#TEMP
domingo. 03.07.2022
Participa en nuestra encuesta del día


El Sector de Carretera y Logística de CCOO ha valorado “positivamente” el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). No obstante, considera que este acuerdo supone “pagar una factura para intentar parar un conflicto que no perjudique la actividad económica de país y deje de secuestrar a la ciudadanía, y que subvenciona de manera arbitraria al sector en general sin discriminar necesidades en las ayudas directas”.

El sindicato espera que sirva para finalizar el conflicto y que “el país y la ciudadanía recuperen la normalidad”. “Hemos asistido –señala en su comunicado- a una movilización que no ha sido una huelga ni un paro patronal, al no haber sido legalizada en base a ninguna previsión legal, jaleada irresponsablemente por una parte del arco político, aprovechando la situación de desesperación de los más débiles en la cadena de subcontratación, estando solo en peores condiciones el personal asalariado”.

Para CCOO, la “lluvia de millones a los empresarios del sector” debería ir acompañada de medidas que “hagan cumplir socialmente con la cadena de contratación por debajo de ellos y con su personal asalariado”. “Hay que exigir –aclaran- el cumplimiento de los convenios colectivos, evitar y perseguir el fraude generalizado en dietas, el no pago de todas las horas trabajadas, el fraude con respecto al trabajador autónomo dependiente, etc.”.

CCOO añade que, al igual que sucedió con el acuerdo del mes de diciembre, se sigue negociando únicamente con las patronales del sector y no con todos los interlocutores. “El ministerio practica una suerte de lobby que debe convertir en diálogo social con los agentes sociales. Una deuda pendiente que le abocará a un nuevo conflicto”.

El pasado mes de noviembre, el Sector de Carretera y Logística de FSC-CCOO solicitó por escrito a la ministra de Transportes la creación de una Mesa Social del Transporte y, en diciembre, entregó en mano a la secretaria de Estado de Transportes una batería de propuestas para un plan social de recuperación del sector.

El sindicato considera que la creación de esta mesa de diálogo podría haber evitado el conflicto actual. “Seguimos insistiendo en que los problemas no se solucionan solo con el acuerdo de una de las partes, ni únicamente subvencionando el precio de los combustibles a los transportistas y ayudas directas indiscriminadas. La solución requiere tratar de manera integral los problemas de toda la cadena de distribución, la responsabilidad social con el personal asalariado y no solo con las empresas”.

“El sector del transporte –asegura CCOO- se ha degradado en un proceso de deslaboralización y atomización del sector, donde miles de personas autónomas y pequeñas empresas sufren la falta de poder de negociación frente a los grandes distribuidores, así como la escalada de los precios de los hidrocarburos determinados por un reducido número de empresas oligopolistas.”

En opinión de CCOO el compromiso de presentar un proyecto de ley para aplicar al sector del transporte de mercancías por carretera los principios de la Ley de la Cadena de Alimentaria, es “una oportunidad para reestructurar un sector regido por las normas del neoliberalismo más salvaje, que como siempre, debe ser rescatado con dinero público”.

En la negociación de ese proyecto de Ley –subrayan- “el Gobierno debe convocar una mesa tripartita con presencia de las personas asalariadas del sector. Si no se nos escucha y se abre una mesa para resolver las cuestiones sociales y laborales de los trabajadores y trabajadoras del sector, nos veremos abocados a movilizaciones”.

CCOO urge a resolver los problemas estructurales del transporte