martes 31.03.2020
OPERACIóN URBANíSTICA VALORADA EN 66,6 MILLONES

Ecologistas en acción recurre ante los tribunales la ampliación del estadio Santiago Bernabéu

Ecologistas en Acción ha presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por el permiso de construcción en suelos públicos de la Castellana

Presentan recurso contra la ampliación del Bernabéu

Ecologistas en Acción advirtió, el pasado mes de enero de las múltiples irregularidades de la Modificación Puntual del Plan General (PGOU) de Madrid que  permite la ampliación del estadio Santiago Bernabéu. Por ello esta organización ha recurrido la aprobación definitiva ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Además se congratula de la investigación abierta en la Comisión Europea sobre posibles “ayudas públicas ilegales” del Ayuntamiento de Madrid al Real Madrid Club de Fútbol.

La Modificación Puntual del PGOU de Madrid que Ecologistas en Acción ha recurrido permite la ampliación del estadio Santiago Bernabéu y la construcción de un hotel de lujo, un centro comercial y un aparcamiento subterráneo privados sobre suelos ahora públicos en el Paseo de la Castellana de Madrid, sin que se produzca contrapartida alguna para el conjunto de la ciudadanía.

Para comprender la trama hay que remontarse hasta 1991, cuando el Club acordó con el Ayuntamiento construir un aparcamiento subterráneo junto al Bernabéu y un paso peatonal subterráneo, en suelos públicos, a cambio de que se permitiera la construcción de un centro comercial (la Esquina del Bernabéu) en una zona verde y la ampliación del aforo del estadio en 20.000 localidades, colocando el nuevo graderío y las rampas de evacuación en el vuelo de suelos públicos. El Club nunca cumplió con su parte (el aparcamiento y el paso subterráneo) y pasó así a deberle al Ayuntamiento 2,8 millones de euros.

En 1998 Ayuntamiento y Real Madrid firmaron un convenio urbanístico para el desarrollo de la zona donde estaba la antigua Ciudad Deportiva. En esta operación el Club recibiría 64.000 millones de pesetas (385 millones de euros) y algunos terrenos en concepto de permuta, entre ellos una parcela en Las Tablas valorada (en aquel momento) en 488.000 euros. Sin embargo, la titularidad y el uso de la parcela no permitía su cesión, y este tema quedó pendiente hasta 2011, momento en el que el Ayuntamiento y el club decidieron firmar un nuevo convenio.

En 2011 la parcela de Las Tablas se tasó en 22,7 millones de euros (un valor 46 veces el de 13 años antes). Para compensar al Club por esta cesión frustrada, el Ayuntamiento le entregó cuatro terrenos de 8.000 m2 en la calle de Mercedes Arteaga (Carabanchel) aptos para construir chalés (valorados en 4,4 millones); una finca en Valdebebas de 3.000 m2 para oficinas y hoteles (8,7 millones); y una franja de tres metros de ancho alrededor del Santiago Bernabéu, donde ya se levantaban los pilares y contrafuertes del estadio (6,9 millones). Los 2,8 millones que faltaban para cuadrar las cuentas son los que corresponden a la deuda de 1991 por aquel aparcamiento que no se construyó (ésta cantidad no se actualiza sin embargo).

Con la actual Modificación Puntual, el Club devuelve al Ayuntamiento los 8.000 m2 de Carabanchel, pero mantiene el permiso de edificabilidad (5.577 m2) que pasa a integrarla a su centro de ocio en la Castellana. Y eso a pesar de que resulta evidente que no tiene el mismo valor el metro cuadrado residencial en Carabanchel que el metro cuadrado comercial en la Castellana, en pleno centro financiero de la capital.

El resultado final de todas estas idas y venidas de suelos públicos y edificabilidades es que el Real Madrid C.F. amplía y cubre su estadio, construye un hotel y centro de ocio de 12.250 m2 y un aparcamiento subterráneo privado en la Castellana. La operación urbanística está valorada en 66,6 millones. ¿Y la ciudadanía de Madrid que recibirá a cambio? Una parcela de 5.216 metros cuadrados en la esquina del Bernabéu para zona verde, que ya lo era antes de 1991, y cuatro parcelas en Carabanchel, que ya eran de titularidad pública antes de que en 2011 el Ayuntamiento se las cediera al Club, y que éste devuelve pero quedándose con la edificabilidad para su centro de ocio. La desproporción de beneficios habla por sí misma.

Por estos motivos, y por entender que las políticas públicas no deben estar al servicio de entidades privadas, por muy legítimas que éstas sean, esta organización ha decidido recurrir esta operación ante los tribunales. En las próximas semanas lanzará una campaña de crowdfunding (financiación colectiva mediante microdonaciones) para hacer frente a los gastos del proceso judicial, para lo que solicitará la colaboración de la ciudadanía madrileña que podrá de esta manera defenderse de este nuevo saqueo de lo público para beneficio privado.

Ecologistas en Acción quiere dejar claro que este recurso no va dirigido contra el equipo de fútbol del Real Madrid ni contra sus socios y aficionados, sino contra una decisión tomada por las administraciones públicas en connivencia con la cúpula dirigente del Club de Fútbol que atenta contra el interés general de la ciudad.

Ecologistas en acción recurre ante los tribunales la ampliación del estadio Santiago...
Comentarios