domingo. 03.03.2024
Foto: Pixabay

Los españoles cada vez nos estamos volviendo más previsores para organizar las vacaciones del verano. La improvisación de última hora está pasando a la historia para la mayoría de nosotros. Sabemos que si las organizamos con tiempo conseguiremos mejores lugares y a un precio más razonable.

Los años de pandemia y la posibilidad de comparar posibilidades a través de internet nos está convirtiendo en viajeros prudentes que buscamos sitios con personalidad, de calidad, a poder ser evitando las grandes concentraciones de personas y que conviertan en algo “especial” o "único" nuestras escapadas.

Por eso páginas web como Holidu son cada vez más consultadas ya sea para organizar las vacaciones en la costa del sol, en las islas afortunadas o en las playas levantinas.

En este sentido debemos reconocer que los españoles somos unos privilegiados. No es casualidad que más de 80 millones de turistas nos visiten cada año. (De los cuales 18 van a la Costa del Sol). Vienen porque durante decenas de años hemos sido capaces de generar unas infraestructuras y una oferta de ocio, cultura y gastronomía, que junto a unos precios competitivos (por lo menos hasta ahora) llevan a millones de ingleses, alemanes, franceses o nórdicos a elegir nuestro país como destino.

Con esta zona de España ocurre lo mismo como con lugares míticos como París, Nápoles o las rías gallegas. Por lo menos hay que visitarlas una vez en la vida

Por otra parte eso nos lleva a los españoles a tener en cuenta esa realidad y optar lo antes posible a decidir dónde vamos y en que fechas de acuerdo con nuestros trabajos y los calendarios laborales y escolares tratando de conseguir las mejores ofertas, con la garantía de no encontrarnos con sorpresas cuando lleguemos al destino. 

Por ello es importante que las empresas con las que contratamos o las páginas web a través de las que realicemos las gestiones nos garanticen con su experiencia y profesionalidad una información real y ajustada a las prestaciones reales de los apartamentos, hoteles, campings o residencias que se ofertan.

Tener una información actualizada y no obsoleta, ofrecer la garantía de entidades solventes y fiables que cumplan con las expectativas es el comienzo de unas buenas vacaciones. No merece la pena jugársela en este sentido y conviene acudir a profesionales y páginas webs consolidadas con muchos años de experiencia a sus espaldas.

En la Costa del Sol española se encuentra una de las mejores ofertas turísticas del mundo como así es reconocido por millones de personas que la visitan desde los años sesenta del siglo veinte. Cuenta con playas perfectamente equipadas, pueblos blancos preciosos para excursiones, empresas de turismo activo, excelente gastronomía de mar y montaña, la más amplia oferta de campos de golf de Europa y miles de apartamentos con piscina en primera línea de playa o muy cerca de ella.

La mayor parte de los españoles optamos por el vehículo privado para nuestras vacaciones, pero de no ser así la costa del Sol cuenta con aeropuertos, AVE, trenes de cercanías y estaciones de autobuses en todas las localidades que hacen muy fácil y rápidos los desplazamientos.

Málaga capital se ha convertido en un polo de atracción cada día más potente gracias a sus playas y a su oferta cultural con museos como los de Pablo Picasso o el Thyssen. Ronda o Antequera ofrecen un patrimonio cultural impresionante y requieren una visita obligada.

La Costa del Sol dispone de un clima privilegiado. Con temperaturas medias anuales de 19 grados y más de 300 días de sol al año se está convirtiendo en un lugar muy solicitado no sólo para el turismo sino también para la instalación de empresas tecnológicas vinculadas al mundo de Internet y la inteligencia artificial que están construyendo sus centros de trabajo allí, debido en gran parte al interés de muchos trabajadores en elegir ese tipo de zonas geográficas para instalarse de forma permanente.

Las buenas conexiones internacionales y el desarrollo de programas de apoyo por parte de las administraciones públicas a las redes digitales están suponiendo asimismo la instalación de muchos “nómadas digitales” en la Costa del Sol.

Este desarrollo se está haciendo paralelamente al mantenimiento de espacios naturales como el Peñón del Cuervo, las dunas de Artola, los acantilados de Maro-Cerro Gordo o la desembocadura del río Guadalhorce.

En cuanto al turismo de “lujo” basta con nombrar lugares como Puerto Banús, Marbella o las Chapas para hacernos una idea del conocido ambiente que se vive por allí. Caso de elegir la montaña podemos optar por la Cordillera de Antequera o la Sierra de las Nieves en el noroeste. De pocos es conocido que Málaga es fundamentalmente una provincia muy montañosa. Recientemente ha sido restaurada y mejorada en seguridad y accesos la antigua vía del tren sobre el Desfiladero de los Gaitanes, El Caminito del Rey, para el que también hay que sacar las entradas con tiempo para no quedarte sin ellas.

Las fiestas más conocidas, aparte de la semana santa de Málaga están su Feria de Agosto y en Marbella el Starlite Festival, encuentro musical y cultural de primer nivel.

Obviamente la mayor ocupación y los precios más altos de alquiler de la zona se producen en los meses de Julio, Agosto y Septiembre. Los meses con la ocupación más baja y con mejores precios son abril, mayo y marzo.

Empresas como Holidu ponen a tu alcance la oferta de más de 142 proveedores diferentes y aproximadamente unas 24.000 propiedades en la Costa del Sol.

Con esta zona de España ocurre lo mismo como con lugares míticos como París, Nápoles o las rías gallegas. Por lo menos hay que visitarlas una vez en la vida.

La Costa del Sol, un lugar ideal para las vacaciones durante todo el año