miércoles. 17.04.2024
ecommerce

El mundo ya no es el mismo que hace unos años. La pandemia nos ha enseñado el verdadero significado de la digitalización y la forma en que percibimos los negocios ha cambiado por completo. Con la repentina suspensión de las transacciones en persona, el mundo ha centrado su atención en el ámbito digital: los negocios de todo el mundo están expandiéndose en línea.

La tecnología ha influido demasiado en el comercio a nivel mundial. Los establecimientos tradicionales están emigrando al 2.0 porque allí empiezan a haber más y mejores oportunidades para casi todos los sectores de la industria global. 

España no es la excepción: La migración del comercio español en línea ha sido simplemente asombrosa, y entre tantos sectores cada vez más establecidos, las tiendas de alimentación y ropa y las casas de apuestas, según la fuente, son los líderes del comercio digital en el país ibérico.

En España, más de 30% de establecimientos tradicionales han implementado versiones digitales de sus negocios y muchos de ellos han emigrado de manera absoluta al mundo de las ecommerce.¿Qué podemos esperar en el futuro? Pues el panorama es alentador si se compara con todo lo que representó la cuarentena en 2020. 

¿Cómo ha influido la tecnología en los negocios tradicionales en España?

En 2022, España ha experimentado una migración masiva a Internet por parte de los establecimientos comerciales y tradicionales. Para ser más precisos, un 25,3% de los establecimientos que en 2021 permanecían en el comercio físico tradicional, ahora han cuando menos implementado sus versiones en ecommerce para ser parte de una industria digital cada vez más robusta y establecida en España. El comercio en línea se está convirtiendo cada vez más en el modo preferido de compra en España.

Cada vez más negocios están desarrollando sus propias aplicaciones o, al menos, creando páginas web que satisfacen las necesidades de los consumidores expertos en tecnología. Ofrecen una amplia gama de productos y servicios, incluyendo ropa, electrónica, alimentos, viajes, apuestas deportivas y otros entretenimientos. Las dos ramas que presentan mayor volumen de transacciones diarias son las de alimentos y bebidas y las de juegos de azar. 

Los restaurantes, las tiendas de ropa y calzado y los sitios de apuestas online lideran el mercado en una industria digital que no para de crecer en España. 

Antes, durante y después de la pandemia

Desde antes de la pandemia, el sector del iGaming (como se le conoce a los casinos en línea y las plataformas de apuestas deportivas por internet) ya se encontraba en gran crecimiento en España. 

No es casualidad que exista un organismo de gran talla en la industria como la DGOJ, quien se encarga de velar por la regulación de los juegos de azar en España y que hoy por hoy es referente internacional.   Sin embargo, para 2020 y por Real Decreto, la propia industria del juego digital en España evolucionó aún más y su regulación se terminó por afianzar.

Si bien el casino online forma parte del mundo del entretenimiento online en España, son las apuestas en deportes las que se llevan los mayores reflectores.   No es casualidad que los establecimientos de apuestas estén todos creando portales web para ofrecer sus productos y servicios en línea. Además, esto es sin mencionar la ola de operadores internacionales que quieren formar parte del mercado español. 

What are the driving forces of e-commerce?

El crecimiento del comercio electrónico en España está influenciado por diversos factores, incluyendo la tecnología, el comportamiento del consumidor y las regulaciones gubernamentales. La proliferación de infraestructura digital, como redes de banda ancha de alta velocidad y redes móviles, así como los teléfonos inteligentes y dispositivos móviles, ha facilitado que los consumidores accedan a plataformas de comercio electrónico desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Los consumidores españoles cada vez recurren más a los servicios en línea por su conveniencia, asequibilidad y variedad, formando así un claro patrón de comportamiento del consumidor. Además, muchos consumidores españoles se sienten más cómodos con los métodos de pago en línea, que ofrecen mayor seguridad y comodidad que los métodos de pago tradicionales.

Principales sectores en emigrar a las versiones digitales en España

Miremos con mayor detalle y precisión cómo están distribuidos los sectores del comercio electrónico en España:

  1. Moda
  2. Restaurantes y turismo
  3. Apuestas deportivas
  4. Tiendas de alimentación
  5. Almacenes
  6. Transporte
  7. Entretenimiento por suscripción
  8. Espectáculos
  9. Finanzas, educación, y otros sectores terminan la lista.

¿Qué esperar respecto al impacto de la tecnología en los establecimientos comerciales tradicionales en España?

Aunque la migración del comercio en línea en España no está exenta de desafíos, siendo el principal garantizar la seguridad de las transacciones en línea, el panorama es positivo en cuanto a la fluidez económica se refiere. Las plataformas en línea ofrecen a los consumidores una forma conveniente, accesible y asequible de obtener servicios de alta calidad, y cada vez más se convierten en el modo preferido de interacción con las empresas para muchos consumidores españoles.

En general, se espera un incremento aún mayor en la migración de tiendas tradicionales que abren sus propios sitios web. Las previsiones apuntan a que este año podría terminar con un aumento aún mayor que el anterior. Todo esto sin duda alguna significa un impacto realmente considerable por parte de la tecnología en la industria comercial española, y aún falta mucho por ver. 

Cómo el сomercio tradicional español se está migrando en línea