sábado 06.06.2020

Cuarto de ESO 'orientará' a los alumnos para que se decidan entre Bachillerato y FP

Es una de las propuestas que ha presentado el ministro de Educación quien, no obstante, recuerda que cualquier reforma en este sentido tiene que contar con el apoyo de dos tercios del Parlamento.
> La propuesta del PP 'irrita' al PSOE
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.1.2010

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha propuesto a los consejeros autonómicos del ramo que 4º de la ESO se convierta en un curso "orientador" que ayude a alumnos a decidirse entre cursar bachillerato o inclinarse por la Formación Profesional (FP) para lograr que en 2020 el 85 por ciento de los estudiantes obtengan un título que garantice su empleabilidad.

Tras la Conferencia Sectorial de Educación y durante una comparecencia ante la prensa, el ministro ha recordado que la introducción de esta reforma sólo sería posible con una modificación normativa que requerirá "el apoyo de dos tercios del Parlamento como gesto de lealtad institucional". "No queremos que ninguna nueva medida sea imperativo del Gobierno sino que se acepte de forma consensuada", ha asegurado. Esta propuesta de apoyo parlamentario es un gesto de "convicción y lealtad", ha dicho el ministro, con el Pacto Social y Político por la educación.

La propuesta planteada por Gabilondo significa que los alumnos del último año de la educación obligatoria (4º de ESO) tendrán que optar entre el Bachillerato y una FP de grado medio. Aquellos que al terminar tercero de ESO no estén en condiciones de elegir entre las dos alternativas podrán optar entre repetir este curso, cursar un programa de diversificación curricular o apuntarse a un Programa de Cualificación Profesional Inicial, con una duración de dos años. En la práctica, ha dicho el ministro, el Bachillerato se refuerza a partir del tercer curso de ESO, es decir, desde el momento que los alumnos se deciden por esa opción. .

Todas esta propuestas han sido presentadas por Gabilondo en un documento de cien medidas que contempla, entre otras cosas, las "convalidaciones recíprocas" entre las materias de Bachillerato y los módulos de FP para facilitar el cambio de opción de los alumnos que lo deseen.

Habrá una evaluación externa, competencia del Instituto de Evaluación, en sexto de Primaria y tercero de ESO y anualmente habrá propuestas de medidas específicas para objetivos concretos vinculados a una memoria económica, con aportaciones del Gobierno central y de los autonómicos. El ministro ha defendido que los alumnos sigan formándose al menos hasta los 18 años, aunque no obligatoriamente.

Cuarto de ESO 'orientará' a los alumnos para que se decidan entre Bachillerato y FP
Comentarios