos después también la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se sumó al homenaje a las víctimas, a las que recordó el Gobierno siempre recuerda con "cariño y afecto". "Permanecerán siempre en nuestros corazones", apuntó.

El cerrojazo de Aguirre a la comisión de los espías divide a los partidos en...
Comentarios