sábado. 02.03.2024
intereconomia
El tertuliano que se hace llamar periodista.

La Cadena Intereconomía ha hecho un llamamiento a sus espectadores para recaudar fondos con el fin de pagar la multa impuesta al tertuliano Eduardo García Serrano por los insultos propinados a la exconsejera catalana de Salud Marina Geli (PSC) en junio de 2010.

El juzgado Penal número 20 de Madrid ha condenado al Grupo y a García Serrano a pagar 18.000 euros de multa (el fiscal había solicitado una multa de 3.600 euros y una indemnización de 20.000) y a notificar la sentencia en la cadena.

El 3 de junio de 2010, García Serrano insultó gravemente a la consejera en la tertulia ‘El Gato al Agua’ por una web elaborada por la consejería sobre educación sexual, Sexejoves.gencat.cat. El tertuliano soltó por su boca toda clase de insultos, desde “guarra” a “puerca” y hasta “zorra repugnante”, y contó además con la connivencia del resto de compañeros de tertulia, algunos incluso se rieron de sus gracias.

Para más Inri, Intereconomía, lejos de retractarse por dejar que un personaje de esta calaña hiciera esos comentarios en plató, le ha situado poco menos como una víctima y ha hecho un llamamiento para que la audiencia de la cadena colabore económicamente con el fin de pagar la multa. Es tal la desvergüenza que al hora de relatar lo ocurrido, señalan que el tertuliano ha sido condenado a pagar dicha multa por sus críticas a la web sobre educación sexual pero omiten los insultos de García Serrano, todo un despropósito que afortunadamente los tribunales han sabido resarcir en defensa y el honor de Marina Geli.

La desvergüenza de Intereconomía no tiene límites