jueves. 25.07.2024
sindicato_inquilinos
Protesta del Sindicato de Inquilinas

Nada menos que 40 viviendas propiedad de la empresa Blackstone podrían ser desahuciadas próximamente si no lo impiden los tribunales. El ‘Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid’ denuncia que este “fondo buitre” prepara “una ola de desahucios” y acusan a la presidenta regional Isabel Díaz-Ayuso de no hacer nada por evitarlo.

SUBIDAS EN LOS ALQUILERES DE HASTA EL 100%

El próximo 6 de junio arrancan los 40 procesos judiciales previstos en los juzgados de Alcorcón. Hace más de un año que estas 40 familias recibían un burofax en el que la empresa, una de las mayores tenedoras de pisos de España y del mundo, les informaban de subidas en los alquileres de hasta el 100% de la cuota actual. A los inquilinos solo se les daba dos opciones: o aceptaban la subida o se tenían que marchar de la vivienda al no renovarse su contrato de alquiler. A partir de ahí, comenzó una lucha de las familias que ha llegado a los tribunales.

El Ayuntamiento de Alcorcón ha mostrado su interés en mediar en el conflicto, pero de nada ha servido. El sindicato afirma que “tras un año de coacciones, presiones y amenazas por parte del fondo buitre, las inquilinas tienen claro que seguirán organizadas y no se marcharán de sus casas”. Exigen la “paralización inmediata” de todos los procesos judiciales y una mesa de negociación colectiva para poder firmar nuevos contratos “sin subidas abusivas”.

SUBIDAS ILEGALES SEGÚN LA NUEVA LEY DE VIVIENDA

Según la regulación de alquileres incluida en la nueva Ley de Vivienda, todas estas subidas serían ilegales y ninguna de estas personas se estarían enfrentando a un desahucio. “La inacción de Isabel Díaz Ayuso y el PP de Madrid frente a los fondos buitre y la especulación inmobiliaria supone que estas prácticas abusivas seguirán siendo legales en la Comunidad de Madrid, ya que los grandes propietarios solo verán los precios de sus inmuebles en alquiler limitados en aquellas Comunidades Autónomas que así lo establezcan al decretar zonas tensionadas”, denuncia el sindicato

Esto supondrá que filiales de Blackstone como son Testa y Fidere podrán imponer subidas ilimitadas a sus más de 13.000 inquilinos y proceder a desahuciarlos si no aceptan el abuso. “Estas personas, que hace más de una década accedieron a un alquiler social del parque público de vivienda o viviendas de protección oficial, ahora sufren las consecuencias de la venta de sus viviendas a fondos internacionales que fueron bienvenidos a España con el único objetivo de especular”, señala el Sindicato.

PROCESOS ANTERIORES

No es la primera vez que un caso así tiene lugar en Madrid. En 2019, más de 80 hogares de Blackstone también se enfrentaron a esta situación. Esas familias tampoco aceptaron las subidas abusivas. Tras dos años de lucha, consiguieron que los tribunales les dieran la razón y, después de establecer una negociación colectiva, firmaron nuevos contratos de alquileres asequibles con una duración de 7 años.

El sindicato también logró en 2021 una negociación colectiva con Blackstone y nuevos contratos.

Denuncian que un fondo buitre prepara una "ola de desahucios" en Madrid