viernes. 23.02.2024
multitud caritas pixabay
Imágenes: Pixabay

Muchos de los trastornos psicológicos tienen su origen léxico-etimológico en la mitología griega y romana. Ambas civilizaciones construyeron mitos para explicar comportamientos humanos que derivan en síndromes o enfermedades mentales, algunos de los cuales son bastante comunes en nuestro tiempo.

En esta nueva entrega del doctor en psiquiatría José María Manzano, os contamos la historia de cinco de esos mitos que describen los síntomas de distintos complejos humanos, todos ellos derivados de la inseguridad o la falta de autoestima a la que a veces nos abocamos.

Eróstrato, Hera, Hefesto, Hybris y Diógenes son los nombres con los que la psicología y psiquiatría describen conductas tales como la manía, la obsesión, los celos, la perturbación, la psicosis, en ese cesto de debilidades humanas que tienen mucho que ver con la sociedad actual.

Te contamos cuáles son.


Complejo de Eróstrato o síndrome neocapitalista

pixabay

El neocapitalismo salvaje es el caldo de cultivo de este síndrome que bebe de las turbias aguas del individualismo desbocado, el ansia de eternidad, la avaricia o el egoísmo.

El complejo de Eróstrato nos desvela una personalidad con escasa autoestima que busca la fama con desenfreno y que puede derivar en comportamientos sin escrúpulos por el ansia de poder.

El afán de notoriedad del mito griego Eróstrato y el deseo de inmortalidad le llevaron a convertirse en un incendiario.

Continúa leyendo…


El complejo de Hera se ha disparado con la aparición de las redes sociales

celos

Celos, venganza, violencia, son los rasgos que conforman este trastorno que debe su nombre a la diosa Hera en la mitología griega, o Juno, en la romana.

Nos cuenta José María Manzano que este síndrome se ha incrementado con el fenómeno de las redes sociales. Distintos estudios muestran que una buena parte de los divorcios actuales tiene que ver con el uso de Internet o de plataformas como Facebook, Twitter o WhatsApp, entre otras.

Los celos surgen de una personalidad con falta de autoestima y con ciertos rasgos narcisistas.

A Hera la comieron los celos por Zeus. Su disputa con Atenea y Afrodita por ver quién era ‘la más bella’ en el llamado Juicio de Paris fue el desencadenante de la guerra de Troya.

Continúa leyendo…


Personajes famosos candidatos a padecer el complejo de Hefesto

inseguridad

Hefesto, dios del fuego en la mitología griega, fue la inspiración para describir un trastorno en personas que buscan constantemente la aceptación social.

Repudiado por su madre Hera, que le arrojó al mar nada más nacer por su fealdad, Hefesto personaliza un mito ligado a un síndrome también muy común en la actualidad.

En Hefesto confluyen las ansias de superación, pero también de venganza y deseos. Al ‘dios feo’ del Olimpo también se le describe como el dios ‘más humano.

José María Manzano nos desvela en este post qué personajes famosos pueden padecer este trastorno.

Continúa leyendo…


Cómo el complejo de Hybris afecta a algunos políticos de nuestro tiempo

pajaro

Si en el anterior post hablamos de personajes famosos, en este nos vamos con un síndrome que afecta a algunos dirigentes políticos de la sociedad actual, aquellos que se aferran con uñas y dientes al poder y hacen lo imposible por no soltar la presa de sus fauces, en sentido figurado.

Hybris, Petulandia en la mitología romana es la diosa de la insolencia, el orgullo y la arrogancia. Una personalidad sin mesura alguna que siembre el caos allá donde vaya.

En este punto entramos en el campo de la ética política y en una personalidad muy conocida por todos que, para el doctor Manzano, es el paradigma de la trasgresión.

¿Quieres saber quién es?

Continúa leyendo…


El complejo de Diógenes: un viejo conocido de la psiquiatría

barril

Terminamos con Diógenes, el filósofo del cinismo y el único ser real y humano de esta entrega de dioses griegos y romanos.

Este síndrome se caracteriza por un total abandono personal y social y un aislamiento voluntario. También por la obsesión de acumulación de objetos y basura, que pueden sufrir principalmente las personas mayores de 65 años, casos estos habituales en ancianos que viven en soledad y abandono y que con frecuencia vemos en los medios de comunicación.

Algunos expertos discrepan en la denominación de ‘Diógenes’ para este trastorno, pues el filósofo era un ejemplo de austeridad y sobria existencia: Vivía en la calle, dormía al aire libre tapado por su capa y tenía por casa un barril.

De hecho, el para algunos ‘mal llamado síndrome de Diógenes’ ni siquiera está aceptado como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “No está reconocido en los manuales diagnósticos internacionales”, nos dice el autor del post.

Continúa leyendo…

Los cinco complejos (síndromes) más comunes de nuestro tiempo