jueves 13/8/20
CONSUMIDOR RESPONSABLE

¿Cómo ahorrar agua y energía en vacaciones?

CECU porpone una serie de medidas para cuidar el medioambiente y ahorrar en las facturas. 

¿Cómo ahorrar agua y energía en vacaciones?

CECU quiere llamar la atención sobre nuestras actitudes durante el verano y ofrecer recomendaciones que ayuden a que, también cuando nos encontramos de vacaciones, seamos cuidadosos con el medioambiente. En este sentido, es especialmente importante el consumo responsable de agua y energía, algo que nos permitirá no sólo cuidar nuestro entorno sino también ahorrar en nuestras facturas.

Ahorro de agua: Especialmente importante en los meses de verano, cuando menos llueve en muchas comunidades. Así podemos ahorrar: 

  • No hay que confundir valor y precio: aunque no se pague directamente el agua que se gasta en vacaciones (por ejemplo, en un hotel o un camping) hay que pensar en que es un bien escaso.
  • Si en su chalet o apartamento tiene jardín, se debe regar al amanecer o al atardecer para evitar la evaporación, se ahorrará hasta un 30% de agua. El sistema de riego más eficiente es el de goteo. Es mejor elegir plantas propias del lugar y recordar que el césped es un gran consumidor de agua ya que absorbe hasta el 70% del riego, por lo que podría ser interesante buscar alternativas.
  • En cuanto a la piscina privada, si pensamos construir una es recomendable no hacerla excesivamente profunda (unos 2 metros de máximo). Hay que comprobar que la piscina no tiene fugas y es necesario instalar sistemas de depuración adecuados al tamaño de la piscina para evitar rellenarla.
  • Y siempre es esencial: ducharse en vez de bañarse (un baño gasta cuatro veces más), usar grifos monomando para evitar goteos (una gota por segundo supone 30 litros al día), poner la lavadora y el lavavajillas cuando estén a plena carga, instalar inodoros con sistema de media descarga y atomizadores en los grifos.

Ahorro de energía: En verano el consumo de electricidad se dispara debido a la masiva utilización del aire acondicionado, especialmente en los días de más calor. Para tratar de reducir este consumo, estas son algunas ideas:

  • El aire acondicionado, sólo si es necesario: estos aparatos son los grandes consumidores de energía durante el verano. Es preferible tratar de  aprovechar la ventilación de la casa o usar un ventilador, pero si es necesario usarlo debe hacerse siempre con el termostato alrededor de los 25 grados. Si queremos comprar un aparato, es fundamental que tenga una buena eficiencia energética. Los comercios deben evitar mantener sus puertas abiertas con la climatización puesta, ya que esto supone un derroche de energía innecesario.
  • En el transporte: cuando se pueda, es preferible caminar, ir en bici o coger el transporte público. El verano puede ser un buen momento para cambiar de hábitos de transporte y conocer el transporte público: interesarse por los trayectos, las líneas y los abonos puede hacer que nos demos cuenta de que puede ser más rápido y económico que coger el coche.
  • En casa: La lavadora y el lavavajillas deben estar llenos cuando los usemos (además, algunos tienen programas de lavado ecológicos que ahorran agua y energía), es preferible usar el gas antes que la electricidad y reducir el consumo innecesario: apagar las luces, utilizar bombillas de bajo consumo o evitar la posición de stand-by de los electrodomésticos pueden ser algunas medidas.

¿Cómo ahorrar agua y energía en vacaciones?
Comentarios