#TEMP
domingo 22/5/22
CAÑADA REAL

Los recortes “atropellan” el derecho a la educación de los niños de la Cañada Real

El derecho a la educación es un derecho protegido constitucionalmente que “a los niños de la Cañada Real se les hurta”, aludiendo a la falta de recursos económicos de la Consejería, recuerda CCOO.

La Consejería se escuda en que “este alumnado es muy absentista y que por eso no hacen falta plazas para todos”, critica CCOO

La Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CCOO denuncia que los recortes de la Consejería de Educación "están dificultando el ejercicio derechos básicos". Además del muy negativo impacto que la eliminación de becas de comedor está teniendo en la alimentación del alumnado socioeconómicamente más desfavorecido, se asiste también a la restricción del derecho a la educación que supone la falta de transporte escolar público para el alumnado que vive en la zona de la Cañada Real.

Ya en cursos pasados la Consejería tomó decisiones sobre el alumnado de esta zona (concretamente la conocida como “El Gallinero”) -recuerda el sindicato-, "que vulneraban la normativa y afectaban a su normalizada integración social". Así sucedió con la creación de un centro específico para atender a este alumnado, fuera de la red pública, gestionado por una ONG, y ubicado en el Distrito de Carabanchel; una especie de “guetto escolar” al que la FREM-CCOO se opuso totalmente, y que este curso ha eliminado la Consejería.

El derecho a la educación es un derecho protegido constitucionalmente y por la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que "a los niños de la Cañada Real se les hurta", aludiendo a la falta de recursos económicos de la Consejería, al reducir la ruta escolar a un solo autobús, en el que no cabe todo el alumnado que debe ser escolarizado. Esto supone que unos 30 alumnos de esta barriada no pueden acudir diariamente a sus centros educativos en el Distrito de Villa de Vallecas (principalmente alumnado de la ESO en los IES Santa Eugenia y Villa de Vallecas).

Parece que la Consejería se escuda en que “este alumnado es muy absentista y que por eso no hacen falta plazas para todos”. Lo que sucede es que prioriza el transporte para los más pequeños y para quienes están en las primeras paradas de recogida, e impone a quienes no caben en ese autobús el absentismo, que en sus discursos es una de las deficiencias educativas que quieren combatir. La situación se convierte en una deficiencia social grave por cuanto las familias disponen de mínimos recursos propios, que los niños suelen paliar en la escuela pública, en muchas ocasiones su único espacio de integración social y oportunidades de futuro.

La comunidad educativa de los centros en los que deben escolarizarse denuncia y rechaza la solución adoptada por la Consejería y exige que la ruta recupere los vehículos que sean necesarios para transportar a todo el alumnado que debe ser escolarizado.

Desde la FREM-CCOO denuncian "esta injusticia" y exige que se restituya ya el derecho a la educación de los niños que residen en la Cañada Real, para lo que es imprescindible que se dote a la ruta escolar de esa zona con todos los autobuses necesarios para la escolarización de todo el alumnado que lo necesite.

Los recortes “atropellan” el derecho a la educación de los niños de la Cañada Real
Comentarios