domingo. 14.07.2024

Edificios de varias ciudades del mundo se iluminan contra la pena de muerte

Con motivo de la celebración este martes, 30 de noviembre, de la IX Jornada Mundial “Ciudades por la Vida”, activistas de Amnistía Internacional y de la Comunidad de Sant'Egidio se han movilizado en 1.289 ciudades de 83 países, incluidas más de 30 españolas, para pedir la abolición de la pena capital.


nueva tribuna | 29.11.2010

Durante esta jornada de movilización, se iluminaron edificios representativos de ciudades como Canberra, Kinshasha, Quito, Buenos Aires, Bogotá, Berlín, Amsterdam, México DF o Maputo. En España se iluminarán edificios como el Congreso de los Diputados en Madrid, o los ayuntamientos de Burgos, Vitoria, Granada, Logroño o Santander, así como lugares representativos de Barcelona, Oviedo, Málaga, Salamanca o Badajoz.

Con este acto, los activistas de Amnistía Internacional y de la Comunidad de Sant'Egidio quieren mostrar su rechazo frontal a la pena de muerte y pedir su abolición en todo el mundo.

50.000 FIRMAS CONTRA LA PENA DE MUERTE EN EEUU

Desde el pasado 10 de octubre, día mundial contra la pena de muerte, Amnistía Internacional ha recogido más de 50.000 firmas para acabar con la pena capital en Estados Unidos, que se entregarán esta semana en la Embajada de este país en Madrid.

Estados Unidos es el único país que llevó a cabo ejecuciones en América en 2009. Hasta noviembre de 2010, 39 personas han sido ya ejecutadas y antes de que acabe el año, 14 más correrán la misma suerte.

Más de 1.200 hombres y mujeres han muerto ejecutados en Estados Unidos desde que se reanudaron las ejecuciones en el país en 1977. En los dos últimos años han abolido la pena de muerte Nuevo México y Nueva Jersey, y el número anual de condenas de muerte se ha reducido en dos tercios desde que alcanzó su punto álgido en la década de 1990. En el último decenio, la Corte Suprema de Estados Unidos ha abolido la pena de muerte para los condenados menores de 18 años en el momento del delito o con “retraso mental”.

TEXAS, EL ESTADO QUE MÁS EJECUCIONES REALIZA

El Estado de Texas ha ejecutado a más de 460 personas desde que la pena de muerte se reimplantó en Estados Unidos. Es casi un 39% de las ejecuciones llevadas a cabo en todo el país desde 1977. La pena de muerte en Texas se caracteriza por la arbitrariedad, la discriminación, los frecuentes errores y la inevitable crueldad de esta obsoleta práctica. No obstante, las ejecuciones continúan. Por esa razón, fue el Estado elegido por Amnistía Internacional para centrar su campaña con el objetivo de que la elimine de su legislación.

Desde 1976 han sido puestos en libertad en Estados Unidos más de 130 condenados a muerte por haberse determinado su inocencia, nueve de ellos sólo en 2009. Otros han sido ejecutados pese a existir serias dudas sobre su culpabilidad. Troy Davis lleva desde 1991 en el corredor de la muerte. En los últimos dos años el Estado de Georgia ha fijado tres fechas para su ejecución, a pesar de que siguen existiendo muchas dudas sobre su culpabilidad, como por ejemplo que la mayoría de los testigos se hayan retractado de sus declaraciones, que nunca se encontrara el arma del delito o que no se haya detectado ninguna prueba física que vincule a Davis con el crimen. Pese a todo, el pasado mes de agosto, el juez volvió a rechazar su alegato de inocencia, afirmando que el acusado debe probar su inocencia, no sólo las dudas existentes sobre su culpabilidad.

Los estudios realizados muestran que el origen étnico determina a quién se aplica la pena capital en Estados Unidos, pues la probabilidad de que se dicte sentencia de muerte por asesinato es mayor cuando la víctima es blanca que cuando es negra. Reggie Clemons, de 37 años, lleva 17 en el corredor de la muerte, casi todos los de su vida adulta, en el Estado de Missouri. Fue condenado en 1991 por complicidad en el asesinato de dos jóvenes blancas en un proceso que plantea serias dudas: No existen pruebas físicas que vinculen a Clemons con el crimen del que se le acusa, la Fiscalía admite que Clemons no mató a las víctimas ni planeó el crimen, no pudo contar con una defensa adecuada y además, existen sospechas fundadas sobre brutalidad policial. Amnistía Internacional ha recogido 2.230 firmas para que se le conmute la pena capital.

MILES DE EJECUCIONES EN CHINA

En la actualidad, hay 139 países abolicionistas en la ley o en la práctica en todo el mundo. Sólo una minoría de los países retencionistas (58) sigue ejecutando. En 2009 se supo de ejecuciones en 18 países, según datos de Amnistía Internacional, aunque la cifra de países en los que se impusieron sentencias a muerte asciende a 56.

En el continente europeo sólo Bielorrusia continua ejecutando (lo ha vuelto a hacer en 2010), y en el americano sólo Estados Unidos ejecutó en 2009. Muy pocos países ejecutan en el África subsahariana (en 2009 sólo lo hicieron Botsuana y Sudán). En China, el país del mundo donde se llevan a cabo más ejecuciones, aunque no es posible conocer la cifra real, se ha anunciado una reforma que suprimiría 13 de los 68 delitos punibles con la muerte. Sin embargo Amnistía Internacional teme que la reforma, de llevarse a cabo, apenas afecte al número de ejecuciones, ya que parece que se limita a suprimir delitos por los que rara vez se ha pedido la pena capital en los últimos años.

Pese a ello, más de 17.000 personas seguían condenadas a muerte a finales de 2009. Amnistía Internacional tuvo noticia de al menos 714 ejecuciones durante el año 2009, produciéndose la inmensa mayoría en Irán, Irak, Arabia Saudí y Estados Unidos. Sin embargo, este total no incluye las miles de ejecuciones que presumiblemente se consumaron en China. Hoy en Irán se sigue ejecutando a menores y se sigue condenando a mujeres y hombres a morir lapidados. Un ciudadano español, Pablo Ibar, sigue en un corredor de la muerte de Estados Unidos, a la espera de que el tribunal supremo de Florida acepte la repetición del juicio en el que fue condenado.

Edificios de varias ciudades del mundo se iluminan contra la pena de muerte
Comentarios